Facebooktwitterlinkedin

Elegir el nombre y extensión de tu dominio es una tarea fundamental para sentar las bases de tu marca, pero también puede ser un quebradero de cabeza. Hoy te explicamos todo sobre las extensiones de dominio.

Qué son las extensiones de dominio

Sintaxis de un dominio

Una extensión de dominio o dominio de nivel superior (TLD), es la terminación de caracteres alfabéticos que se encuentran después del punto y al final de la dirección de un sitio web.

Por ejemplo, en marketing4ecommerce.net, la extensión de dominio es .net.

A menudo, aunque no siempre, esta terminación permite identificar el país de origen y la actividad del sitio web y puede resultar en un factor importante a la hora de generar confianza y seguridad en el usuario.

Breve historia de las extensiones de dominio

En los inicios de Internet, para visitar un sitio web tenías que escribir su dirección IP. Se trataba de un método muy ineficiente, pues resultaba muy difícil recordar las largas cadenas de números de cada sitio web.

Todo cambió con la llegada del Domain Name System (DNS), que utiliza nombres de dominio, mucho más fáciles de recordar, y los traduce a direcciones IP para que el navegador cargue el sitio web que queremos visitar. Así es como en vez de escribir 216.58.201.227 en la barra del navegador, basta con escribir google.es para acceder al sitio web.

Junto con el DNS, nacieron las primeras extensiones de dominio (.gov, .mil, .edu, .com, .org y .net), cuyo uso estaba muy limitado por aquel entonces.

Extensiones de dominio originales

En las siguientes décadas se continuaron añadiendo nuevas extensiones de dominio hasta que en junio de 2011, la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), abrió el sistema de extensiones de forma que, con el suficiente dinero, cualquiera puede solicitar su propio TLD.

Esto derivó en casi 2.000 aplicaciones y el lanzamiento de más de 1.200 nuevas extensiones de dominio desde 2013, aumentando drásticamente el número de opciones disponibles.

¿Qué tipos de extensiones de dominio existen?

La IANA (Internet Assigned Numbers Authority) establece en 2015 la siguiente clasificación:

Genéricas (gTLD)

Son las extensiones más comunes y utilizan tres letras o más. Entre ellas se incluyen las extensiones tradicionales .com, .org, .net y .info y nuevas extensiones como .blog, .site o .online por citar algunas.

Genéricas restringidas (grTLD)

Son similares a las anteriores pero su uso está restringido. Por ejemplo: .biz (para negocios), .name (para individuos) o .pro (para profesionales acreditados).

Código de país (ccTLD)

Utilizan dos caracteres alfabéticos asociados a un país o territorio indicados en la norma ISO 3166. Por ejemplo: .es (España), .us (EE.UU.), .cn (China), .de (Alemania), .uk (Reino Unido) o .br (Brasil).

Patrocinadas (sTLD)

Están gestionadas por organizaciones públicas y privadas que establecen sus propios requisitos para su registro. Algunos ejemplos son .gov, .edu y .mil, reservadas para el gobierno, instituciones educativas y el ejército de EE.UU.

Infraestructura (ARPA)

Incluye únicamente la extensión de dominio .arpa, que fue el primer TLD introducido en 1985 para realizar la transmisión de ARPANET al Domain Name System (DNS).

Test (tTLD)

Se tratan de extensiones de dominio de prueba y que no están disponibles para registro.

Cómo elegir un gran nombre de dominio para tu web o blog

¿Cuántas extensiones de dominio hay?

La IANA listaba el pasado junio 1.584 extensiones de dominio. Entre ellas, se incluyen 55 no asignadas (revocadas), 8 retiradas y 11 de prueba, ninguna de las cuales figuran en la lista de ICANN. Puedes consultar la lista completa de dominios en la base raíz de IANA.

¿Puedo utilizar cualquier extensión para mi dominio?

Que una extensión de dominio esté disponible no significa que puedas comprarla. Podemos diferenciar entre extensiones de dominio no restringidas y restringidas.

Las primeras pueden ser compradas y registradas por cualquier persona u organización, mientras que las segundas están restringidas a ciertos tipos de empresas, organizaciones y grupos, que deben cumplir unos requisitos específicos.

Las restricciones de uso dependen de la organización que gestiona el TLD. Por ejemplo, .aero es gestionada por SITA que restringe su uso a empresas relacionadas con el sector aeronáutico.

Esto no solo se aplica a TLD genéricas, sino que las restricciones también se aplican a países. Por ejemplo, para utilizar la extensión .us o .eu, debes ser capaz de demostrar tu presencia en EE.UU o en la Unión Europea. Sin embargo, para utilizar la extensión .es, .mx o .nl no hay ningún tipo de restricción. Es por eso que debes analizar tu dominio y conocer los requisitos de tu TLD antes de intentar registrarlo.

¿Cuáles son las más utilizadas?

Extensiones de dominio más usadas

Fuente: Verisign

Según el Resumen de la Industria de Dominios de agosto de 2020 de Verisign, existen 370,1 millones de dominios registrados en todo el mundo, de las cuales 160 millones corresponden a extensiones por código de país (ccTLD) y 31,6 millones corresponden a nuevas extensiones.

La extensión más utilizada en el mundo es .com (148.7 millones) seguida muy de lejos por .tk (27,5 millones), .cn (24,1 millones), .de (16,5 millones) y .net (13,4 millones).

Casi la mitad de los dominos registrados (40%) utilizan la extensión .com y sorprende el alto número de dominios con la extensión .tk (7,4%), que corresponde a Tokelau, un pequeño archipiélago de Nueva Zelanda de 1.500 habitantes. Esto se debe a que la entidad gestora ofrece una modalidad gratuita a cambio de anuncios, lo que ha convertido a la extensión .tk en la preferida para los cibercriminales.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram