Facebooktwitterlinkedin

Si bien las ventas online han mantenido un crecimiento constante durante los últimos años, el impacto del coronavirus en el eCommerce mundial ha sido inmenso: tan solo en Estados Unidos las ventas por el canal online se han incrementado de tal forma que podría compararse con las que se logran durante el Black Friday.

Las ventas de los supermercados online en Estados Unidos se incrementaron un 110% en abril

De acuerdo con los últimos datos del índice de economía digital de Adobe, el impacto del coronavirus ha logrado que las ventas online en EE.UU se incrementaran un 49% en abril en comparación del período de referencia a principios de marzo, justo antes de que entraran en vigor las restricciones por la cuarentena.

Las ventas de supermercados online lograron en gran medida este impulso en las ventas por este canal: entre marzo y abril este incremento alcanzó el 110%. Pero el éxito del eCommerce estadounidense no se ha basado solo en este sector: las ventas de productos de electrónica se incrementaron un 58% mientras que las ventas de libros se duplicaron durante este período.

El índice de economía digital de Adobe analizó más de mil millones de transacciones online en 100 millones de SKUs (referencias de almacén) en los principales minoristas online en Estados Unidos, entre los que se encuentran Amazon, Walmart e Instacart.

Los consumidores en EE.UU. buscan productos que les ayuden a disminuir el impacto del coronavirus en su día a día

Radiografía del eCommerce en Estados Unidos: así es el mercado online más potente de Occidente

El estudio señala que los consumidores están dispuestos a gastar en productos que los ayuden a manejar la crisis del Covid-19, lo que incluye en gran medida servicios de recogida o entrega a domicilio de comestibles.

De hecho, Instacart, un potente marketplace de productos frescos, alcanzó por primera vez el umbral de rentabilidad debido al incremento en sus ventas: el impacto del coronavirus logró que la compañía vendiera alrededor de 700 millones de dólares (poco más de 647 millones de euros) en comestibles durante las dos primeras semanas de abril, lo que representa un incremento del 450% en comparación de sus ventas el pasado mes de diciembre. 

Según fuentes de la compañía, Instacart espera obtener un beneficio neto de alrededor de 10 millones de dólares en abril. Solo el año pasado, la compañía perdió un total de 300 millones

Los productos de electrónica resurgen con fuerza en sus ventas online

Además de la alimentación, la necesidad de continuar con el teletrabajo y los estudios vía online han desatado una gran demanda por los productos electrónicos. Según Adobe, los precios de esta categoría habían experimentado una deflación constante desde 2014, pero el impacto del coronavirus los ha llevado a un nuevo nivel.

De hecho, los precios de las computadoras se incrementaron en abril debido a la creciente demanda, además de que las ventas de otros productos como micrófonos, mezcladores de audio y otros equipos de audio aumentaron un 459% también durante el mes de abril, probablemente debido a que los podcasters y otros creativos debieron instalar sus estudios en casa.

El impacto del coronavirus en el eCommerce mundial, en el mayor estudio hasta la fecha (We Are Social)

En general, la categoría de electrónica ha renacido y sigue en crecimiento. “Es posible que esta tendencia no termine pronto”, advirtió el informe de Adobe, ya que el impacto del coronavirus en la cadena de suministro de productos electrónicos puede continuar durante algún tiempo.

Comprar online… y recoger en tienda

Sin la necesidad de vestirse para el trabajo, Estados Unidos se registró en abril una situación paradójica: para hacer frente a la previsible caída en las ventas de la categoría de moda, los minoristas optaron por los descuentos, con un derrumbe del -12% en sus precios. El efecto no se hizo esperar: un 34% de aumento de las ventas de ropa y complementos.

Y cuando los consumidores compraban moda, sin gran sorpresa se inclinaron a elegir artículos de confort: en abril se registró un incremento del 143% en la venta de pijamas respecto del mes anterior, mientras se disminuyó la ropa comercial como pantalones (-13%) y chaquetas (-33%).

Y más allá del crecimiento en categorías específicas, abril también representó un incremento considerable en los pedidos online de “comprar online y recoger en tienda” en Estados Unidos: desde el 1 al 20 de abril este tipo de pedidos se incrementaron un 208% interanual a medida que los consumidores intentaban seguir el distanciamiento social mientras realizaban sus compras.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram