Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Con el pasar de los años, las competiciones profesionales entre usuarios de videojuegos se han ido incrementado, dando origen al término “eSports” o “deportes electrónicos”.

Los “eSports” no se limitan a competencias o torneos de videojuegos de “deporte” (como la serie “FIFA” en relación al fútbol), sino de todos aquellos videojuegos que permiten un modo de competencia, muchas veces en línea (de estrategia, RPG, carreras o peleas, entre otros) – bajo ese contexto y con la presencia del Internet, la expansión ha sido monumental y hoy es ya una industria sólida con un modelo de negocio notable.

Los eSports, un fenómeno mundial

Según una investigación de la firma Newzoo publicada en Gamesindustry.biz, hoy la industria de los eSports mueve más de 224 millones de euros al año.  Claras muestras de este número se da, por poner un ejemplo, en el campeonato mundial de League of Legends el cuál contó con 32 millones de espectadores online; otro buen ejemplo es el del campeonato internacional de Dota 2 celebrado a inicios de agosto 2015, en donde se dieron los primeros casos de  fichajes de jugadores virtuales para integrar un “equipo virtual”, siendo el más espectacular de ellos el del chino Wang Xiaotuji con una contratación de poco más de 100.000 euros.



Un gran ejemplo es el de la serie de videojuegos de Pokémon, que inició ya hace casi 20 años y hoy gracias al Internet sostiene una serie de torneos oficiales anuales entre los diversos video jugadores del mundo. 

 

Así, Internet ha permitido que la experiencia del juego sea algo totalmente incluyente, en donde los jugadores se conectan entre sí y con todos los fans de videojuegos en el mundo.

Twitch y YouTube Gaming aportan a la industria de los eSports

No podemos dejar de mencionar que la industria de los videojuegos y el rubro de los eSports se ha visto apoyada en gran parte por la presencia de medios y plataformas especializadas en contenidos de la misma industria.

Tal es el caso con YouTube Gaming, plataforma de reciente creación por Google orientada la  retransmisión en «streaming» de videojuegos, la cuál debutó con contenidos de unos 25.000 juegos y distintos canales para los usuarios.

Por otro lado está, con más fuerza, el portal Twitch: una descomunal plataforma en la que se alojan miles de horas de vídeos subidas por gamers de todo el mundo que desean compartir sus mejores partidas, trucos y, en general, sus aventuras a través del mundo de los bits, con otros fans del mundo de los videojuegos como ellos. El tamaño y la importancia de Twitch ha ido creciendo de forma tan acelerada que ha llegado en poco tiempo a superar notablemente a otras plataformas de vídeo con mucha más historia, a alcanzar más de 50 millones de visitantes al mes.

Estos grandes medios llevan a que los usuarios de estas plataformas ya no sean jugadores, sino fans que siguen y comentan sus partidas convirtiéndoles en estrellas mediáticas.

Esto también abre paso a que crezca el rubro del advergaming. Qué es básicamente entender cómo el videojuego como medio, utilizado como recurso de marketing para promocionar un producto, organización o idea, buscando crear un ambiente inmersivo afín a los valores de la marca.

Shares