Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Los pagos online ha cobrado mayor fuerza en España y en el mundo, y la innovación tecnológica ha hecho posible una gran cantidad de métodos de pago online cada vez más seguros y efectivos y de hecho lo más probable es que en el futuro, el dinero en efectivo será un elemento poco común, pero a pesar de ello aún hay mucha desconfianza al utilizar el canal online para adquirir productos o servicios debido al miedo que provoca el robo de datos y que se une comúnmente los términos de fraude e internet.

Cuál es la verdadera relación entre fraude e internet

Si bien el eCommerce es la vía más habitual de fraude online en España, de acuerdo a los datos del Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Ontsi) y el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), cada día hay un mayor nivel de seguridad en este tipo de transacciones.

Para dejar los términos claros, fraude online, de acuerdo al Servicio de Prevención de Fraude (sepfra) es la utilización de medios electrónicos con el objetivo de robar datos personales, números de tarjetas de crédito, claves o contraseñas.

De hecho en  la relación de fraude e internet, la mayor parte de ellos provienen de páginas web falsas ya sea de eCommerce que pretenden ser una tienda de renombre, entidades bancarias y loterías.

Pero cada vez existen un mayor número de mecanismos para detectar páginas web falsas, y para certificar la autenticidad de un sitio se puede verificar el Sello de Confianza Online, con el cual los sitios han sido evaluados en base a un análisis sobre certificación, protección de datos, cookies, información previa y posterior a la compra entre otras medidas de seguridad, para constatar que cumpla los estándares de calidad y seguridad previstos por el Código Ético.

Cada día existe mayor seguridad en las transacciones con tarjeta de crédito

Además, el Banco de España ha indicado que el fraude con tarjetas bancarias se estancó en el año 2016, cuando se registraron 888.000 operaciones fraudulentas, que de acuerdo con las conclusiones de la Memoria Anual de Vigilancia de los sistemas de Pago, la cifra de estas operaciones fraudulentas y el importe de las mismas representan un porcentaje muy bajo del total, el 1,021% en número de operaciones y del 1,022% en términos de importes.

De acuerdo al Estudio anual sobre Tendencias del Fraude 2016, tres de cada 4 compañías asegura que su percepción sobre la gestión del riesgo en España es positiva a muy positiva, y el sector financiero es donde mayor espacio de mejora existe.

Sobre las tipologías de fraude, han destacado que los sectores detectan fraude en primera persona con mayor frecuencia en su actividad empresarial, es decir, muchas de las veces el fraude se realiza dentro de la compañía y no por terceros.

En cuanto a los fraudes individuales, la mayor parte de los fraudes con tarjetas de crédito se llevan a cabo por la copia o duplicado de las tarjetas, que se llevan a cabo por medio de bandas organizadas que después utilizan las tarjetas de manera fraudulenta en otros países, y esto implica el contacto directo con la tarjeta bancaria para realizar la copia.

En cualquier caso, los consumidores siempre se encuentram protegidos por la Ley de Servicios de Pago, y se destaca que a pesar del temor que aún prevalece por la idea de la relación entre fraude e internet, cada día los cobros online son más seguros y siguiendo los pasos adecuados para proteger las cuentas y dispositivos, el eCommerce es una vía segura y fácil de adquirir tus productos y servicios.

Imagen: Depositphotos

Shares