Facebooktwitterlinkedin

Las primeras palabras que vienen a la mente cuando pensamos en cómo ha sido este año 2020 son coronavirus, distancia social, cuarentena e incertidumbre. Pero, a pesar de los efectos negativos de la nueva normalidad, esta ha empujado el desarrollo del comercio electrónico en todo el mundo. Las empresas, que antes apostaban por hacer negocios offline, con el fin de sobrevivir se vieron obligadas a encontrar alternativas de vender online. La inestabilidad laboral también ha provocado que un gran número de personas comenzara a buscar alternativas para ganar dinero en Internet. Dichos factores favorecieron el desarrollo de diferentes canales de marketing online, en particular, el marketing basado en resultados. 

En el caso de Admitad la plataforma registraba un crecimiento de la cantidad de compras en España todos los meses del 2020, excepto marzo (como se puede observar en el gráfico). A pesar de que había anunciantes, principalmente del sector turístico, que en primavera pararon temporalmente sus programas de afiliados, muchos optaron por mejorar sus condiciones de cooperación con los publishers. Por ejemplo, permitieron tipos de tráfico antes prohibidos por sus programas o establecieron escalas de bonificación adicionales, intentando asegurar el flujo de tráfico estable a sus páginas web. El marketing de afiliados demostró ser uno de los canales más eficaces durante el período de crisis, dado que dicho modelo consiste en que la empresa paga por las ventas realizadas y no por impresiones o clics, lo que permite reducir gastos.

Durante los primeros 5 meses del año, el cheque promedio fue un 15% inferior que en 2019. Aunque desde junio hasta noviembre este indicador fue unos 4 euros más que el año pasado.

En la imagen se puede ver las 10 categorías de productos cuya demanda creció más en 2020 en España, mientras que viajes y turismo, billetes y entradas, alquiler de coches, productos para coches, regalos y flores fueron las categorías cuya demanda bajó significativamente en comparación con el año anterior. Cabe destacar, que según los datos de ONTSI precisamente alojamiento de viajes, entradas para espectáculos y otros servicios para viajes se encontraron en el top 5 categorías de productos más comprados por Internet el año pasado en España.

Gracias a la crisis, cuando los departamentos de marketing de muchas compañías pararon, aplazaron o cancelaron campañas de marketing planeadas con anticipación, los influencers que tradicionalmente casi no trabajan con las redes de afiliados, acudieron a la afiliación, lo que les permitió seguir monetizando sus perfiles en las redes sociales. Entre los tipos de tráfico que demostraron el mayor crecimiento de ventas atraídas para las tiendas en España fueron dropshipping (279.52%), foros (102.19%), blogs (71.39%), messengers (48.95%) y cashback (33.78%). El siguiente diagrama demuestra qué canales de tráfico atrajeron más ventas para las marcas en España. 


Otro aspecto a señalar es que los españoles siguieron comprando con la versión desktop de las tiendas. Con el móvil se realizaron el 19.4% de las compras, lo que es el 6.2% menos que en 2019. Posiblemente, esto se ha debido al hecho de que los españoles pasaran más tiempo en casa, teniendo acceso libre a los ordenadores.

Afiliación y política de cookies

No obstante, en el 2020 el marketing de afiliación se ha enfrentado a nuevos retos relacionados con las políticas de cookies. 

Primero, a principios de febrero Google modificó las reglas de rastreo de acciones de los usuarios para las redes publicitarias, empezando a bloquear las cookies sin parámetros que confirmaran la seguridad. Además, a partir del año 2022 Google Chrome planea prohibir completamente el seguimiento de acciones y navegación de los usuarios entre sitios web mediante cookies. 

Segundo, en agosto Mozilla Firefox anunció ETP 2.0, su nueva política contra rastreo, con la que el navegador iba a eliminar cada 24 horas las cookies utilizadas por las plataformas de afiliados y otros servicios de rastreo. 

Cómo está afrontando la Afiliación el fin del seguimiento por cookies

En noviembre la AEPD puso en marcha nuevas medidas en el ámbito de uso de cookies, prohibiendo la utilización tanto de la modalidad de “seguir navegando” como forma válida de obtener el consentimiento como de los “muros de cookies”.

Las nuevas políticas pretenden evitar que se recopilen datos de los usuarios sin su consentimiento y limitar las posibilidades de rastrear las redirecciones, lo que a su vez, impide a los anunciantes mostrar anuncios personalizados en diferentes páginas web. 

Como resultado, las redes de afiliados empezaron a buscar nuevas soluciones y desarrollar nuevas herramientas que permitieran crear enlaces de afiliación sin redireccionamientos. Por ello, el marketing de afiliados se hace aún más atractivo tanto para los anunciantes como para los publishers.

Andrii Yaroshchuk, marketing manager de Admitad España. 

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!