Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Los miembros pertenecientes a la OMC (Organización Mundial del Comercio) han acordado prolongar una decisión ministerial en torno a los derechos de aduana en el comercio electrónico global hasta el año 2017; esto en el marco de la Conferencia Ministerial de la misma organización, con sede en Nairobi, Kenia, a celebrarse en diciembre de 2015.

La OMC y los derechos de aduana

Éste es un tema que viene rondando en la OMC desde diciembre de 2013, año en que su Conferencia Ministerial se celebró en Bali, Indonesia. Desde entonces, la moratoria existente sobre el comercio electrónico se ha extendido, absteniéndose así el organismo del hecho de dictar una normativa que permita establecer derechos de aduana sobre las transferencias y el comercio electrónico.

Click To Tweet

Así, la decisión sobre los derechos de aduana será transferida (de nueva cuenta) hacia la próxima Conferencia Ministerial de la OMC, que se se celebrará en el 2017. Será en ese año cuando el proyecto de decisión sobre el comercio electrónico y los derechos de aduana tome forma, en base a los exámenes periódicos de esta materia que se generen sesiones de julio y diciembre de 2016 y julio de 2017.

Esto, a grandes rasgos, significa que no existirá (al menos por 2 años más) un régimen global que solicite a los distintos miembros de la OMC establecer un derecho aduanal sobre productos adquiridos a través de portales de comercio electrónico.

¿Mayores costes internacionales o empuje hacia el eCommerce local?

Se desconoce aun con exactitud las repercusiones que se podrían generar de instaurar un derecho aduanero sobre productos adquiridos vía comercio electrónico. A grandes rasgos, esto significaría tener que pagar extra si el producto que tu adquieres es enviado desde otro país a la hora de su compra.

Estos costes extra, unidos al pago de impuestos sobre el valor agregado (IVA) posiblemente marginarían al consumo “local” (es decir, dentro de un mismo país), lo que es hasta cierto punto algo bueno para las pymes, pero repercutiría en otras grandes compañías internacionales como Amazon o eBay (en compras internacionales, claro está).

Entre tanto, Europa ya toma cartas en el asunto al menos desde la zona fiscal. En el mes de septiembre, la Comisión Europea lanzó una consulta con el objetivo de identificar las distintas formas en las que se puede simplificar el IVA en eCommerce en Europa. Este proceso de consulta llevaría a la elaboración de un borrador de propuesta legislativa en  2016, como parte íntegra de la estrategia de mercado único digital europeo.

Click To Tweet

¿Qué opinas? ¿Cómo crees que repercutiría un cobro de derechos de aduana en el eCommerce global?

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario