Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

El gigante de internet no cesa en su esfuerzo por posicionarse en el mercado de los dispositivos móviles, y es por ello que Google ha comprado HTC, el fabricante taiwanés de smartphones con el cual ha colaborado desde hace tiempo.

En octubre del año pasado, Google anunció el lanzamiento de Pixel, su primer smartphone propio y surgieron las sospechas de que tarde o temprano se haría al menos con parte de HTC, la empresa que está encargada de su fabricación. Y hoy el rumor se ha convertido en la noticia: Google ha comprado HTC por 1.100 millones de dólares (casi 920 millones de euros).

El acuerdo no supone la compra de toda la compañía o siquiera de toda su división móvil, pero implicará la adquisición de 2.000 empleados de su área de investigación y desarrollo, la mitad de los 4.000 que posee HTC, y también el uso de licencias y propiedad intelectual de tecnología creadas por la empresa.

Por qué Google ha comprado HTC

Como te comentábamos anteriormente, la compra de HTC o al menos de esta parte de su división tiene sentido. HTC ha ayudado a crear algunos de los dispositivos de Google incluyendo la fabricación de Pixel.

Rick Osterloh, vicepresidente de hardware de Google comentó por medio de un comunicado que “HTC ha sido socio de Google durante mucho tiempo y ha creado algunos de los dispositivos más hermosos y de primera calidad del mercado. Estamos muy contentos y no podemos esperar a dar la bienvenida a los miembros del equipo de HTC que se unirán a Google para impulsar la innovación y el futuro desarrollo de productos en hardware para el consumidor”.

Desde el 2008 se ha dado la cercanía entre Google y HTC quién fabricó HTC Dream conocido como Google Phone o GPhone, el primer dispositivo móvil que incorporó Android. Además de haber participado en el desarrollo de Nexus One o la tableta Nexus 9.

Además, hay un factor de unión más entre Google y HTC y tiene que ver con la realidad virtual. HTC ha desarrollado un casco de realidad virtual de alta gama, llamado Vive y ha tenido mayor aceptación que el gran rival de Google: Oculus de Facebook. Esto, unido a que Google había fichado al diseñador de Vive, Claude Zellweger a comienzos de este año para crear su propio casco de realidad virtual, Daydream, da las claves del por qué de esta operación.

El (mal) precedente de Motorola

De hecho esta no es la primera vez que el gigante de internet adquiere un fabricante de telefonía móvil. En el año 2011 Google adquirió Motorola por 12.500 millones de dólares (10,448 millones de euros)… pero tres años más tarde la vendió a Lenovo por la pequeña cifra de 2.910 millones de dólares (2,432 millones de euros) .

¿La razón? En su momento se apuntó a la presión de otros fabricantes de dispositivos con sistema operativo Android. Preocupados por que la compañía que se encargaba de su sistema operativo les hiciera la competencia, nunca lograron aceptar por completo la aseveración de Eric Schmidt, en aquel entonces director ejecutivo de Google, que aseguró que Motorola no recibiría un trato de favor.

Otro posible factor fueron las pérdidas que Motorola representaba para Google, que llegaron a representar 645 millones de dólares en los tres primeros trimestres de 2013, y no se le veía fin.

Esperaremos a ver qué tal va este nuevo proyecto entre Google y HTC y si Pixel logra cobrar relevancia.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram