Copiar enlace

Cuando todavía no nos hemos recuperado de las compras navideñas, y en plena vorágine de las rebajas de enero, las marcas desafían los datos optimistas en torno a las compras online. Crece no solo el número de ventas, sino también el gasto medio un 10%, afirman algunos estudios, como es el caso del Observatorio Cetelem. Y aunque este 2023 ha estado marcado por la inflación- y a pesar de su moderación en el último mes del año -el reto durante este tiempo ha sido mantener un nivel alto de compras pese a la subida de la cesta de la compra.

Para poder hacer frente a este reto, este año las empresas pusieron el foco en las nuevas tecnologías como lo es la inteligencia artificial, con el objetivo de «humanizar» el proceso de compra. ¿Cómo acompañar a los usuarios en la elección de un producto de una manera segura, rápida y fácil?, resultó ser el planteamiento inicial. Pero se buscaba algo más. Había que avanzarse a cada usuario, aprender de este para adelantarse a sus pensamientos, a sus posibles dudas o errores, o conflictos en la toma de decisiones. Un salto de página que para muchos ha supuesto un auténtico salto interplanetario en el que la UX depende de un «agente de inteligencia artificial» con habilidades únicas.

2024 se centrará en la personalización del eCommerce

En suma, este agente de IA, basado en datos y algoritmos sofisticados, es la confirmación de que el porvenir para este 2024 es la personalización del eCommerce. Esta personalización ha demostrado ser un factor determinante en el aumento del gasto en compras online, ya que las recomendaciones precisas impulsan a los consumidores a realizar compras más informadas y satisfactorias. Al aprovechar datos y patrones de comportamiento, estos nuevos agentes pueden ofrecer recomendaciones de productos altamente similares, sugerir cambios o personalizar en detalles, mejorando así la experiencia del usuario y aumentando el grado de satisfacción en la compra. Pero no solo eso. El eCommerce necesita simplificar la navegación hasta ofrecer asistencia en tiempo real durante el proceso de compra, el uso de herramientas de inteligencia artificial en las webs permite mejorar la eficiencia y la comodidad para los consumidores, lo que se traduce en un aumento en las tasas de conversión.

Este cambio evolutivo gracias a las nuevas tecnologías favorece las estrategias empresariales, pues los datos recopilados a través de una IA proporcionan información valiosa para las decisiones comerciales, desde la gestión de inventario hasta la formulación de estrategias de marketing más efectivas. Esta capacidad para analizar datos de comportamiento del usuario es crucial en un mercado dinámico y competitivo, permitiendo a las empresas adaptarse y tomar decisiones ágiles basadas en información precisa. Entender un marketing de ventas sin tecnología es algo impensable, la IA ha llegado para quedarse y ofrecer a las empresas esa personalización de cada venta y esa rápida actuación y adaptación a las necesidades cambiantes de cada usuario.

André Caçador, CEO de Mercury by Sia.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!