Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

El eCommerce sigue, aunque a un ritmo más moderado, en franco crecimiento. En 2016, la facturación online en España logró un total de 25.354 millones de euros, lo que representa un 22% más que la cifra lograda el año 2015, de acuerdo al Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) de Red.es y su nueva edición del Estudio sobre Comercio Electrónico B2C 2016.

La tendencia a la alza en la facturación online en España se mantiene y se prevé que continúe a corto plazo debido a la recuperación económica y al acceso a más españoles a las tiendas online, a que los consumidores se muestran cada día más abiertos a adquirir más productos en internet y al uso de aplicaciones para lograr sus transacciones de eCommerce.

Imagen: ONTSI

Imagen: ONTSI

El gasto medio por comprador alcanza un récord histórico

El crecimiento en la facturación online en España se debe sobre todo, al incremento del gasto medio por comprador, que ha alcanzado los 1.198 euros, lo que representa un incremento del 18% en comparación con el año anterior. La evolución del resto de los indicadores en el estudio ha sido moderado: la penetración de internet aumentó de 80.8% en 2015 a 81,7% en 2016, y los compradores online en España han crecido 1,6 puntos de 64,3% al actual 65,9%, del total de internautas.

Como en años anteriores, las compras online desde el hogar son más frecuentes, ya que nueve de cada diez consumidores (91,4%) las realiza de esta manera. Sin embargo las compras por vía móvil siguen su tendencia en aumento, con un incremento de 5,7 puntos (18,6%) mientras que un 9,3% las realiza desde la empresa o lugar de trabajo.

Un año más las webs especializadas en venta por internet aumentan su liderazgo (69,2%), seguidas por los establecimientos físicos  (43%) y las webs de fabricantes o proveedores (42,5%). Las páginas web de cupones retroceden hasta llegar al 23,7%, y se han introducido dos nuevos canales específicos para dispositivos móviles: las apps oficiales de vendedores o proveedores (26,5%) y las de terceros o intermediarios (7,2%). Las redes sociales han logrado el 3,1% de las compras online.

Imagen: ONTSI

Imagen: ONTSI


El perfil del comprador online español se diversifica

En cuanto al perfil de los internautas consumidores, hay un incremento en la población de entre 25 y 34 años, con estudios secundarios e incluso primarios, y una disminución de los que han terminado estudios universitarios: lo que sugiere una tendencia a una mayor diversificación del perfil que se ha visto en los estudios anteriores.

Problemas con la compra online en España

El 16.9% de los consumidores ha presentado algún problema con sus compras online en 2016: la recepción de un producto estropeado, la no recepción del mismo o retrasos en la entrega son los principales que han reportado. Además aumentó el número de consumidores que ha devuelto un artículo (18,9%) y casi 8 de cada 10 han interpuesto una reclamación al tener un problema con su compra.

Imagen: ONTSI

Imagen: ONTSI

De ahí que uno de los principales frenos para el incremento de la facturación online en España sean las garantías de devolución o cambios de productos, además de los costes de envío, que son las grandes demandas de los internautas españoles. La atención al cliente y las garantías sobre el uso de los datos personales son otros dos aspectos que demandan con mayor frecuencia.

Imagen: Depositphotos

Shares