Copiar enlace

Ayer, martes 7 de noviembre, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto mediante el cual España da sus primeros pasos en la regulación de la IA, al poner en marcha el primer sandbox (entorno controlado de pruebas) del Reglamento Europeo de Inteligencia Artificial. Esta iniciativa, desarrollada en colaboración con la Comisión Europea, representa un hito en el camino hacia la regulación de la IA en Europa.

Este entorno controlado de pruebas tiene como objetivo posibilitar la cooperación entre los usuarios y los proveedores de tecnología de IA. Además, busca facilitar la comunicación entre las autoridades y las empresas desarrolladoras de IA, con el propósito de definir una guía de buenas prácticas para la implementación del futuro Reglamento Europeo de Inteligencia Artificial.

Este proyecto se enmarca dentro de la estrategia española de transformación digital, denominada Agenda España Digital 2026, que se refleja en el Plan de Recuperación y en la Estrategia Nacional de Inteligencia Nacional. El objetivo es aprovechar el potencial económico y social de la IA, que puede impulsar la productividad, generar nuevas oportunidades de negocio, y contribuir al crecimiento económico y la creación de empleo.

Cuál es el propósito del entorno de pruebas

El entorno de pruebas tiene varios objetivos fundamentales. En primer lugar, busca proporcionar claridad sobre los requisitos que establecerá el futuro Reglamento de IA sobre los sistemas de inteligencia artificial de alto riesgo. Además, promoverá la transferencia de conocimientos técnicos en materia de cumplimiento sobre la aplicación de la legislación en la materia y fomentará la innovación y el desarrollo de sistemas confiables. Asimismo, permitirá probar las obligaciones y requisitos en un entorno controlado, lo que dará lugar a la creación de guías técnicas y la recopilación de información esencial para el éxito del proyecto.

Por otra parte, el Real Decreto establece la creación de un comité asesor de expertos integrado por profesionales independientes con experiencia técnica en campos afines. Este comité desempeñará un papel crucial en la supervisión y el desarrollo de las pruebas, asegurando que se cumplan los estándares necesarios y se obtengan resultados valiosos.

El entorno de pruebas estará abierto a entidades de derecho privado, administraciones públicas y entidades del sector público. También se seleccionarán sistemas de IA que estén comercializados o en fase de pruebas para participar en el banco de pruebas.

Mientras se prepara la aprobación del Reglamento europeo de IA, se espera que este proyecto piloto genere directrices de buenas prácticas y guías que ayuden a las empresas, especialmente a las pymes y startups, a cumplir con las regulaciones. Se buscará implementar los requisitos aplicables a los sistemas de IA en áreas como la identificación biométrica, la gestión de infraestructuras críticas, la educación, el empleo y gestión de trabajadores o el cumplimiento de la ley, entre otros.

Foto: Depositphotos

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!