Facebooktwitterlinkedin

El comercio electrónico se encuentra en un momento de crecimiento en nuestro país y, aunque las tiendas físicas han recuperado algo de impulso tras la vuelta a la normalidad, es innegable que los compradores han cambiado sus hábitos y cada vez adquieren más productos por Internet. Así lo demuestra el I Estudio sobre el futuro del ecommerce en España, elaborado por Veepee y IESE Business School, donde se indica que el 58,6% de los consumidores ha aumentado sus compras online en los últimos doce meses. Es más, un 40,5% compra ya más de una vez al mes y casi un 25%, lo hace semanalmente. 

Los marketplaces son una de las opciones preferidas para comprar online

La variedad de productos, categorías y marcas, así como los precios —más asequibles y competitivos que en tiendas específicas online o establecimientos físicos—, han convertido a los marketplaces en una de las opciones preferidas. Espacios escogidos principalmente para comprar ropa y complementos, dispositivos tecnológicos, electrodomésticos, juguetes y videojuegos.   

Sin embargo, más allá de los precios y del catálogo de productos que ofertan los ecommerces y las plataformas multimarca, los eshoppers valoran otras cuestiones que se han convertido en prioritarias, como el poder disfrutar de una experiencia de compra satisfactoria, de principio a fin. Una de las tendencias que cobra más fuerza, junto con la flexibilidad de las entregas y las opciones de compra sostenible. 

Ante tales demandas, parece evidente que los comercios electrónicos deben seguir a la caza permanente de soluciones que les permitan dar respuesta y mantenerse en la cresta de la ola. La clave está en saber afrontar esta coyuntura no como un obstáculo, sino como una verdadera oportunidad de innovar y diferenciarse. Una posibilidad de alcanzar la excelencia a través de un partner logístico que, como GLS Spain, ponga a su alcance opciones que les ayuden a cumplir con las expectativas de sus clientes y marcar una ventaja competitiva frente al resto. 

El precio y la flexibilidad de la entrega pueden condicionar la compra

De acuerdo con el citado estudio, un 51,8% de los consumidores reconoce que si hay gastos de entrega no compran, un 39,5% afirma que no compran si no se especifica el plazo de entrega antes del pago, y un 38,5% asegura que prefiere desplazarse a un punto de recogida para ahorrarse gastos de envío y ser más sostenibles. 

Además, un 24,7% de los encuestados explica que intenta llegar al límite de gasto para ahorrarse los gastos de envío, un 20% considera «muy importante» poder elegir la fecha y franja horaria de entrega. Finalmente, un 10,8% explica que si la devolución en una tienda online implica costes adicionales, evalúa otras opciones de compra.

Pero la flexibilidad y el empoderamiento del cliente a nivel logístico no terminan aquí: el 32,6% de los encuestados muestra preferencia por aquellas tiendas que permiten elegir material, embalaje y transporte para el envío y que informen sobre la trazabilidad de las emisiones.

Cumplir con todos estos requisitos se plantea, por tanto, como un factor decisivo para aumentar la confianza de los clientes y mejorar su experiencia de compra a todos los niveles. Un partner logístico como, por ejemplo GLS Spain, ofrece soluciones adaptadas para conseguirlo, garantizando el cumplimiento de los plazos de entrega y simplificando la logística inversa para mayor satisfacción del destinatario final.

Puntos de conveniencia para entregas más sostenibles

A través de su ShopReturnService, por ejemplo, los clientes pueden gestionar la devolución de sus paquetes por sí mismos sin cargo, mediante un código QR que se genera de forma sencilla y que permite hacer entrega del mismo en cualquiera de los más de 4.500 Parcel Shops que conforman su red. Estos puntos de conveniencia están ubicados en locales comerciales, a pie de calle, y disponen de amplios horarios.

Los destinatarios también pueden escoger esta opción para recibir sus paquetes, lo que resuelve los posibles problemas que se les presentan cuando realizan sus compras online, al evitar intentos de entrega fallidos. Además, contribuye a la sostenibilidad y protección del medioambiente, al reducir las emisiones de CO2. 

Soluciones flexibles que, gracias a herramientas tecnológicas como la app My GLS , permiten a los destinatarios hacer un seguimiento en tiempo real de su envío (cuando está en reparto y quedan cinco paradas para la entrega), interactuar con el repartidor para comunicar si no están en casa, añadir o solicitar entregas alternativas en Parcel Shops.

Con iniciativas como estas, GLS Spain deja claro su firme propósito de estar cerca de las personas, que siempre ocupan el centro de su estrategia, y su compromiso con la mejora continua. Algo que repercute de forma positiva en la experiencia de compra de sus clientes.    

En definitiva, en un entorno en el que la competencia aumenta día tras día, el servicio que se ofrece es tan importante como el producto adquirido en el comercio. Por ello, ofrecer soluciones flexibles, marca la diferencia frente a la competencia.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!