Facebooktwitterlinkedin

Día 43 (o eso creo) de confinamiento. Los planes de desescalada (imagino que en los vetustos sillones de la RAE habrá habido algún ataque de apoplejía con la de palabros que están en boca de los políticos estos días) ya están aquí, y muchos pequeños comercios se encuentran con la cruda realidad de que las medidas de seguridad que les van a imponer pueden complicarles aún más su viabilidad. Así que hoy hablaremos de cómo montar un eCommerce de emergencia para tener otro canal de ventas además del presencial.

Los días pasan. Mi barriga crece. Hay partes de mi cuerpo que, snif, ya no veo si miro hacia abajo. Ayer caminé 5.000 pasos por el pasillo. 250 vueltas a 20 pasos por vuelta. Con dos gatos que me miraban alucinados desde el sofá, como pensando «el humano, además de gordo, se ha vuelto gilipollas». Como si ellos no se pusieran a dar vueltas como alma que lleva el demonio en la hora loca de los gatos, que coincide con la hora en la que estamos viendo Netflix.

La experiencia de que un gato de 7 kilos, que en lugar de uñas tiene garras afiladas como cuchillos, aterrice a traición sobre las partes más delicadas de tu anatomía es algo que no le recomiendo a nadie. Tengo tantos arañazos que ya no me preocupa el coronavirus, sino la gangrena. ¿Hay Valium para gatos? Tendré que investigarlo.

Si no hay tranquilizantes para gatos, se me ocurren otras alternativas…

Guía básica para montar un eCommerce de emergencia

Hablamos de e-mer-gen-cia. Es decir, vamos a proponer un conjunto de alternativas muy básicas y muy rápidas, que pueda montarse uno mismo sin tener grandes conocimientos. Algunas de ellas no son estrictamente eCommerce, puesto que ni siquiera precisan de una web. Se trata de algo para salir del paso mientras (eso espero) te planteas poner en marcha una tienda de eCommerce con todas las funciones y como mandan los cánones. De hecho, muchas de estas estrategias son compatibles entre sí. Vamos a ello.

Hasta ahora, quien no ha puesto en marcha una tienda de eCommerce ha sido porque no ha querido, porque no le salía rentable o porque pensaba que no lo necesitaba. Pero el mundo se ha vuelto del revés y esos argumentos ya no sirven. El eCommerce, la venta a distancia, la venta online o como quieras llamarlo van a formar parte de la «nueva normalidad», te guste o no. Por eso hablamos de eCommerce de emergencia.

1. Empieza con cosas que ya existen y sabes usar: WhatsApp, Instagram y Facebook

Seguro que ya has usado WhatsApp de una u otra manera para comunicarte con tus clientes. Según lo aprobado el martes 28 por el Consejo de Ministros,  los pequeños comercios podrán atender a clientes sólo con cita previa, hasta que se llegue a  la siguiente fase de desescalada, la Fase 1, en la que se permitirá la apertura al público con restricciones, algo que no pasará, si todo va bien, hasta el 11 de mayo y probablemente no en todas las áreas geográficas al mismo tiempo.

Para gestionar esa cita previa, WhatsApp no es la herramienta perfecta, pero sí la más accesible que tienes a mano para que los clientes puedan ponerse en contacto contigo. Ojo, hablo de que los clientes se pongan en contacto contigo y no al revés, porque para poder ponerte tú en contacto con ellos necesitas su autorización por escrito para cumplir con la legislación en materia de protección de datos.

Si has sido precavido y ya tienes una base de datos de clientes, debidamente registrada en la Agencia Española de Protección de Datos (si no lo has hecho, ya tardas) y con los consentimientos previos firmados, entonces sí puedes utilizar WhatsApp para enviarles fotografías de productos y ofrecerles que se pasen por tu tienda a una hora previamente fijada, o bien puedes ser tú el les envíe fotos de productos y realizar el reparto a domicilio.

Como no todo el mundo tiene el teléfono de sus clientes, tienes dos opciones de venta que también son accesibles para todos y que no suponen gran esfuerzo: Facebook e Instagram. En Facebook puedes publicar mini-escaparates de productos y aceptar pedidos por mensaje directo o WhatsApp, puedes utilizar Facebook Marketplace o activar la opción de «tienda» en tu página de Facebook.

En Instagram, aunque también tienes la opción de poner productos en venta de forma directa, tienen que estar conectados con un eCommerce que ya existe… y que no tienes, así que te queda la opción de usarlo como escaparate y recurrir al WhatsApp o los mensajes directos. Cómodo, fácil y para toda la familia.

Cómo integrar un catálogo de productos en Facebook (y en Instagram)

2. Puedes usar los marketplaces como eCommerce de emergencia

Sí, hablamos del coco del pequeño comercio. de Amazon. Pero también de eBay, Aliexpress, El Corte InglésCarrefour… En todos estos lugares puedes vender tus productos. Tendrás que seleccionar sólo los productos que te  dejen un margen suficiente como para compensar la comisión que te cobrarán, pero es una forma de dar salida a productos rápidamente y convertirlos en efectivo. En algunos de ellos, como Amazon, eBay o Aliexpress puedes crear tu propia «tienda» virtual dentro del marketplace.

Electrónica, hogar y moda, los productos más comprados en marketplaces en España (2020)

3. Puedes recurrir a servicios de creación express de tiendas online en la nube

Estas son opciones que tienen muchas limitaciones, pero hablamos de eCommerce de emergencia, así que hay que echar mano de lo que sea rápido y fácil. Servicios como Ionos, Hostalia, ShopifyEtsy (entre otros muchos) te ofrecen la posibilidad de crear webs de eCommerce a partir de plantillas prediseñadas por una cuota mensual.

En el caso de Etsy, por una comisión por cada venta. ¿Ventajas? Es rápido y no tienes que aprender a manejar nada. ¿Desventajas? No podrás llevarte tu tienda a otra plataforma si no te convence y tendrás que pagar una cuota per secula seculorum, además de que la capacidad de personalización es bastante limitada.

Qué es Etsy: opiniones, análisis y valoración

4. Atrévete a montar tu propia tienda con WooCommerce+Wordpress

WordPress se ha convertido en un estándar cuasi-universal en la creación de webs. No es nada complicado de manejar y tienes miles de tutoriales disponibles sobre cómo utilizarlo. Para convertir una web convencional en una tienda online tienes que añadirle un plugin; de nuevo el estándar es WooCommerce.

La combinación de ambos es la ideal para montar una tienda online de emergencia, porque puedes partir de la personalización de una plantilla prediseñada (las hay gratis y de pago, miles de ellas) y la mayoría cuentan con editores visuales, en los que crear una web es relativamente sencillo (arrastrar y colocar bloques y luego meter contenido dentro).

¿Ventajas? Tanto WordPress como WooCommerce son de código abierto y no tienes que pagar nada por ellos. Dado que son estándares que usa casi todo el mundo, no será complicado obtener ayuda si te atascas. Una vez has aprendido a manejarlos, puedes hacer lo que quieras con tu web sin necesidad de pagar nada más que el hosting y el dominio. Tienes entera libertad.

[023] Woocommerce: pros y contras de usarlo como el pilar de tu eCommerce, con Diego Nieto

¿Desventajas? Esta opción te llevará más tiempo. Lo más laborioso no es tanto aprender a manejarse en WordPress o WooCommerce, sino aprender cómo funciona cada plantilla de las que te descargues. Si son de pago, tendrás la ventaja de que te ofrecerán soporte y manual de instrucciones. Si son gratis… puede que sí o puede que no. Pero para que te hagas una idea, una plantilla (en WordPress se les llama «temas») de pago ya preparada para usar WooCommerce puede costarte entre 50 y 200 euros, aproximadamente, algo que pagas una sola vez y te olvidas.

5. ¿Y Prestashop? ¿Por qué no Prestashop?

Prestashop es, a día de hoy, el rey de los sistemas de código abierto para crear tiendas online. El más completo y el que tiene un back office (la parte que no se ve desde la que gestionas tu tienda, desde inventarios a stocks, pedidos, transporte, devoluciones…)  más completo.

Pero también es el sistema que tiene un tiempo de aprendizaje más largo, precisamente por ser más completo también es más complejo. Sólo aprender a manejarte con Prestashop puede llevarte más tiempo que montar una web completa con WooCommerce+Wordpress,algo que no es precisamente lo que buscas si quieres montar un eCommerce de emergencia.

Por qué deberías utilizar Prestashop para crear tu tienda online

Habitualmente, Prestashop es la opción más usada por los profesionales en el diseño y creación de webs cuando tienen que montar una tienda online. Y aún así les lleva tiempo. Si vas a crear un eCommerce de emergencia, te recomiendo que dejes Prestashop para una etapa más avanzada.

6. ¿Tengo que pedir un TPV virtual a mi banco?

Lo ideal es que sí, pero no te lo darán de un día para otro. Si usas alguna de las plataformas en la nube no es necesaario, ya que ellos te ofrecen ese servicio (no gratis, obviamente). Lo que yo haría: Comenzar con PayPal, que te permite también cobrar con tarjeta, y solicitar al mismo tiempo el TPV virtual al banco e instalarlo cuando el banco te lo autorice.

Espero que esta pequeña guía os haya sido útil. Os dejo, que tengo que caminar mis 5.000 pasos de hoy. Voy a desgastar la tarima flotante. Seguiremos con más consejos útiles en próximas publicaciones.

 

 

 

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram