Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Hace tiempo que el crowdfunding se puso de moda: es una de las formas de sacarle partido a Internet potenciando la colaboración entre personas. Se basa en la existencia de millones de usuarios: cualquier iniciativa se puede llevar a cabo con cantidades simbólicas de cada uno de ellos. Además, algunas empresas han querido ir más allá y por ello podemos ver cómo existen plataformas de crowfunding inmobiliario o financiero. En este caso, trataremos de algo más mundano y para todos los públicos: la plataforma Kolecta, de origen español. 

Kolecta: un catálogo de buenas intenciones

Kolecta es una empresa con una cierta longevidad en el mercado del crowfunding, pues las primeras referencias son de octubre de 2014, cuando apenas llevaba funcionando unos meses. La idea principal está en que muchas personas quieren hacer una aportación colectiva para un regalo.

Tradicionalmente, esto se hacía mediante los llamados botes entre grupos de amigos. Ahora bien, una limitación evidente era la geográfica, porque personas a cientos de kilómetros lo podían tener más difícil para enviar dinero. Además, y para qué engañarnos, hay quien no se fiaba de que el dinero llegase efectivamente a donde tenía que llegar. Kolecta nació para dar respuesta a todas estas cuestiones.

En primer lugar, las aportaciones al bote tienen que realizarse por usuarios. De esta forma, se sabrá quién ha contribuido y en qué medida. Por otra parte, existe la opción de botes privados pero también los botes públicos para determinadas causas. Normalmente, se trata de proyectos sociales o de ayudar a personas necesitadas. Además, hay que destacar que cuenta con tiendas asociadas que permiten realizar compras o regalos.

Existe un apartado de regalos sugeridos cada día para poder enviar a un ser querido lo que desees. De esta forma, se busca generar sinergias entre los partners y la empresa matriz. Los pagos son seguros a través de un TPV virtual asociado al Banc Sabadell.

Algunos aspectos a mejorar

Kolecta tiene una web de fácil navegación y, en principio, considero que la información que aporta es suficiente. Sin embargo, me llevo la impresión de que el negocio funciona mediante impulsos puntuales. Si bien en 2014 y en 2015 hubo varias referencias en prensa, en 2016 prácticamente desaparecen.

Podríamos hacer el símil con el río Guadiana. Por otra parte, si bien funciona en varias redes sociales, solo Facebook se actualiza con regularidad, mientras que en Twitter o Google + llevan más de un año sin aportar novedades. Por otra parte, el blog no se actualiza desde febrero. Finalmente, se echa de menos la posibilidad de descargar la app para teléfonos móviles que, en principio, incluían para Iphone.

Parece que Kolecta quiere hacer un relanzamiento del negocio, por lo que está transmitiendo. Al realizar esta reseña, me quedo con la sensación de que tiene opciones de implantación, pero que tiene las cosas a medio hacer. Tiene que actualizar las redes sociales para generar engagement, disponibilizar apps para la navegación por móvil (imprescindible) y, además, realizar una estrategia de medios tradicionales de comunicación más continua. Considero que Kolecta no parte de cero pero que, sin estos elementos, tiene una inserción difícil en el mercado.

Shares