Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Vivimos en un mundo totalmente digital y dominado con mano de hierro por el uso indiscriminado de los móviles. Es tal la presencia de estos aparatos tecnológicos que hace menos de un año que el smartphone ha superado por primera vez al ordenador para acceder a internet. Este cambio de costumbres en nuestras vidas ha traído nuevas consecuencias, una de ellas es el auge del comercio electrónico a nivel mundial, sobre todo en China, donde el 71 % de los usuarios afirman que compran productos online una vez a la semana.

El eCommerce español necesita herramientas de financiación

En España sucede algo parecido y es que el comercio electrónico crece a su mayor ritmo en casi seis años con unas cifras de facturación que alcanzan los 6.000 millones de euros en el tercer trimestre de 2016. Sin embargo, a pesar de que los españoles compramos cada vez más en Internet, aún seguimos rezagados en comparación con otros grandes países europeos. 

El entorno del comercio electrónico español está perdiendo dinero y clientes ya que podría aportar más flexibilidad para las compras. La financiación es una solución al problema ya que proporciona soluciones y atiende al cliente y a las empresas. Las razones son obvias; disminuye la sensibilidad al precio y ayuda a mejorar la capacidad adquisitiva de los clientes.

La financiación, clave en el sector del eCommerce

Las herramientas de financiación digitales son diferentes al sistema tradicional de crédito de los bancos. Las entidades bancarias trabajan con un sistema de valoración de riesgos maduro en el que lo último que les preocupa es la inmediatez. Afortunadamente, en España, algunas empresas se han dado cuenta de este problema y han ideado plataformas de pago aplazado. Desde hace unos años han surgido plataformas  de pago que garantizan libertad al usuario al ofrecer un crédito instantáneo.

Algunas de las más conocidas son las siguientes:

Estas herramientas sirven para la financiación y el aplazamiento de pago en el eCommerce. ¡Ojo, no debemos confundirlas con aplicaciones de pago estilo PayPal, Twyp y similares! Las plataformas de pago son totalmente diferentes a estos sitemas. La diferencia principal es que ofrecen soluciones de compra para el sector.

Cómo funcionan las herramientas de financiación en eCommerce

La pregunta es la siguiente: ¿cómo funcionan? En el caso de Aplazame consiste en un servicio de financiación al momento para compras online. Este sistema combina un método de pago para que los compradores adquieran productos en un plazo de hasta 12 meses. 

El uso de nuevas tecnologías como el Big Data es usado en Aplazame para ofrecer créditos digitales al instante. La startup desarrollada por Fernando Cabello-Astolfi funciona bastante bien tras dos años en el mercado. En la actualidad es usado en multitud de negocios online como joyerías, talleres, pymes y similares.

Otros productos como Paga Más Tarde permiten al usuario elegir las cuotas de pago en un rango de tiempo bastante amplio (de 2 a 12 meses). Sequra, por ejemplo, te permite recibir la compra y pagar después. De esta forma, puedes comprar con la seguridad de que te devuelvan el dinero si no te convence el producto. Instant credit te permite la compra en una sola plataforma, y además puedes integrar compras internacionales ya que garantiza el acceso al mercado internacional.

A pesar de que muchos de los establecimientos que incorporan este tipo de sistemas de financiación facilitan el proceso de compra a los usuarios existen algunos inconvenientes que hay que tener en cuenta y que contribuyen a que el sistema de financiación del eCommerce en España sigue siendo algo poco común. 

Los criterios de solicitar financiación “sin papeles” y querer el dinero “al momento” son la clave de estas empresas. Los usuarios demandan agilidad e inmediatez, y aunque estas compañías se definen como ágiles no siempre cumplen con las expectativas y hay que tener cuidado con la letra pequeña y leer todas las condiciones.  Un ejemplo claro son los intereses que se van a pagar por la compra adquirida. Para evitar esto, una idea interesante puede ser aplicar un interés menor si el usuario cancela la deuda antes de tiempo.

Las reglas de juego del eCommerce han cambiado con estos nuevos jugadores. ¿Y tú has probado alguna de ellas? Déjanos tu opinión en los comentarios y cuéntanos cómo te han funcionado.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram