Facebooktwitterlinkedin

El mundo tecnológico avanza a veces tan rápido que ni siquiera nos percatamos, si parece que fue ayer que enviábamos zumbidos a través de Messenger o subíamos fotos a MySpace, y en este ir y venir de plataformas tecnológicas, Microsoft ha anunciado el retiro progresivo, pero definitivo, del Internet Explorer, el navegador que dominó la mayor parte del mercado de los navegadores de internet a principios de los 2000. 

Pero el adiós a Internet Explorer será gradual, ya que el navegador no ha muerto por completo y será reemplazado por un navegador más moderno y seguro llamado Microsoft Edge. La empresa se encargará de integrar todos los sitios webs y aplicaciones basados en el antiguo explorador.

Adiós Explorer, hola Edge

Microsoft no seguirá ofreciendo soporte técnico ni actualizaciones de seguridad en Internet Explorer, pues quiere enfocar todos sus esfuerzos en Edge, que ya está disponible en dispositivos móviles, Mac e incluso Linux, por lo que no se limita solo a Windows.

Edge fue lanzado en el 2015 como parte del sistema operativo Windows 10 para coexistir con Internet Explorer, sin embargo, en mayo del año pasado Microsoft anunció su retirada definitiva al dejar de ser compatible con algunas versiones de Windows 10.

Una parte esencial de la unión entre Internet Explorer y Edge será la migración de algunas aplicaciones web corporativas en las que aún Explorer es la única vía de acceso. Ante esto, Sean Lyndersay, gerente general de la compañía, afirmó que “durante los próximos meses, la apertura de Internet Explorer redirigirá progresivamente a los usuarios a nuestro nuevo navegador moderno, Microsoft Edge con el modo IE. Los usuarios seguirán viendo el ícono de Internet Explorer en sus dispositivos (como en la barra de tareas o en el menú Inicio), pero si hacen clic para abrir Internet Explorer, Microsoft Edge se abrirá en su lugar con fácil acceso al modo IE. Eventualmente, Internet Explorer se desactivará permanentemente como parte de una futura actualización de Windows, momento en el que se eliminarán los iconos de Internet Explorer en sus dispositivos”.

Para facilitar esta integración, se mostrará el  botón de “recargar en modo IE” en la barra de herramientas de Edge y cada 30 días se preguntará a los usuarios si desean abrir una página en modo Internet Explorer la próxima vez, así mientras más sitios se actualicen, Edge se convertirá en el navegador predeterminado.

Historia de Explorer: el navegador más utilizado en la década del 2000

Para el año 1995 la prioridad de Microsoft era la web ya que Bill Gates, su antiguo director general, tenía una visión clara del futuro al afirmar que los desarrollos web marcarían el rumbo de toda la industria durante mucho tiempo. 

Este mismo año fue la primera vez que se integró Internet Explorer de forma gratuita en el sistema operativo Windows 95 y rápidamente se apoderó del mercado de los navegadores gracias a que venía incluido en Windows, el sistema operativo para PC más usado en el mundo en aquel entonces.

Durante el año 1998, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, presentó un caso antimonopolio contra Microsoft que ha pasado a la historia, pues la agencia federal afirmó que la integración de Internet Explorer en Windows 95 era una “conexión ilegal”. Esta situación hizo que la empresa reescribiera los términos de los acuerdos con los fabricantes tecnológicos y dejarles eliminar los iconos del navegador de Windows para permitirles mostrar otros navegadores.

A pesar de esto, fue uno de los navegadores web más usados desde el año 1999, llegando al 95% de la cuota de utilización entre los años 2002 y 2003. Con el transcurrir del tiempo, su cuota de mercado fue disminuyendo debido a diversas fallas de seguridad y problemas de velocidad de respuesta. En 2008 surgió Chrome y terminó de destronar a Internet Explorer como el navegador favorito. 

Tomando en cuenta que contaba con un lenguaje HTML5 incapaz de llevar el ritmo de otros navegadores como Chrome, Mozilla o Safari, además que los móviles se convirtieron en los dispositivos más utilizados por los internautas, la gran web se convirtió en un espacio donde no había lugar para IE, por lo que el navegador fue completamente derrotado por Chrome de Google, quien ocupó la mayor cuota del mercado entre los navegadores.

Imagen Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!