Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Si hablamos de adaptación a las necesidades tecnológicas acabaremos seguro citando a Google, en parte por su foco en el desarrollo y la formación en entornos digitales. Bajo esta premisa la compañía continúa invirtiendo en campañas en Europa que pueden enmarcarse como un intento de “lavado de imagen” tras las acusaciones por diferentes cargos realizadas desde la Unión Europea.

Esta campaña de mejora de su imagen también puede medirse en datos, como el que afirma que Google ha destinado 450 millones de dólares (cerca de 410 millones de euros) entre los años 2015 y 2017 a esta premisa a través de la realización de acciones en Europa centradas en la educación y la cultura, que algunos leen como campañas de presión, o lobbying. Dichas acciones pasan por la creación de cursos de formación digital para profesores, la de fondos económicos para medios de comunicación o el desarrollo de exposiciones de arte.

Google y el lobby en la cultura

Dentro de las campañas desarrolladas en este formato Google ha desarrollado un fondo para ayudar a editores europeos a adaptarse al entorno digital; como el caso de Euronews (ubicada en Francia) a la que ha aportado medio millón de dólares para testar los vídeos de 360 grados aplicados a noticias. Y también ha llevado a cabo actividades formativas en el sector tecnológico en Dublín (sede de la compañía en Europa).

Estas acciones pueden ser parte de las constantes conversaciones que Google y el lobby de Google mantienen con la UE. Los datos del Registro de Transparencia de la UE muestran que en 2015 se llevaron a cabo 67 reuniones con altos cargos y que el gigante ha usado los servicios de lobby de la UE  en diez ocasiones.

Caso Google en la UE

Antes de que Google y el lobby fueran tan amigos, en 2010, comenzó el denominado caso Google en la UE, en aquel momento comenzaba una investigación sobre abuso de posición (posición de dominio) basada en que el algoritmo del buscador daba preferencia a sus propios servicios de comparación, y que en los últimos meses ha vuelto a la actualidad. Después llegaron las investigaciones en las que la Comisión Europea acusaba a la compañía de obligar a los fabricantes y operadores de móviles y tabletas con sistema operativo Android a ubicar de forma predeterminada sus servicios con compensación económica mediante.

Estas son algunas de las causas por las que el gigante de Internet se enfrenta a problemas regulatorios en Europa. Las acusaciones se han registrados por la Comisión bajo pliegos de cargo avalando que la cuota de mercado de Google en Europa ronda el 80% en la última década.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram