Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

GLS Spain ha puesto hoy en pleno funcionamiento un nuevo hub internacional en San Fernando de Henares. Este hub de vanguardia cuadruplica la capacidad del actual. Además, el proveedor de servicios de paquetería y transporte urgente ha aumentado las capacidades en sus otros dos centros de Coslada y entre los tres centros alcanzan los 50.000 envíos por hora. La cuantía de la inversión asciende a casi 3,9 millones de euros. 

El hub de GLS Spain en San Fernando opera como punto de distribución nacional y como hub internacional en el mercado europeo del Grupo GLS. Además, desempeña un importante papel en la distribución de la región metropolitana de Madrid y supone un gran apoyo para las agencias de la región. En este estratégico hub, el volumen de envíos aumentó considerablemente en el último año fiscal que terminó el pasado 31 de marzo. 

“Con el traslado a esta nueva infraestructura nos preparamos para seguir creciendo”, explica Demian Folla, Deputy Manager Spain de GLS Spain. “Hemos multiplicado por cuatro nuestras capacidades a fin de poder continuar ofreciendo a nuestros clientes en el futuro una alta calidad”. Al mismo tiempo, la inversión contribuye a optimizar el flujo de paquetes en la red de GLS. 

Quién es GLS: claves de un líder de la paquetería urgente en Europa

Más grande, perfectamente situado y sostenible 

La nave cuenta con una superficie de 11.200 metros cuadrados y permitirá atender una demanda de movimiento de 17.000 paquetes por hora. Es decir, multiplica por cuatro su capacidad. Cuatro escáneres de visión con más de 130 clasificaciones automatizadas hacen posible una operación rápida y eficiente. Las cámaras de seguridad registran cada envío durante su recorrido. Un total de 111 muelles facilitan la carga y la descarga de los vehículos de reparto y de los camiones de transporte de larga distancia. 

Otra ventaja del nuevo hub está en su ubicación. A sólo 800 metros de la anterior nave, en el Polígono Industrial Puerta de Madrid en San Fernando de Henares, las instalaciones comunican directamente a la autovía del Nordeste o A-2 y con las principales autopistas de circunvalación de Madrid M-50 y M-45. 

Los aspectos ambientales también se incluyeron en la planificación del centro de distribución. La iluminación LED y la calefacción por bombas de calor reducen el consumo de energía y el impacto medioambiental. Las estaciones de carga para vehículos eléctricos allanan el camino para la futura entrega de paquetes sin emisiones en Madrid.

Nueva tecnología para los centros

En verano, GLS había incrementado las capacidades en los otros dos centros ubicados en Coslada. En uno de ellos la empresa de paquetería y transporte urgente instaló un tramex para la operativa de valijas y añadió 12 nuevas posiciones para la carga en vehículos de reparto y, en la delegación que está en la calle de La Mancha, se optimizó la capacidad del clasificador de sobres llegando a los 12.000 por hora. En total, se pueden procesar 50.000 paquetes a la hora en las instalaciones de Madrid. 

“Disponer de capacidades suficientes para el óptimo procesamiento del elevado volumen de paquetes que se espera en la inminente campaña de navidad es todo un reto”, señala Demian Folla. “Las inversiones realizadas antes del inicio de la temporada contribuyen en gran medida a la satisfacer las necesidades de nuestros clientes durante todo el año”.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.