La plataforma online de servicios inmobiliarios Housell cierra una ronda de financiación de 12 millones de euros, una de las mayores operaciones de este tipo para una startup española del sector proptech.

Cerberus y Axel Springer, protagonistas de la ronda de financiación de Housell

Esta ronda ha estado respaldada por el fondo estadounidense Cerberus, quién adquirió Housell en 2017 por 3,9 millones de euros. También participó el grupo editor alemán Axel Springer por medio de su división inmobiliaria Aviv, que con una inversión de alrededor de 9 millones controlará aproximadamente el 20% de Housell.

Housell cierra una ronda de financiación con la que impulsará su crecimiento y buscará consolidar su posición en España, donde acapara ya el 60% de la cuota del mercado proptech y ha logrado vender más de 2.000 viviendas hasta la fecha.

La startup proptech fue fundada en 2017 por Guillermo Llibre y desde su creación, el objetivo de Housell ha sido simplificar y automatizar las transacciones inmobiliarias, aportando transparencia al sector.

Por medio de su plataforma, la compañía proporciona a compradores y vendedores una innovadora forma de mejorar su proceso de compra y venta, que anteriormente representaba un problema en la programación de visitas, acceso a las estadísticas de los anuncios o incluso en la comunicación directa entre vendedores y compradores.

Housell acelera los tiempos de venta en inmuebles

Por medio de su plataforma, Housell asegura ofrecer una mejor experiencia, ya que los tiempos medios de venta se han reducido drásticamente respecto a las agencias tradicionales: mientras tradicionalmente estos tiempos oscilaban entre los 3 meses en Madrid y 15 en otras ciudades de España, Housell ha logrado un plazo medio de 43 días en Madrid y 2 meses en otras ciudades como Barcelona o Sevilla.

Guillermo Llibre (Housell): “Nos encantaría que vender una casa fuera tan sencillo como pedir un Cabify”

Nuestra meta para 2019 es seguir creciendo como líderes y mantenernos como la proptech con mayor número de ventas, aseguró Guillermo Libre, CEO de Housell. “Apuntamos alto: nuestro objetivo es vender 4.000 casas en 2019, cuatro veces más que los 1.000 inmuebles que vendimos en 2018. Nuestra intención es continuar aprendiendo con nuestros usuarios e incorporando tecnología al proceso de compraventa de una vivienda, con el objetivo de ir perfeccionando nuestro servicio y de que nuestros clientes puedan seguir beneficiándose de una propuesta novedosa y transparente”.

El auge de las startup proptech españolas

En los últimos años, las startup proptech españolas impulsado su crecimiento. El auge de estas plataformas no ha parado, para ejemplo basta mencionar a Housfy que el pasado mes de mayo obtuvo una ronda de financiación de 6 millones de euros, liderada por Seaya Ventures además de otros fondos internacionales como Torch Capital y DN Capital.

Otro ejemplo es Badi, la app de alquiler de habitaciones a largo plazo y búsqueda de compañero de piso, que en enero logro una ronda de financiación de más de 26 millones de euros que fue liderada por Goodwater Capital y con la participación de Target Global. Y no podemos olvidar a Spotahome que levantó 40 millones de dólares en una ronda de financiación de Serie B hace apenas un año, liderada por el fondo de Silicon Valley, Kleiner Perkins.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram