Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

La iniciativa Q busca ser la nueva revolución en el sistema monetario digital, y de hecho asegura que quiere hacerlo mejor que el bitcoin para convertirse en la moneda digital global. Algo que está consiguiendo en parte, ya que atrae a cerca de 100,000 nuevos usuarios cada día Pero ¿cómo pretende lograrlo?

Qué es la iniciativa Q

En su página oficial, la iniciativa Q explica en siete pasos, por qué es necesario mejorar el sistema de monedas digitales y qué es lo que hará para construir un sistema de pago moderno, como puedes ver en el siguiente vídeo:

Las 7 premisas de las que parte la Iniciativa Q

1 .En la actualidad, los sistemas de pago como tarjetas de crédito, transferencias bancarias e incluso el efectivo, son antiguos y se encuentran desactualizados, por lo que todos tenemos costos innecesarios.

2 .Si bien el sistema general de pagos está desactualizado, existe la tecnología avanzada e innovaciones que se encuentran esperando para ser utilizadas.

3 . No se utilizan estos nuevos sistemas debido a ningún consumidor se unirá a una nueva red de pagos sin un vendedor, y ningún vendedor ofrecerá una nueva opción de pago que los consumidores no utilicen.

Así funciona Ripple, la criptomoneda por la que apuesta el Santander

4 .Si alguien logra construir un sistema de pago moderno que implemente estas tecnologías y consiga que los consumidores y vendedores lo adopten, se haría popular muy rápidamente, y de hecho sus gestores aseguran que podría alcanzar 20.000 millones de dólares en operaciones anualmente.

5 . Si este sistema crease su propia moneda global, digamos que “Q”, de acuerdo a los modelos económicos el valor de todas las Qs ascendería a varios millones de dólares.

6 . Es en este punto que la iniciativa Q invita a los usuarios a reservar esta moneda, ya que asegura, cuanto más pronto se unan a esta iniciativa, más monedas Q podrán reservar.

7 . Con ello, a medida que se sumen millones de personas a esta iniciativa Q, se desplegarán tecnologías de pago avanzadas, haciéndose más popular y con ello los premios otorgados a los primeros usuarios alcanzarán su valor potencial.

¿Podría ser un sistema piramidal?

Si bien todo esto suena muy prometedor, muchos usuarios se han preguntado si este sistema esconderá algún trasfondo negativo. A pesar de estas siete premisas que te hemos explicado, hay algunos aspectos de su planteamiento que han llevado a que usuarios de redes sociales hayan dudado sobre si la iniciativa Q podría ser parte de un sistema piramidal.

Así, su registro se permite por medio de invitación (por parte de amigos y conocidos, principalmente utilizando redes sociales), igual que funcionan los esquemas piramidales. ¿La clave para apuntarse a formar parte de esta iniciativa? Los primeros en participar en ella obtienen una recompensa en forma de Qs.

Además, a pesar de los esfuerzos de sus responsables a través de su web, el funcionamiento de la iniciativa Q, es bastante opaco.  Es extraño asumir que simplemente por registrarse con un nombre de usuario y un email, puedas recibir una recompensa futura a cambio en forma de una moneda que todavía no existe. Esto es parte de lo que se explica en la web al respecto:

“Según la ecuación de intercambio en Economía, el valor de una moneda puede calcularse utilizando la cantidad de dinero en circulación y la frecuencia con la que se utiliza (lo que se denomina ”velocidad del dinero”). Por lo tanto, estimar 20 billones de dólares estadounidenses en operaciones, y utilizar la velocidad media mundial del dinero, daría a todas las Q en circulación un valor de varios billones de dólares estadounidenses

A medida que se sumen millones de personas, se desplegarán tecnologías de pago avanzadas, el sistema de pago se hará aún más popular, la moneda Q será valiosa y los premios otorgados a los primeros usuarios alcanzarán su valor potencial

Las recompensas Q reservadas actualmente provienen de un suministro total de 2 billones de Q. Esto significa que las recompensas estarán disponibles para su uso a una tasa de un dólar por Q, una vez que todos las Q alcancen un valor de 2 billones de dólares estadounidenses, una estimación realista suponiendo una adopción a gran escala, como se muestra arriba“.

Eso sí, para formar parte de la iniciativa Q no es necesaria una inversión (al menos, no de momento), lo que la aleja de partida de cualquier sombra relacionada con las estafas online. Como decíamos, lo que se pide a cambio es que el usuario llene un formulario con sus datos y utilizar esta nueva red de pago. Esto podría parecer una gran oferta, pero debemos pensar que en la actualidad no existe nada más valioso para las empresas que los datos.

Basta tan solo recordar la controversia por la que han atravesado las redes sociales por el uso sin autorización de los datos de usuario, y sin ir más lejos el tan sonado caso Cambridge Analyitica que tantos dolores de cabeza le ha costado a Facebook.

Imagen: Web oficial Iniciativa Q

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Mostrar comentarios (1)

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.