Tiempo de lectura: 8 minutos
Shares

Más allá de lo estrictamente deportivo, si algo nos enseñó el Mundial de Rusia (además de a insultar con creatividad, el estreno del VAR y las conquistas del big data aplicadas al mundo del fútbol) fue la ubicuidad del juego online y de las apuestas deportivas. Son omnipresentes. Están al mismo tiempo en todas partes: en la radio, en la televisión, en Internet, en las camisetas de los futbolistas profesionales más admirados… y son, también, el máximo exponente de un mercado que no deja de crecer.

Tras el impacto que tuvo un reciente hilo de Twitter de Hugo Sáez sobre el sector, hemos decidido repasarlo en profundidad.

Juego online en España: una actividad regulada desde 2012

Los anuncios de casas de apuestas y juegos online ganan presencia gracias a los beneficios de un sector que en pocos años ha conseguido duplicar e incluso triplicar algunas de las cifras fundamentales que marcan la evolución del negocio: ganancias anuales, usuarios activos, inversión en marketing y publicidad.

juego online ggr beneficios

GGR: Gross Gaming Revenue o Margen Neto del Juego

Desde le año 2012 el juego online es un actividad regulada en España. El organismo encargado de administar licencias y sanciones, de velar por el cumplimiento del marco regulatorio y de custodiar la integridad, seguridad, fiabilidad y trasparencia de las operaciones de juego es la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), organismo dependiente del Ministerio de Hacienda.

Cinco años de escándalo

Según datos ofrecidos por la DGOJ, la industria del juego online ha pasado de ganar 229 millones de euros anuales en 2013, a 560 millones en 2017. El juego online que más beneficio generó en el último año fueron las apuestas (311 millones de euros) seguido de los juegos de casino (172 millones), el póker (60 millones), el bingo (12 millones) y los concursos (6 millones).juego online beneficios segmentos

En cinco años, las cantidades jugadas crecieron de 5.593 a 13.303 millones de euros. Pero también se han disparado el número de usuarios y de jugadores activos. De 643.000 jugadores en 2013 a 1,4 millones en 2017; y de 959.500 usuarios, a más del doble, 2,3 millones.

Con estas cifras no es de extrañar el aumento del presupuesto destinado a marketing. En 2013 el sector del juego online en España destinó 111,5 millones de euros a gastos de publicidad en medios e Internet, gastos de afiliación, promoción (bonos liberados) y patrocinio. En 2017 invirtió 221,8 millones. Solo en publicidad, las casas de juego online gastaron 103 millones de euros, 86,5 millones en bonos liberados (casi el triple que en 2013) y 9 millones en patrocinios (seis veces más que hace un lustro).juego online marketingPor primera vez las apuestas online y los juegos de azar lideran el eCommerce español en número de transacciones, un ranking que históricamente estaba dominado por el marketing directo. Durante el cuarto trimestre de 2017, el comercio electrónico español superó los 154 millones de transacciones, con un incremento del 31,5% interanual. El ranking por número de operaciones lo lideró la categoría de los juegos de azar y apuestas con un 6,8%.

La facturación anual del comercio electrónico español supera por fin la barrera de los 30.000 MM€ (CNMC)

El juego online en España en 2018

Además de hacer balance anual, la DGOJ emite cada trimestre un informe detallado de las cifras que genera el mercado del juego online en España. La última entrega, correspondiente al primer trimestre de 2018, confirma una evolución positiva del sector.

El GGR (Gross Gaming Revenue o Margen Neto del Juego, calculado como el importe total jugado menos los bonos y premios pagados a los participantes) de los tres primeros meses de año fue de 163 millones de euros, un 5,6% menos respecto al cuarto trimestre de 2017, pero un 28,8% más comparado con el mismo período de ese año.

Sin embargo, todos los grandes números crecen: los depósitos, las retiradas, la inversión en marketing y los nuevos usuarios. Avanzan de forma notable tanto si los comparamos con los registros del último trimestre de 2017 como si lo hacemos con el mismo período del año pasado.

Apuestas

Es el segmento del juego online más suculento del negocio. Las apuestas deportivas representan casi el 100% del total y en los primeros meses de 2018 supusieron el 50% del GGR absoluto con 81,9 millones de euros. Aunque el último período analizado muestra un crecimiento moderado, las apuestan avanzan exponencialmente desde 2012. Respecto al mismo trimestre de 2017 se incrementaron un 15,9%.

Juegos de casino

Son los productos que más crecen. Desde 2015, año de la regulación de las slot (máquinas tragaperras) y del viseo bongo, progresan de forma destacada. En el primer trimestre de 2018 los juegos de casino firman un incremento positivo del 51% en tasa de variacuón interanual . Con 56,6 millones de euros representan el 34,5% del GGR total.

Juegos de póker

Representan un 13% del volumen total de envites realizados en el sector del juego online en España, y en los primeros meses de 2018 aportaron 21,3 millones de euros. Por primera vez muestran signos de recuperación y crecen al mismo ritmo que los aegmentos líderes del mercado: las apuestas y los juegos de casino. Mejoran resultados en las dos modalidades reguladas: las partidas cash (+29%) y los torneos (+50%), de modo que revierten el retroceso acumulado durante los dos últimos años.

Bingo

En el cómputo interanual el bingo crece un 29,9% y confirma una trayectoria ascendente iniciada en 2017. Con 3,5 millones de euros representa el 2,2% del total del GGR.

Concursos

Consiguen los resultados más negativos y consolidan un retroceso importante con una caída del 80% respecto a 2017. Aportan 0,2 millones de euros de beneficio, un 0,12% del GGR total.

Más cifras de récord del juego online en España

En los tres primeros meses del año los jugadores destinaron 4.097 millones de euros a participar en las diferentes modalidades de juego online: viendo la tendencia, es bastante probable que la cantidad a final de año supere los 16.000 millones de euros. Hay que tener en cuenta que esta cifra no es reflejo del gasto real, ya que una parte de las cantidades arriesgadas proviene de los premios obtenidos. En este período, los apostantes depositaron 562 millones de euros en sus cuentas de juego, de los cuales retiraron 396 millones.

De media, se registraron 796.331 usuarios activos y 267.856 usuarios nuevos los usuarios activos. La inversión en marketing superó los 76 millones de euros, 41 destinados a gastos de publicidad y 25 a bonos liberados, dinero que las casas de apuestas online regalan a los usuarios para empezar a jugar.

¿A qué se debe tanto éxito?

La clave está en la suma de varios factores. De entrada, el arraigo del juego y de las apuestas (deportivas) en la sociedad española: loterías, quinielas, porras, bingo, tragaperras… A mayores, la regulación de un sector emergente que crecía de forma descontrolada y que ahora ofrece mayor seguridad y protección para el jugador, además de autorización y un control exhaustivo de las plataformas que quieren ofrecer sus servicios a través de Internet.

El quid está en la digitalización. El juego se tornó fácil, accesible, inmediato, adictivo gracias a un sistema de recompensa variable y de refuerzo rápido que explica muy bien Hugo Sáez en este hilo de Twitter

 

Parece cuestión de matemáticas, de conocimiento y habilidad, pero el sistema es más complejo y perverso bajo ese telón de fondo que parece cederle el control al jugador. Es pura fantasía, no hay casualidades en esto del azar, solo una combinación perfecta de apuestas y recompensas motivadas por una red perfectamente orquestada de avisos, mensajes directos, dinero fácil, jugadas suculentas e inmediatas.

Ahora son accesibles en cualquier momento las 24 horas del día. Desde cualquier dispositivo móvil puedes apostar dinero y ganar o perder al instante. Si ganas te sientes bien, recibes tu recompensa de inmediato y un refuerzo positivo para repetir la jugada. Si pierdes te sientes mal, pero sin tiempo para arrepentirte ya te ofrecen la oportunidad de volver a apostar. La urgencia por recuperarse engancha. Después de haber jugado una primera vez es fácil reincidir, y lo saben bien las casas de apuestas que se aprovechan del componente psicológico y social del juego, y en la era digital, del juego online.

Juego online en España: la ludopatía también crece

Más y más rápido. El endeudamiento, la adicción y la ludopatía conforman la cara más negativa de un negocio que seguirá moviendo miles de millones de euros a costa de quienes prueban suerte o incluso una salida profesional en el juego online, de quienes se creen más listos que las casas de apuestas, capaces de burlar el riesgo y de frenar la inercia de apostar continuamente ante el temor de dejar escapar la mano ganadora.

Pero quien decide apostar su dinero no es el único ni el último responsable, lo es un sistema que alimenta el juego, limita las ganancias y se deshace de las vidas arruinadas sin remordimientos. El perfil medio de los jugadores se ha renovado gracias al digital y a las redes sociales. Es más joven y goza de mejor reputación.

Las medidas de control y prevención son inútiles según los expertos, ya que se pueden esquivar sin grandes hazañas: con un DNI ajeno, abriendo una cuenta nueva de juego, accediendo a un microcrédito sin que nadie compruebe deudas ni nómina…

Apuestas deportivas: heroínas y villanas

En este mercado de apuestas y juegos de azar considerado por muchos un deporte más, aclamado por miles de usuarios, las reinas de la partida son, precisamente, las apuestas deportivas. En términos de beneficio y cantidades jugadas, pese al crecimiento moderado de los últimos meses, las apuestas deportivas de contrapartida en directo y las convencionales son las que más dinero mueven. Solo en el primer trimestre de 2018, 1.567 millones de euros apostados y 79,7 millones de beneficios.

Para muchos usuarios son la puerta de acceso a otros juegos, también presenciales, y por lo tanto, a la adicción. Pero cuando se trata de seducir y de enganchar a nuevos jugadores, los videojuegos reciben las críticas más duras. Atacan directamente a un público joven, menor de edad, sin los mecanismos de defensa necesarios para detectar el riego y contener gastos imposibles de mantener. 

Es el caso de las loot boxes (algo así como cajas sorpresa que permiten acceder a ventajas dentro del propio videojuego) de Fifa que Países Bajos ya considera ilegales y que algunos usuarios han comenzado a denunciar. Consideran que estos videojuegos contienen juegos de azar con propósitos lucrativos y riesgo de generar adicción.

Imagen: DepositPhotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram