Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Hace quince días te comentamos como el eCommerce español había conseguido por fin llegar a la cuarta posición del ranking europeo, de acuerdo con las conclusiones de un interesante informe presentado por el Centre for Retail Research. En ese mismo informe, tan alentador desde el punto de vista de la globalidad del comercio electrónico nacional,  había hueco también para una serie de interesantes reflexiones sobre el mCommerce europeo, que hoy analizaremos en profundidad.

El mCommerce español tiene mucho camino por andar

Como puedes comprobar en la divertida infografía que adjuntamos al final del post, en nuestro país el comercio electrónico a través de dispositivos móviles tiene todavía un gran camino por andar para llegar a igualar las cifras de penetración del eCommerce de sobremesa. De hecho, en términos relativos, el mCommerce español es el que menor porcentaje representa del total del comercio electrónico de su país (apenas un 5%), muy por debajo de la media europea (8%) y de la estadounidense (14%). En el contexto europeo, el mCommerce consigue sus mayores cuotas de mercado en el Reino Unido (13%), Suecia (10%) y Alemania (9%).

Quizá la explicación a esta diferencia de la situación del mCommerce  español respecto del de otros países europeos venga desde el mismo origen del eCommerce: Pese a que España es el país en el que un mayor porcentaje de la población dispone de un smartphone (27 millones, 57% del total), el porcentaje de estos usuarios que han accedido a una tienda online desde sus dispositivos es la más baja de los países estudiados (12%), muy por detrás de las cifras de países como Gran Bretaña (28%), Alemania (27%) o Italia (19%). De hecho, la media europea se sitúa ocho puntos por encima de la española (20%).

Un 2014 de crecimiento, pero…

Al menos, para 2014 las perspectivas son positivas: Si las previsiones de los redactores del informe son correctas, el mCommerce crecerá un 105% este año en España, alcanzando el 10% del total de la facturación online. Sin emabrgo, este progreso no le servirá para alcanzar la convergencia,  quedándose a tres puntos de la media europea (13%). Por su parte, el comercio electrónico a través de ordenadores de sobremesa crecerá en nuestro país un 15%, consiguiendo la segunda mayor progresión de la U.E., sólo por detrás de Polonia (+18%)

Infographic_UK2

Shares