Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

¡Al Fin! por primera vez en 18 años de reinado, Internet Explorer ha sido superado en número de usuarios por Google Chrome. De acuerdo con un estudio de mercado realizado por NetMarketShare, el pasado mes de abril Google Chrome obtuvo un 41,71% de los usuarios  únicos en todo el mundo, frente a un 41,33% de Explorer. Te lo explica Rubén Bastón en este vídeo:



Chrome supera a explorer gráfica

Otro estudio realizado por StatCounter reafirma el nuevo dominio de Chrome, pero en páginas vistas, contando Chrome un 60.46%, frente al  13.25% de Internet Explorer, que incluso se ve superado por . Es importante mencionar que ambos estudios están basados en navegadores de escritorio, no incluyen navegación por móvil o tabletas (en los cuales es más utilizado Safari).

statcounter: chrome vs explorer

Algo de historia sobre la guerra de los navegadores

Desde que la web se popularizó a nivel masivo gracias a la aparición de las páginas HTML en los 90’s se han utilizado e instalado diferentes navegadores para visualizar y acceder a la información que contiene la Red.

Para los más jóvenes no serán conocidos los nombres de Mosaic o Netscape Navigator, navegadores que fueron por muchos años los más utilizados tanto por sistemas operativos Unix como en Windows. En aquella época uno, por recomendación y a base de ensayo y error buscaba el programa que mejor se adaptara en velocidad y mejoras para acceder al contenido web.

Cuando surgió Windows 95 e integró en su sistema operativo algunos programas y entre estos a Internet Explorer, desbancó a Netscape Navigator y a todos los demás navegadores que existían. Se estableció la costumbre de utilizar un programa que ya estaba listo en el sistema, se volvió innecesaria la búsqueda de otro y algunos usuarios no sabían de la existencia de otro tipo de navegadores web o simplemente temían la integridad de su sistema si cambiaban alguno de los programas.

El largo proceso del cambio a Google Chrome

Internet Explorer, a pesar de ser el más utilizado y de dominar por casi dos décadas, era un programa lento, de uso difícil y no tan versátil como otros, pero Microsoft se fio de su suerte y además de seguirlo incluyendo por defecto, algunas veces incluía código para evitar que se instalara otro navegador

Este hecho incluso trabajo problemas legales para Microsoft que tuvo que pagar multas estratosféricas impuestas por la Comisión Europea con el cargo de abuso de poder por el monopolio que imponía al obligar el uso de Internet Explorer en Windows.

La mejora en manejo y extensiones que ofrecían Firefox en 2002 y Chrome en 2008 fueron creando más y más usuarios ya que eran más rápidos y amigables con los usuarios, y Google Chrome extendió su popularidad debido a sus características y también por ser parte de la compañía homónima del buscador más utilizado y que crece día a día.

Por ahora la diferencia es mínima pero es seguro que va a crecer de ahora en adelante, no solo por la popularidad de Google sino porque incluso Microsoft ha abandonado Internet Explorer y su negativa fama por el nuevo navegador Edge, que aún no figura en el estudio.

De lo que podemos aprender de este tipo de estudios, es que los usuarios saben más cada vez sobre programas, aplicaciones y cómo cubrir sus necesidades de incursión en las redes. Ya no será fácil que por el simple hecho de incluir un programa en un dispositivo de escritorio o móvil no sea juzgado o cambiado.

¿Tú ya perteneces al cambio? ¿Qué te gusta y qué no te gusta de cada navegador?

Imagen: ShutterStock

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario