Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

La cuenta de Instagram de una de las influencers más famosas de España, Natalia Lozano, fue bloqueada en enero por esta red social para desesperación de la joven. Perdió el acceso a su cuenta y a sus más de 160.000 seguidores durante semanas y la posibilidad de seguir colaborando para las marcas que la contrataban para promocionar sus productos en esta red social. La razón, según ella: un grupo de ‘haters’ se puso de acuerdo para denunciar a la vez su cuenta a los responsables de Instagram.

El caso de @natcurvylicious no es único. “Recuperar tu cuenta es una tarea complicada y para la que se requiere armarse de gran paciencia, pero no hay que resignarse, siempre se puede hacer algo”, aseguran desde Easyoffer, la plataforma online de abogados.

 

❄❄❄❄❄❄❄❄❄❄ Jo quiero deciros muchas cosas pero no me salen…… Que si que estamos cambiando todo. Que si. Que algo grande está por llegar. Que si que me flipa que los medios se estén involucrando tantísimo en mi caso y en todos los casos de acoso por redes sociales. Que las cosas van a cambiar porque somos VALIENTES❤ OS QUIERO

Una publicación compartida de Natalia Lozano (@natcurvylicious) el

Ante todo, trata de hablar con la red social

El primer paso es agotar la vía diplomática. El afectado deberá enviar un correo electrónico al mail corporativo de la red social -Instagram, Facebook, Twitter o Youtube- en el que debe explicar los motivos por los que no debería cerrarse su cuenta. “Hay que acreditar la representación legal si el propio usuario es el que escribe el email o bien presentar un poder si se habla en nombre de un tercero”, recuerdan desde Easyoffer.

El procedimiento habitual es que en su respuesta aparezca la explicación objetiva de por qué han decidido cerrar esa cuenta. “Por ejemplo, en Instagram no te dejan enseñar el pezón, si lo haces es posible que te bloqueen o te cierren la cuenta. No suelen cerrarla desde el primer momento, sino que se reservan para cuando el usuario es reincidente. Normalmente explican el error cometido y te avisan para que no vuelva a ocurrir”, apunta el abogado y colaborador de Easyoffer Víctor López.

Hay que recordar que cuando un usuario se registra en una red social acepta sus condiciones legales: “No existe ningún procedimiento legal que te permita reabrirla. Son libres de cerrarla sin previo aviso y sin razón alguna; en las condiciones legales aceptadas previamente se lee claramente que en cualquier momento pueden cerrar la cuenta si lo estiman oportuno, aunque no suelen hacerlo”, apunta este especialista.

¿Y si alguien crea una cuenta paralela con tu identidad?

Lo que sí es habitual es encontrarse con los temidos impostores. Pueden usar su dirección de correo electrónico, la imagen de una empresa o directamente una foto de otra persona. “Una persona que usa una fotografía de otro en Internet sin su permiso está atentando contra el derecho a la intimidad, el honor y la imagen. Además, podría incurrir en un delito de suplantación de identidad, asegura este colaborador de Easyoffer.

Lo que se recomienda es utilizar una doble vía, la primera con la propia red social y la segunda, iniciar el camino legal. “Si la persona plagiada es notoriamente conocida, lo que se debe solicitar siempre es que verifiquen la cuenta. Por otro lado, si el plagio es una suplantación de identidad grave, se debe enviar un burofax a la persona que plagia para informarle que se van a tomar medidas legales”.

En caso de plagio hay que acudir a la vía penal, pero también se puede hacer por la civil, en el caso de que se esté buscando una reclamación económica.

¿Y si mi cuenta ha sido hackeada?

propiedad intelectual redes socialesOtra posibilidad es que un hacker se haga con tus contraseñas y te intervenga la cuenta. En tal caso, la rapidez con la que actúes te puede evitar mayores dolores de cabeza.

En este caso también se presentan dos opciones. La vía privada consiste en informar a la red social sobre el robo de tus credenciales y el hackeo de tu cuenta.

En segundo lugar, “si el hackeo ha llevado consigo una suplantación de identidad estaríamos ante un indicio penal y dependiendo de cómo haya logrado acceder a la cuenta podríamos estar también ante un posible delito informático, pero cada caso presenta sus particularidades”, recuerda el letrado colaborador de Easyoffer. “No es lo mismo que te hayas dejado tu sesión abierta en un cibercafé a que intervenga tu cuenta un hacker, eso sí, no tienes responsabilidad penal por lo que se diga en tu cuenta durante una suplantación”.

Easyoffer recuerda que casi todas las redes sociales tienen verificación en dos pasos. Si alguien ha entrado en tu cuenta el usuario puede solicitar que le envíe una clave de acceso al teléfono móvil.

10 Cosas que no debes hacer si no quieres que Instagram, Facebook y Twitter te bloqueen

En cualquier caso, lo mejor es que no tengas que afrontar una situación así. En general, esto es lo que deberías tener en cuenta para que no bloqueen tu cuenta en una red social:

  • Tener más de una cuenta en una misma red social.
  • Suplantar a otra persona.
  • Acosar a otros usuarios.
  • Dar información falsa.
  • Amenazar o utilizar lenguaje violento contra otras personas.
  • Enviar gran cantidad de solicitudes de amistad a personas que no conocemos
  • Incitar a la violencia a través del lenguaje ofensivo, incluyendo discriminación o incitación al odio.
  • Enviar spam o posts repetitivos.
  • Publicar material de desnudos -por muy artísticos que sean-, contenido grotesco, violento o que inciten al odio.
  • Publicar imágenes o vídeos que violen la propiedad intelectual.

bloqueo en redes sociales

 

Imagen: DepositPhotos

Shares