Facebooktwitterlinkedin

Hay muchas historias que parecen sacadas de cuentos de hadas sobre los gurús del eCommerce mundial. Un caso inusual es el de Jack Ma, el fundador de Alibaba. Este visionario hombre de origen humilde logró convertirse en el ciudadano chino más rico del planeta, y esto es algo que quizás no haya sido tan bueno para su carrera.

En los últimos años, la historia de Ma ha sido convulsa y llena de cambios. El magnate se despidió de la presidencia de Alibaba en 2019 para centrarse en la enseñanza (su primera vocación). Poco después, pasó de tenerlo todo a desaparecer de la vida pública tras criticar al Gobierno chino y, ahora, ha cedido el control de la fintech afiliada a Alibaba, Ant Group. Pero nos estamos adelantando, comencemos por el principio.

Los difíciles comienzos de Jack Ma

Jack Ma era un profesor de inglés que, en 1999, junto a un socio capitalista y 17 amigos fundó Alibaba. Es importante destacar que, además del talento indudable que tiene, coincidió con la coyuntura económica de expansión del comercio internacional que vivió China desde los años 1990. Estaba en el lugar adecuado y en el momento indicado y ya en 1995 creó su primer portal de páginas web destinado a empresas chinas. Alibaba supuso un desarrollo más ambicioso, puesto que el objetivo era trabajar el B2B de empresas chinas con el extranjero. En el año 2000, consiguió 22 millones de euros de inversión para la compañía.

Sin embargo, los inicios profesionales de Jack Ma no fueron fáciles. Le costó encontrar trabajo, pues rechazaron hasta treinta solicitudes que efectuó, así como diez veces la entrada en Harvard. De hecho, tuvo que ingresar en la universidad de su ciudad de origen, y eso después de suspender dos veces. Jack Ma es un ejemplo de perseverancia y capacidad para sobreponerse a los reveses de la vida, que describió muy bien con una frase el Nobel español Camilo José Cela: el que resiste, gana.

En 2014, con su salida a Bolsa, esta megaweb de compra-venta de productos y servicios consolidó su fama mundial. Esto convirtió a Jack Ma es el hombre más rico de China (título que ya no ostenta), con una fortuna estimada de más de 36.000 millones de euros.

Tal y como le describió en su momento Porter Erisman, antiguo vicepresidente de Alibaba: “Era idealista, optimista, competente, innovador y resiliente. Estudió para ser profesor: su primer empleo. Por eso creo que mide su vida por el efecto que tiene en los demás”.

Hoy nadie discute que Alibaba es uno de los grupos de eCommerce más grandes del mundo, con un control brutal sobre China. Sus plataformas online, Tmall y Taobao tienen una cartera de productos gigantesca. Otras de las empresas del grupo Alibaba son Cainiao, Alimama, Ant Financial, AliExpress y Juhuasuan. Todas funcionan de forma complementaria y han cambiado la forma en que se hacen los negocios digitales en China.

Jack Ma y el milagro de Alibaba

En sus inicios Alibaba estaba enfocada solamente al sector B2B. Su propósito era conectar las empresas chinas con empresas del exterior en un marketplace ágil. Poco a poco se posicionó como un espacio seguro para hacer transacciones gracias a su sistema de puntos y evaluaciones. Atrajo la atención de muchas empresas preocupadas por el largo historial de irregularidades en el ámbito empresarial chino.

Hoy en día, Alibaba ha logrado situarse como un gigante eCommerce de talla mundial, superando a otras plataformas más conocidas en Occidente. Esto se debe a que, desde su nicho de mercado en China, ha sabido expandirse y ser un referente de primer orden para el comercio global.

Jack Ma hace crecer Alibaba Group

Después de Alibaba, Jack Ma empezó a probar con servicios paralelos. Como, por ejemplo, Alipay (de AliExpress), una alternativa a Paypal para los chinos y una de las formas de pago digital más usadas en el país.

A Alipay le siguió Taobao, dirigido a B2C y C2C con el mismo sistema de puntos y calificaciones de Alibaba. Poco a poco Alibaba Group ha extendido su alcance fuera del ámbito digital con la compra de participaciones mayoritarias en diversos negocios (Groupon, Lazada). Otro proyecto del grupo que se ha llevado a cabo es Aliexpress.com, para público que buscaba productos de bajo coste y que reside fuera de China.

El crecimiento de Alibaba fue rápido, un “Ábrete Sésamo” de riqueza. En el año 2000 eran 50 personas en la empresa. En 2001 llegaron a 150 y en 2008 eran alrededor de 15.000 trabajadores. Hoy son más de 117.000 personas repartidas por oficinas en todo el mundo. 

El adiós de Jack Ma a Alibaba

En septiembre de 2018, Jack Ma anunció su adiós a la empresa que había fundado, aunque de forma diferida. Tras dos décadas dedicado en cuerpo y alma a su crecimiento, Ma dejó la presidencia de forma efectiva en septiembre de 2019, cuando el actual CEO, Daniel Zhang, asumió su rol.  “No es el final de una era, sino el comienzo de otra” comentó el magnate en una entrevista a The New York Times en la que insiste que pasará más tiempo enfocándose en la educación.

