Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

El comercio electrónico europeo está claramente dominado por los tres principales países de la eurozona: Inglaterra (más de 96 mil millones de euros), Alemania (50 mil millones de euros) y Francia (45 millones de euros). La facturación total de solo estos tres países (191 mil millones de euros) representa el 61% del total del sector europeo de comercio electrónico B2C. Estos datos se conocen gracias al nuevo informe europeo de comercio electrónico B2C de la organización ECommerce Europe.

El comercio electrónico consigue vencer a la crisis

Ecommerce Europe estima que los consumidores británicos compran a día de hoy sobre un 13,5% de los productos de venta online. En Alemania y Francia estos productos representan el 6,4% y el 5,3%, respectivamente. En general, se ha producido un aumento en la cifra de venta de productos comprados online en contraposición al comercio minorista tradicional. La crisis, que también afecta en el sector del eCommerce y que se extiende a toda Europa en general, ha aumentado la falta de confianza de los consumidores, pero los buenos datos del sector y Alemania, que es una excepción positiva en este caso, demuestran que el comercio electrónico ofrece muy buenas perspectivas económicas de futuro.

Los europeos occidentales, los más receptivos a comprar online

La entrada de las compras en Internet en los países más occidentales de Europa es muy alta en comparación con otras regiones, exceptuando los países escandinavos. Solo seis de los principales países europeos (Bélgica, Francia, Irlanda, Holanda, Luxemburgo e Inglaterra) tienen más e 134 millones de usuarios de Internet, lo que representa un promedio de penetración de un 84% en comparación con los demás países europeos, que es de un 74%. En general, los consumidores europeos occidentales son bastante receptivos respecto a la utilización del comercio electrónico.

Shares