Shares

Las búsquedas no se agotan cuando se trata de encontrar un abogado por Internet. Abogado. Abogados online. Abogados de familia, laborales, penalistas. Cuánto cuesta un abogado. El rastreo de servicios jurídicos y asesoría legal online se ha triplicado en los últimos años. El boca a boca tradicional que nos ponía en contacto con letrados de confianza ha dado el salto definitivo a Internet y a las redes sociales.

Tranformación digital del sector jurídico

Acostumbrados a buscar, comparar y comprar todo tipo de productos y servicios en Internet, no es de extrañar que hayamos sumado los abogados online a esa lista inagotable. La migración de las búsquedas ha hecho crecer las versiones digitales de muchos bufetes, dispuestos a no perder nuevas oportunidades de negocio; pero también ha contribuido a la aparición de portales online puros de asesoramiento legal.

El sector jurídico, al igual que el de la banca o el sector inmobiliario, se ha resistido al gancho de la transformación digital hasta que ha resultado inevitable. Y los primeros síntomas de cambio no llegaron con las búsquedas masivas de divorcio express online de los usuarios en Google.

Proptech en España: radiografía de la transformación digital del sector inmobiliario

Nuevos modelos legales disruptivos

La recesión económica motivó a partir de 2008 la entrada de servicios legales disruptivos, nuevos modelos de asistencia jurídica que permitían, sobre todo a las grandes empresas, reconvertir e incluso prescindir de sus departamentos internos para contratar servicios legales alternativos de forma interina. Menos rígidos, menos costosos, más competentes.

Así, el auge de los abogados online es una respuesta natural a la competencia y al acceso masivo a Internet. Es un hecho indiscutible que se refleja en las miles de búsquedas semanales registradas por Google, y además, en la adaptación de un sector tradicional a un proceso de transformación que hace de lo digital no solo un escenario de cambio, sino también un ámbito de especialización.

Derecho digital y abogados online

En plena era digital, el derecho también está en apogeo. La conflictividad digital ha crecido al mismo ritmo que el código legislativo se ha ido nutriendo de normas específicas capaces de dar respuesta a usuarios y profesionales de todos los ámbitos: derechos generales de los ciudadanos en Internet, propiedad intelectual, derecho al olvido, protección de menores, protección de datos, derecho a la rectificación; pero también fiscalidad, inversiones de capital riesgo, mentoring legal, desarrollo tecnológico, certificación de productos.

La abogacía TIC prospera al mismo ritmo que la economía digital. Dentro del sector jurídico es uno de los campos de trabajo con mayor crecimiento y expectativas. No es de extrañar que explore nuevas fórmulas para fortalecer su identidad digital.

Marketing digital jurídico

De la misma forma que el sector legal ha visto una oportunidad de negocio en la implantación de nuevas tecnologías tanto en empresas como en el entorno doméstico y personal de los usuarios; también ha identificado una oportunidad única en el uso de estos recursos para abrir nuevos canales que den a conocer sus servicios.

El marketing digital ha llegado al sector jurídico para quedarse, de hecho ya se habla del marketing legal o marketing jurídico como especialidad, al servicio de los despachos de abogados.

España es uno de los países con mayor ratio de letrados por habitante según el cuadro de indicadores de la justicia en la Unión Europea correspondiente a 2018. Tres abogados por cada mil ciudadanos. Ese mismo año, el porcentaje de asuntos ingresados en los juzgados se incrementó un 2%, un ascenso ligero que aviva la rivalidad, más acusada todavía si se tienen en cuenta las cifras de la última década: 31% más de abogados, frente a un 39% menos de litigios.

Abogados online: expertos, gratis y 24 horas

Ese desequilibrio entre oferta y demanda también ha impulsado el uso de Internet, redes sociales y nuevas tecnologías en el sector de la abogacía. Los bufetes quieren ser visibles y reforzar su imagen corporativa frente a la creciente competencia digital. Muchos se lanzan directamente con un portal online sin necesidad de dar el salto desde el offline, que es el gran reto de los despachos tradicionales.

Y una vez online: expertos, especialistas en reclamaciones y consultas legales inmediatas, gratis, 24 horas. Quien busca abogado teclea decidido en Google: gastos hipotecarios, pensión compensatoria, herramienta para calcular la indemnización por accidente, cláusulas suelo o separación matrimonial.

El porcentaje de clientes que inicia la búsqueda de abogado online, crece. Urgen información, referencias, opiniones sobre servicios jurídicos; o directamente un abogado que resuelva sus problemas legales. Y al igual que en cualquier despacho de toda la vida, buscan credibilidad, solvencia y buena reputación.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram