Copiar enlace

Podemos afirmar que el 2021 fue un año de gran aceleración y adopción digital. Con un numero cada vez mayur de personas que dependen de internet para satisfacer sus necesidades diarias, la experiencia digital está en su punto máximo historico, una gran oportunidad para las marcas, pero también un gran reto ya que las empresas deben centrar sus esfuerzos en crear experiencias personalizadas, relevantes e inspiradoras para conseguir la fidelización de los clientes.

Y con el aumento en la actividad online y transformación digital de cada uno de los sectoctores, es de esperar que las expectativas de los usuarios durante su customer journey también se incrementen, especialmente al saber que la mitad de los consumidores abandonan un sitio web despues de haber visto una sola página, cifra que ha aumentado un 6% respecto al año anterior de acuerdo al informe Contensquare Digital Eperiencie Benchmark de 2022.

La mejora en la experiencia digital del sitio web mejora el ROI y engagement

Este estudio se basó en el análisis de 46.000 millones de sesiones de usuarios anónimos alrededor del mundo, incluyendo España, sobre 14 sectores diferentes. Un estudio que tiene como objetivo ayudar a las empresas a mejorar su performance digital y que nos muestra las claves donde se debería hacer hincapié para mejorar los resultados.

Los dispositivos móviles son un factor decisivo en el proceso de compra

La investigación señaló que las empresas que han realizado mejoras en la experiencia digital de su sitio web han aumentado de forma significativa su retorno, no solo en términos económicos sino también mejorando el engagement con sus clientes y audiencias.

En 2021 la tasa de conversión media en todos los sectores mostró un incremento del 2,3%, mientras en el mercado ibérico esta cifra aumentó hasta el 2,224%, lo que representa un incremento del 28% respecto al año pasado.

Un punto importante a considerar es que los dispositivos móviles se han convertido en un factor decisivo en el proceso de compra: el 58% del tráfico digital procede de smartphones, una tendencia que las organizaciones han sabido captar de forma general, ya que se han mejorado los tiempos medios de carga por página al situarse en 1,52 segundos para los smartphones frente a los 1,61 segundos que tardan en ordenadores de escritorio.

En los países ibéricos esta tendencia marca a los móviles con una carga de 1,46 segundos, también por debajo de los 1,5 segundos en ordenadores de escritorio para esta región. Muchos usuarios priorizan la velocidad y la eficiencia para hacer sus compras online por encima de cualquier otro factor, por lo tanto, cuanto más se reduzca esta cifra más satisfechos estarán, especialmente si tomamos en cuenta que el estudio señala que un retraso de un segundo puede afectar las tasas de conversión hasta en un 20%.

La tasa de rebote: un aspecto a mejorar

Otra de las claves de la investigación es la tasa de rebote, una valiosa señal del engagement del usuario, además de un indicativo claro sobre la calidad y relevancia del contenido.

Una asignatura pendiente en todos los sectores ya que presenta un 50% de media, con visitantes que abandonan el sitio web después de haber visto solo una página, y donde destaca el sector B2B sobre el resto porque aún obtiene el 65% con la mayor tasa de rebote de todos los sectores. Una de las claves para reducir la tasa de rebote consiste en incluir tests A/B y estrategias de optimización de contenidos orientadas al cliente.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!