Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

A pesar de contar con presencia en varias líneas de negocio, la publicidad online es la línea principal de las ganancias de Google. Es por ello que siempre se esfuerza en ofrecer nuevas herramientas y mejores experiencias a los usuarios para garantizar su máxima eficacia. Pero una de las cuestiones que no han quedado claras es cómo se puede determinar el impacto en ventas físicas de los anuncios online, y la compañía quiere ayudar a comprender estos datos.

Google rastreará miles de millones de tarjetas de crédito para conocer el impacto en ventas físicas de las campañas online

Para demostrar a sus publicistas que el impacto en ventas físicas también está marcado por sus anuncios online, el gigante de Internet acaba de anunciar una nueva función con la que se podrán medir cuántas ventas han generado las campañas publicitarias online en los establecimientos y tiendas offline.

Para ello, Google que también ha anunciado hace unos días una solución definitiva para el problema de la atribución en las compras online, ahora vigilará las tiendas físicas para impulsar (aún más) su negocio de publicidad digital. La compañía anunció que esta nueva herramienta rastreará cuántas ventas físicas se logran después de hacer clic en sus anuncios digitales, con la ayuda de técnicas de geolocalización y comprobación del gasto con trajetas de crédito.

De acuerdo con Google, la mayoría de las personas que hace clic en un anuncio online, no suele realizar la compra del producto directamente, sino que realiza una investigación profunda sobre lo que quiere adquirir y al final terminan acudiendo a una tienda física para realizar la compra.

Además, afirma que los consumidores que han visto un anuncio online antes de ir de compras tienen un 25% más de probabilidades de realizar la compra en una tienda física, que 7 de cada 10 usuarios de smartphone que realizan una compra en tienda física realiza una acción relevante en su móvil antes de la compra, y que gastan más del 10% que el promedio de los consumidores.

Imagen: Google

Imagen: Google

Para poder realizar este seguimiento, Google ha llegado a un acuerdo con varias empresas para que le proporcionen datos con las compras y transacciones de las tarjetas de crédito de sus clientes. Este análisis se realizará comparando los clics de anuncios de las personas que están conectadas en los servicios de Google, con sus compras con tarjetas de crédito y débito en tiendas físicas.

Hacía tiempo que Google había comenzado a rastrear el impacto offline de sus campañas online, para saber en qué medida los clics en sus anuncios influyen en la generación de visitas a tiendas, pero es ahora, con el cotejo del gasto a través de las tarjetas de crédito, cuando podrá potenciar una herramienta que la propia compañía asumía que era mejorable, especialmente en los casos de tiendas con bajas cifras de visitas. 

La polémica sobre la privacidad de los datos de usuario

Google asegura que no será capaz de examinar los artículos adquiridos o que tanto ha gastado un consumidor en particular, pero surge la controversia al utilizar estos datos, y sobre todo, no se ha aclarado cuáles empresas han compartido los datos de las tarjetas bancarias de sus consumidores, ni tampoco cómo éstas han solicitado el consentimiento de sus clientes.

Por supuesto que si el programa funciona, podría ayudar a persuadir a los comerciantes para aumentar sus presupuestos de marketing digital, ya que anteriormente, si un consumidor hacía clic en un anuncio pero no realizaba la conversión en línea, el publicista podría pensar que su anuncio no era de utilidad.

Google asegura que tiene acceso de aproximadamente 70% de las ventas de tarjetas de crédito y débito en Estados Unidos por medio de asociaciones con terceros que rastrean los datos. Sridhar Ramaswamy, vicepresidente de publicidad de Google, aseguró que el nuevo sistema de seguimiento fue minuciosamente creado para asegurar que no sea invasivo, y describió el programa como “seguro y con protección a la privacidad”.

Más allá de la polémica que pueda crear, esta información aunada a la que Google ya conoce como los datos de navegación, historial de búsquedas y la geolocalización, permitirá cerrar la brecha entre el comercio físico y el digital y llevar a cabo un control total del rendimiento de las campañas.

La geolocalización, de hecho, ya era la clave de un sistema similar en sus objetivos, presentado por Facebook en junio de 2016: para saber que tráfico de usuarios llegan a una tienda física gracias a un anuncio online o después de ver la campaña de marketing en Facebook, la red social rastrea la posición de los usuarios que tengan activada la geolocalización en sus smartphones. Así saben si, después de haber visto el anuncio, han ido a la tienda física o no.

Imagen: Shutterstock.com

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram