Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

La entidad bancaria holandesa ING Direct cambia de nombre y de ahora en adelante se denominará simplemente ING, ya que de acuerdo al banco este nombre adapta mejor su marca al nombre común que utilizan sus clientes.

ING Direct cambia de nombre para mostrar la sencillez de sus servicios

El camino de la banca online ha experimentado una difícil transición debido a la desconfianza inicial por parte de los usuarios. Algo tan habitual como acudir físicamente a la sucursal bancaria se tornaba en algo aterrador a la hora de iniciar sesión por medio de un ordenador.

ING Direct fue uno de los primeros bancos en apostar por las operaciones online, y basados en ello lograron despegar y lograr una ventaja frente a otros ya que logró crear la confianza necesaria en sus usuarios y ofrecerles todas las ventajas del banco online. Al día de hoy, más de 3.520 españoles utilizan sus servicios online y al cierre de 2016 los clientes de ING en España crecieron un 5%.

Ahora, en un proceso de rebranding para mostrar la sencillez de sus servicios, ING Direct cambia de nombre, y sus directivos han dejado en claro que esta nueva denominación de la entidad no supone cambio alguno en la operativa del banco ni en sus clientes, pero sí busca mostrar la facilidad del uso de su sistema, iniciando por el título.

Este proceso incluirá a todos los mercados en los que el banco tiene presencia. En España ya se ha adaptado el nombre de la entidad a su página web desde la semana pasada, y ha desaparecido la palabra “Direct” en su logotipo, aunque su slogan “People in progress” sigue presente.

El rebranding de marca busca un cambio favorable en la opinión de los clientes

Esta no es la primera marca que ha buscado evolucionar en torno a los nuevos tiempos y han actualizado su nombre, logotipo o mensaje publicitario para provocar un cambio favorable en la opinión de sus clientes.

El rebranding muchas veces logra un éxito total, dependiendo de la situación de cada una de las compañías y el momento clave para realizarlas. El cambio más que de imagen debe llevar cierta filosofía, como ahora que ING Direct cambia de nombre para inducir a sus clientes la idea de sencillez y facilidad desde el momento de ingresar a su sitio web.

Otra de las ventajas de apostar por la sencillez es que el público podrá recordar con mayor facilidad la imagen y el nombre de la compañía. Un ejemplo de esto es Verizon, que cambió su imagen por una versión minimalista de la anterior.

Los colores y la tipografía son unas de las partes fundamentales en la imagen de las compañías, y de darse un cambio, estos deberán ser muy claros en cuanto a lo que se quiera conseguir o transmitir con ellos. Cada color tiene su simbología y connotaciones. Un ejemplo de buen rebranding con cambio de colores es el de McDonald’s que evolucionó en un esfuerzo por liberarse de la asociación de su marca con comida basura a vender comida rápida pero saludable.

rebranding-de-marca-3

rebranding

No se contentó sólo con incluir ensaladas en su menú, sino que gráficamente modificaron su logo transformándolo del color rojo tradicional al verde, un color que es relacionado con un modo de vida más saludable.

Incluso 

rebranding-de-marca-1

rebranding-de-marca-1

Pepsi ha cambiado una gran cantidad de veces su logo en todos los años que lleva presente, pero ha mantenido su color azul y rojo, pero ha sabido adaptar la tipografía a cada momento evolucionándola al ritmo y gustos de sus consumidores en cada época.

 

Es así como ING Direct cambia de nombre, queriendo mostrar a sus clientes la “nueva realidad” de la entidad mostrando sencillez pero conservando los elementos que ofrecen seguridad y confianza a sus usuarios.

Imagen: ING

Shares