Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Durante los últimos años, cada vez que abrimos nuestra bandeja de entrada, un escalofrío recorre nuestro cuerpo al ver la ingente cantidad de correos recibidos y el consecuente ir y venir de nuestras manos borrando y reubicando correos. Esto se traduce en pereza y desgana, que hace que el email marketing pareca que no sea la herramienta más efectiva para llegar a las personas.

Enterrados por una avalancha de emails

entregabilidad de emails. Métricas de email marketingEl email marketing del presente se podría comparar al gato de Schrödinger: está vivo y muerto a la vez, los correos siguen llegando, pero… ¿realmente les prestamos atención?

Pero no todo está perdido, ya que yo, como muchas personas me pongo nerviosa si no puedo acceder a mi correo durante una semana. ¡Y pensar en todo lo que me estoy perdiendo! Actualmente hay más de 3.700 millones de usuarios que usan el email de forma continua en todo el mundo, llegándose a enviar y recibir más de 269.000 millones de emails al día, aunque, precisamente ahí está el problema del email.

Hace veinte años, recibir un email era motivo de celebración, y existían cacharros como el PC Mascot, un pajarillo de plástico que conectado al PC mediante USB aleteaba con jolgorio cada vez que llegaba un correo. Si pensamos en el pájaro hoy en día, estaría cicladísimo de tanto aletear al recibir emails. La ingente cantidad de correos que recibimos cada día llama mucho la atención de los expertos, que predicen un cambio de estrategia publicitaria basada en redes sociales y apps de mensajería.

Sin embargo, hemos de reconocer que aún queda esperanza para el email marketing, y estos correos seguirán llenando nuestra bandeja de entrada durante muchos años. Esta parte casi crucial del mix del online marketing tiene costos muy bajos y un alto nivel de aceptación por parte de los clientes, lo cual hace de él una herramienta ideal, pero como todo, tiene su parte negativa: una campaña de marketing sólo será efectiva si los emails llegan a tus clientes. ¿Obvio? No tanto como te imaginas.

Entregabilidad, un aspecto poco conocido

spam words

Tus mensajes solo llegarán a tus clientes cuando el email sea entregado. La entregabilidad es, por tanto, un criterio muy importante en las campañas de correo, ya que está directamente conectado con el éxito de la campaña. Muy pocos expertos en marketing están dispuestos a invertir tiempo o dinero en la entregabilidad de sus campañas de email.  

Debería ser exactamente el caso contrario. Muy a menudo, los riesgos asociados con la entregabilidad, son desconocidos o ignorados en el email marketing. En 2012, Spamhaus, uno de los proveedores de listas negras más respetados, bloqueó un gran número de comercios por enviar emails a spam traps.

Los spam traps son direcciones de email detrás de las cuales no hay ninguna persona, sino una compañía (en este caso Spamhaus), las cuales no están suscritas a ningún newsletter, por lo que al recibir emails promocionales, los remitentes son incluidos inmediatamente en la lista negra.

Esto no solo reduce la entregabilidad, sino que también daña la reputación del remitente.

Double Opt-in, una medida eficaz para adaptarte al GDPR

Con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (GDPR) todos los remitentes de correos electrónicos están obligados a mantener sus listas de suscriptores limpias, arriesgándose a penas de hasta millones de euros si violan esta norma.

El GDPR establece que los suscriptores tienen que dar un consentimiento voluntario, activo, explícito e independiente de otras cesiones. La mayoría de las empresas ha optado por el método de double-opt-in, que es el más efectivo, ya que cada usuario tiene que declarar su conformidad a recibir newsletters haciendo clic en un link enviado a su correo.

Como remitente de correos promocionales, la transparencia y la honestidad serán cualidades clave a partir de ahora en las campañas de email marketing. Muchos ISPs como Yahoo, 1&1 o AOL se están tomando muy en serio la entrega de emails cuyos remitentes tienen mala reputación, llegando incluso a no entregarlos.

Con tantas normas nuevas resulta interesante confiar en iniciativas como la Certified Senders Alliance (CSA),  un proyecto de listas blancas lanzado por Eco – Asociación Alemana de la Industria de Internet. Aparte de ofrecer asesoramiento de buenas prácticas, este tipo de iniciativas asegura a sus miembros cumplir con la legislación y beneficiarse de una buena reputación y alta capacidad de entrega en sus envíos gracias a la inclusión en listas blancas de ISPs.

Un lugar en el que discutir sobre las nuevas regulaciones y estrategias del email marketing es la CSA Summit 2018, un evento organizado por la CSA que tendrá lugar este año del 18 al 20 de abril en Frankfurt am Main. Se centrará sobre la tasa de entregabilidad y la nueva legislación GDPR.

 

Imágenes: DepositPhotos y ShutterStock

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.