Copiar enlace

Instagram es la aplicación preferida de los usuarios para compartir los buenos momentos de la vida. Todos sabemos que en esta red social la gente es más guapa, se cuida más, come mejor, tienen las casas más bonitas y viaja a los lugares más increíbles.

Con motivo de su 13º aniversario (el día 6 de octubre), nos gustaría hacer un repaso por la historia de Instagram, una red social que revolucionó por completo el mundo de la fotografía.

Historia de Instagram: los principios como Burbn

Esta aplicación en la que los usuarios suben fotos y vídeos, con opción de utilizar filtros y marcos proporcionados por la propia app, nació en octubre de 2010 en San Francisco de la mano de Kevin Systrom y Mike Krieger.

Systrom y Krieger, además de ser brillantes informáticos, son grandes amantes de la fotografía. Para ellos, realizar una buena instantánea requería de una cámara profesional. Sin embargo, a media que las cámaras de los teléfonos móviles fueron mejorando, decidieron que había una oportunidad en el mercado para la fotografía móvil.

Al principio, la aplicación que idearon la bautizaron con el nombre de Burbn y era mucho más complicada que la que conocemos actualmente.

Burbn empezó siendo una app de geolocalización y check-in muy similar a FourSquare, hasta que se dieron cuenta de que lo que realmente interesaba eran las fotos que se subían de los lugares. A partir de este momento, fue cuando cambiaron el enfoque y decidieron dedicarse por completo a la publicación y retoque de las imágenes.

Instagram, la aplicación más «cool» del mercado

De esta forma, hicieron una nueva versión de la aplicación y la llamaron Instagram. Este nombre procede de juntar los conceptos de «instantánea» y «telegrama», palabras que a los creadores les recordaban a su infancia con las fotografías Polaroid.

Instagram fue lanzada a principios de octubre de 2010 únicamente para dispositivos Apple. En su primera semana de vida ya se habían descargado la red social 200.000 usuarios y tres meses después del lanzamiento ya habían llegado al millón.

Una de las características distintivas de Instagram en sus inicios era que las imágenes tenían una forma cuadrada en honor a la Kodak Instamatic y a las cámaras Polaroid.

A modo de curiosidad, la primera foto subida a Instagram fue de un perro, la mascota de uno de los fundadores.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

test

Una publicación compartida de Kevin Systrom (@kevin) el

Instagram llega a Android y es comprada por Facebook

En 2011 llegaron a Instagram los hashtags, esas etiquetas de categoría tan imprescindibles que nos permiten asociar nuestra publicación con un tema determinado. De esta forma, personas que no nos conocen, pueden disfrutar de una foto o vídeo que hemos publicado.

En menos de un año, ya eran 5 millones de personas las que utilizaban Instagram. Systrom y Krieger, conscientes del gran éxito del que gozaba su app, tomaron la decisión de lanzarse a otros sistemas operativos. De esta forma, en abril de 2012, Instagram apareció por fin para Android consiguiendo más de 1 millón de descargas en menos de 24 horas.

Tras este lanzamiento, la aplicación llama la atención de Mark Zuckerberg, creador de Facebook, que tan sólo 6 días después de la llegada de la app a Android la compra por 1.000 millones de dólares.

Esta transacción es muy importante dentro de la historia de Instagram ya que Zuckenberg, en una jugada maestra, ofrece a sus creadores una oferta irrechazable: derecho a mantener cierta independencia administrativa y 1.000 millones de dólares en efectivo y acciones. Teniendo en cuenta que en aquel momento, Instagram apenas superaba los 500 millones de dólares dentro de los valores del mercado, la oferta resultaba muy tentadora.

Instagram se renueva, llegan las stories y los anuncios

Con la compra por parte de Facebook, empezaron a llegar las mejoras: se podía etiquetar a personas en las fotos y aparecieron los mensajes directos con fotografías o vídeos.

En un principio, estos cambios fueron mínimos, ya que la aplicación contaba con un estilo e identidad propios plenamente consolidado y aprobado por sus usuarios. La app gozaba de un diseño sencillo, intuitivo y atractivo.

Es entre 2015 y 2016 cuando comienzan los cambios más notables de su historia, que también se explican por la evolución de las redes sociales en general: hablamos de la llegada de anuncios y publicidad dentro de la aplicación, renovación de logotipo y, tras el éxito de la aplicación Snapchat, aparecieron los Instagram Stories.

Bajo la misma premisa con la que parte Snapchat, los Stories permiten al usuario subir vídeos o fotografías de duración limitada a 24 horas dentro de un apartado nuevo. Por su parte, tiempo después, también añadió la función de «vídeo en directo» al estilo Periscope.

El polémico cambio de logotipo

En 2016 Instagram estrenó un logo muy diferente al anterior aunque manteniendo una esencia y cambiando un poco también su diseño en la aplicación móvil. Desde el blog oficial de Instagram, explicaron que querían reflejar las formas vibrantes y creativas en que la comunidad comparte sus historias por medio de Instagram y la familia de aplicaciones.

De esta forma, la cámara a la que los usuarios estaban tan acostumbrados se rediseñó con líneas más sencillas y se quitó el fondo, mostrando ahora solo un efecto arco iris, pero de relleno y en gradiente.

Este uso de gradientes, no tan usual entre los diseños por lo vibrante que resulta, hizo que muchos usuarios mostrasen su desencanto con la sorpresa de hoy, comparándolo con diseños de Paint o de Word y crearon memes al respecto, mostrando su descontento. En cualquier caso, hoy el logo de Instagram ya está perfectamente asumido por todos los usuarios.

El adiós de los fundadores, la llegada de IGTV y de los Reels… y el adiós a los likes (o no)

Todos estos cambios provocaron, al igual que pasó con Jan Koum y WhatsApp, que los creadores que hicieron posible la existencia de la app abandonaran sus cargos en la compañía. Ambos argumentaron no estar de acuerdo con el trato que estaba haciendo Facebook con la aplicación y decidieron retirarse.

A todos estos cambios, se sumó el lanzamiento en 2018 de Instagram TV (IGTV): un apartado nuevo dentro del perfil de la app que permitía subir vídeos de hasta de 10 minutos de duración y de 60 minutos a las cuentas verificadas. La intención del CEO de Meta actualmente con IGTV, era posicionarse como competencia directa de YouTube en el ámbito de la creación de contenido de vídeo. Finalmente, en 2022, la plataforma decidió eliminar esta función para enfocarse de lleno en los Reels.

En 2020, también se lanzaron los Reels siguiendo la premisa de TikTok, permitiendo a los usuarios crear, editar y publicar vídeos con diferentes funcionalidades.

Pero no fue hasta mayo 2021 que llegaría una de las medidas más controvertidas: dejar de mostrar el número de número de likes que recibe una publicación. Aunque esta medida no ha sido drástica, sino opcional. El usuario puede decidir si quiere o no que sus publicaciones muestren el número de «me gusta» recibidos, para ello solo tiene que acceder a los ajustes de Instagram y en la sección «Configuración y privacidad» seleccionar el apartado «Recuendo de Me Gusta».

El Kardashiangate

Lo más destacado de Instagram en 2022 fue la rebelión que algunos usuarios, especialmente algunos influencers destacados, emprendieron en contra de la evolución que había tomado la red social a lo largo de ese año, inspirada, en muchos aspectos, en las funciones de TikTok.

Así Kylie Jenner, compartió en sus stories (una funcionalidad «inspirada» en otra red social, Snapchat) una captura de pantalla de la publicación de otro usuario, en la que mostraba su añoranza por los viejos tiempos de Instagram como una aplicación para compartir fotos. «Haz que Instagram sea Instagram de nuevo. Deja de intentar ser TikTok, solo quiero ver fotos chulas de mis amigos».

Poco después, su hermana Kim Kardashian también compartió la misma publicación, que pronto acumuló más de un millón de likes. Recordemos que ambas hermanas figuran entre las influencers más seguidas del mundo en Instagram, contando sus seguidores por cientos de millones.

Y claro, ante semejante poder de convocatoria, el señor Mosseri, Director de Instagram, se vio obligado a intervenir. Como en ocasiones anteriores, Mosseri eligió el formato vídeo (el mismo formato ante el que muchos usuarios de su red social se estaban rebelando) para tratar de calmar los ánimos de la masa enfurecida. Finalmente, Mosseri concluía su alegato defendiendo la necesidad de evolucionar: «Vamos a seguir necesitando evolucionar, porque el mundo está cambiando rápidamente, y tenemos que cambiar con él».

Instagram recula

Sin embargo, poco después, Mosseri sorprendía a todos al dar un paso atrás. El Director de Instagram aseguró que realizarían cambios en las próximas semanas para cerciorarse de que estaban «escuchando los comentarios y reaccionando de manera responsable»

En cuanto al nuevo diseño del feed, reconoció que se estaban dando cuenta de que los usuarios estaban frustrados y, a consecuencia, los datos de uso no eran buenos. También reflexionó acerca del aumento del contenido de vídeo y de como eso podía causar malestar a quienes estaban en la plataforma por la fotografía. Además de hablar acerca de las recomendaciones de contenido. Mosseri aseguró que estaban poniendo el foco en todas estas cuestiones: «Creo que allí debemos dar un gran paso atrás, reagruparnos y descubrir cómo queremos avanzar».

Concentración de stories, programación de contenido y una accidental suspensión de cuentas masiva

Instagram cerró el 2022 con varias novedades, y también con curvas. Con el objetivo de impulsar la agilidad y comodidad a la hora de visualizar sus contenidos, Instagram decidió aumentar la duración máxima de las stories, pasando de 15 a 60 segundos. De este modo se presentaban dos ventajas principales: disfrutar del contenido de stories sin que este se viese interrumpido por cortes cada poco, y poder saltar de una storie a la siguiente, si esta no resulta de interés, con menos toques.

La siguiente actualización fue la respuesta a las peticiones de muchos usuarios: la posibilidad de programar contenido sin la necesidad de acudir a aplicaciones de terceros. Aunque esta función solo se activó para perfiles profesionales.

Y, en cuanto a las curvas, un error no especificado de Instagram provocó que las cuentas de miles de usuarios se suspendiesen y que, a consecuencia, muchos otros viesen mermado su número de seguidores de forma significativa. El problema tan solo tardó un día en solventarse, pero se volvió el tema del momento durante ese lapso de tiempo.

Potenciar la creatividad, el descubrimiento y las conexiones: los ejes de Instagram para 2023

Mosseri volvió a presentarse ante los usuarios en su formato preferido, el vídeo, para relatar que en 2023 Instagram buscaría crear valor para las personas. Y para esto, planteó tres ejes: inspirar a las personas a ser más creativas, ayudarlas a descubrir cosas que aman y crear conexiones entre las personas.

En relación a esta premisa, se presentaron cambios como el relativo a la navegación en la plataforma. Instagram simplificó el diseño de la navegación de su red social para facilitar a los usuarios crear, entretenerse y conectar con sus seres queridos o con contenidos de interés.

Así mismo, otra de las cuentas pendientes de Instagram era devolverle parte del protagonismo perdido a las imágenes. Las consecuencias del «Kardashiangate» se dejaron notar y Mosseri reconoció «creo que nos enfocamos demasiado en el vídeo en 2022 y empujamos la clasificación demasiado lejos y básicamente mostramos demasiados vídeos y no suficientes fotos». Por ello, la red social ha estado trabajando en alcanzar un nuevo equilibrio entre ambos contenidos, y, al parecer, la estrategia está obteniendo resultados positivos.

También basada en estos tres ejes, sobre todo en el primero y el tercero, está la función Perfiles de Grupos. La cual permite a los usuarios crear perfiles colaborativos y compartirlos, pudiendo tener varios administradores. Y lo mismo sucede con los Canales, una herramienta de comunicación unidireccional con tus seguidores a modo de chat directo.

Un nuevo Instagram sin publicidad, pero de pago

Como otras tantas plataformas, Instagram debe adaptarse sí o sí a los parámetros que establece la nueva Ley de Servicios Digitales (DSA) de la Unión Europea, que entrará en vigor el 1 de enero de 2024. Esta normativa regula la recogida de datos y privacidad de los usuarios, por lo que la red social debe plantear alternativas para aquellas personas que no quieran compartir sus datos con ella para recibir publicidad personalizada.

Como solución, la plataforma ha anunciado el lanzamiento de un plan de pago sin publicidad en Europa, que ha llamado SNA o subscription no ads (suscripción sin publicidad) y que llegará en los próximos meses. Una forma también de compensar las posibles pérdidas de ingresos publicitarios.

Instagram, en el presente

Desde el principio de su historia, Instagram ha llamado la atención de multitud de famosos y celebridades. Además de esto, ha ayudado a gente común a convertirse en estrellas, o en su defecto, en influencers, convirtiendo la publicación y creación de contenidos para redes sociales en una forma de vida.

La persona que actualmente cuenta con más seguidores en Instagram es Cristiano Ronaldo y la segunda Lionel Messi. Por su parte, la foto con más likes en este momento es esta de Messi alzando la copa del Mundial 2022, que ha logrado arrebatarle el primer puesto al famoso huevo de Instagram, que a su vez se había publicado con el objetivo de quitarle el récord a Kylie Jenner.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi)

De acuerdo con los datos arrojados por el estudio «Digital 2023» elaborado por We Are Social y Meltwater, los usuarios globales de Instagram pasan de media 12 horas al mes en la red social. Asimismo, es la quinta de las webs más visitadas del mundo según el ranking de Similarweb, por delante de las páginas web de WhatsApp, Amazon, Netflix y TikTok, entre otras. 

En cuanto a los hashtags más utilizados en las publicaciones de la red social en todo el mundo a lo largo de sus 13 años de historia, encabeza el ranking #Love usado más de 2.147 millones de veces, seguido por #Instagood, usado en más de 1.586 millones de publicaciones, y #Fashion, utilizado en casi 1.100 millones de publicaciones. 

La historia de Instagram está continuamente actualizándose y este año se ha consolidado como la cuarta red social más utilizada a nivel mundial con 2.000 millones de usuarios activos mensuales. Una cifra, que todo apunta, a que no dejará de crecer.

Foto: Depositphotos

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!