Se congela la salida a bolsa de Ant Group y se inician investigaciones contra Alibaba

Los rumores sobre hipotéticas presiones de parte del Gobierno chino comenzaron tan pronto como Ma anunció su retirada para dedicarse a la filantropía educativa. Con tan solo 55 años el fundador de Alibaba decidió dejar la presidencia del gigante chino del eCommerce asegurando que era por razones personales. “No quiero morir en la oficina, quiero morir en la playa”, aseguró un año antes al anunciar  su salida como presidente de la firma.

Sin embargo, no fue hasta el mes de noviembre de 2020 cuando las autoridades del gobierno chino congelaron los planes de salida a Bolsa de Ant Group, cuando los rumores se tornaron más fuertes.

Ant Group, la Fintech de Alibaba Group, iba a protagonizar la salida a bolsa más grande de la historia, y faltando solo 48 horas para la fecha señalada, las autoridades decidieron parar la operación debido al enorme poder que la Fintech podría alcanzar, ya que si se hubiera consumado su OPI la plataforma habría rebasado a los primeros bancos estatales.

Además, Ma había hecho algunas declaraciones sobre la legislación en su país en materia financiera que muchos creen que fueron el gatillo para que la autoridad supusiera un desafío por parte del magnate. Jack Ma se refirió a los bancos tradicionales como “casas de empeño” y comentó que se debería “sustituir esa mentalidad por un sistema de crédito basado en big data, empleando las posibilidades tecnológicas actuales”.

Por si esto fuera poco, en diciembre pasado la Administración Estatal para la Regulación del Mercado anunció la apertura de una investigación contra Alibaba por posibles prácticas monopolísticas, y en consecuencia el gigante chino ha perdido casi un tercio de su cotización, el equivalente a 280.000 millones de euros.

¿Dónde estaba Jack Ma? La desaparición del magnate

Desde octubre de 2020 Jack Ma no había vuelto a aparecer en público, ni en su antiguo departamento donde fundó Alibaba, ni en la mansión donde ofrece lecciones de tai chi que cofundó con el actor Jet Li en 2013, ni en la sede de Alibaba, y tampoco en el bar que abrieron los ejecutivos de Alibaba a principios de 2019 y que solía visitar al menos una vez al mes.

Ni siquiera participó el pasado 1 de enero en la final de un concurso de televisión que fue creado por él mismo. “El señor Ma no ha podido participar por un problema de agenda”, afirmó un portavoz de Alibaba a Financial Times.

Sin embargo, en enero de 2021, y después de muchas conjeturas sobre su paradero, como que estaba detenido, que las autoridades le habían prohibido salir del país o que trataba de mantener un perfil bajo mientras continúa la investigación sobre Alibaba; Ma participaba en una entrega de premios para profesores rurales que lleva su nombre. Lo ha hecho, no obstante, a través de la pantalla.

Tras la reaparición de Ma, las acciones de Alibaba se dispararon un 8,52% en la bolsa de Hong Kong, cuyo índice de referencia (el Hang Seng) terminó el día con una subida del 1,08%. Los títulos de Alibaba se habían desplomado previamente más de un 18% desde la última vez que el empresario apareció públicamente.

Jack Ma cede el control de Ant Group

Alibaba recibió al 2023 dando inicio a un gran proceso de reestructuración que trajo consigo cambios en su modelo de negocio y una ampliación de capital, así como nuevos proyectos como TaoLive City o Tmall Luxury Pavilion, relacionados con el metaverso.

Pero, la noticia que nos atañe no es otra que la cesión del control de Ant Group por parte de Jack Ma. Con esta acción, además de diluir el poder de voto de Ma, que ahora queda reducido al 6,2% (anteriormente un pacto de accionistas le otorgaba al magnate el 53,46% del poder de voto), se estaría buscando rebajar la presión que los reguladores y autoridades chinas llevan ejerciendo años, concretamente desde el freno a la salida a bolsa de la fintech.

Así mismo, este reajuste en la estructura accionarial también serviría para convertir a Ant Group en una entidad más transparente y diversificada, algo necesario para lograr salir a bolsa al fin.

La figura del magnate más allá de lo empresarial

Jack Ma ha estado siempre un paso por delante de las necesidades del mercado chino, y eso le ha permitido crear un imperio. Es un líder previsor, detallista y que asume su vida como una misión: apoyar el desarrollo de las compañías locales.

Pero, más allá de su faceta de empresario, Jack Ma se ha enfrascado en proyectos que trascienden Alibaba, como la conservación del medio ambiente en China con el programa Nature Conservancy’s China. Desde 2010, el 0,3 % de los beneficios del grupo se destinan a proyectos de conservación medioambiental. Si pone tanto empeño como en el comercio electrónico, esperamos que en unos 15 años la crisis de ecosistemas naturales que enfrenta el gigante chino dé un giro rotundo.

Frases de Jack Ma para la historia

Jack Ma es un prototipo de self made man, y cuenta con un repertorio amplio de frases motivadoras basadas en su experiencia personal. Aquí puedes ver unas cuantas:

  • «Hoy es duro, mañana será peor, pero pasado mañana brillará el sol».
  • «Nunca compitas en precio, sino en servicios e innovación».
  • «Ayuda a los jóvenes. En sus mentes quedarán tus semillas y, cuando crezcan, cambiarán el mundo».
  • «Si no te rindes, aún tienes una oportunidad. Rendirse es el mayor de los errores».
  • «Cuando eres pequeño, tienes que apoyarte en el cerebro, no en la fuerza».

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram