Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Como muchos de vosotros ya sabéis, hay grandes diferencias cuando navegamos en Internet en China que cuando lo hacemos en la mayoría del resto de países. En países como China la navegación se caracteriza por tener una gran cantidad de restricciones y plataformas alternativas a las más conocidas internacionalmente.

Eric Schmidt, ex director ejecutivo de Google, ha sido noticia esta semana por este tema tras una entrevista en San Francisco con la cadena CNBC. Aseguró en este evento que el futuro de Internet a medio plazo pasará precisamente por bifurcarse en dos: uno liderado por Estados Unidos y otro liderado por China.

Internet en China

El gobierno comunista chino ya tiene desarrollada una red propia de Internet para sus ciudadanos nacionales totalmente aislada de la habitual red con origen en Estados Unidos. Hay muchas plataformas y dominios censurados por lo que tienen totalmente prohibido acceder a esas páginas. A mayores, también hay páginas que no están prohibidas como tal de forma oficial pero hacen que técnicamente acceder a ellas sea muy lento y el funcionamiento sea intermitente haciendo así que los usuarios desistan de intentar utilizarlas.

Top 20: las mayores empresas digitales chinas (que pronto estarán en España)

Como buscador, por ejemplo, la mayoría de ciudadanos utilizan Baidu, conocido como el Google chino, con su respectiva versión de lo que sería aquí Google Drive y traductor, así como otros como Yahoo o Bing que también son accesibles.

Respecto a redes sociales, olvídate de conectarte con facilidad a Twitter (Weibo es su sustituto para hablar con amigos chinos), Facebook o WhatsApp (sustituidos por WeChat, el servicio de mensajería más popular) o a YouTube y Spotify (Youku y Xiami son las soluciones en este caso).  Empresas como WeChat, por ejemplo, bloquean determinadas frases, temas o incluso palabras dejando así casos populares como la censura de los eventos de Tianamen en 1989, la prohibición de la letra Ñ o el bloqueo de las imágenes de Winnie The Pooh por su parecido con Xi Jinping.

3 redes sociales chinas que necesitas conocer: QZone, Baidu Tieba y Sina Weibo

Cierto es que, como podemos ver, el bloqueo de estas páginas ha ayudado a empresas nacionales a prosperar en un entorno de menos competencia aunque ha supuesto como coste incluir a miembros del gobierno chino a trabajar en ellas con el objetivo de asegurarse del cumplimiento de las leyes y, por tanto, de sus respectivas restricciones.

El poder de China y su nueva ruta

Fuente: Wikipedia

Schmidt destacó la Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda – también conocida como OBOR (One Belt, One Road) o NRS (Nueva Ruta de la Seda). Se trata del proyecto político-económico impulsado por el Partido Comunista de China propuesto a finales del año 2013 que pretende conectar Europa, Asia del Sur-Oriental, Asia Central y Oriente Medio mediante el modelo económico chino.

El proyecto se basa en la reconstrucción de la antigua ruta de la seda y la creación de una ruta marítima paralela que conjuntamente consiguen así el nombre de “Cinturón y Ruta”. Este proyecto revolucionario afecta a más de 60 países implicando así el 70% de la población mundial y se estima que puede generar el 55% del PIB mundial. La inversión prevista por parte del gobierno comunista chino se estima que será de unos 1.400 millones de dólares.

Teniendo esto en cuenta, podemos tender a pensar que la bifurcación de Internet comentada por Schmidt puede ser una realidad más probable de lo esperado y este proyecto puede facilitar que varios países se unan al Internet liderado por China y comiencen así a incorporar la infraestructura que ofrece China sacrificando parte de libertad por otro tipo de beneficios y ventajas.

Google negocia con China por un buscador censurado

Tenemos que reconocer que Schmidt ya habló del avance tecnológico chino antes. En noviembre del año pasado, advirtió a los Estados Unidos que tendría que intensificar su juego para evitar ser superado por China en inteligencia artificial, y pronosticó además que podría llegar a ser un líder mundial en la industria para 2030.

Una de las últimas polémicas entorno a este tema fue protagonizada por Google precisamente. Parece ser que la compañía ha iniciado un acercamiento con este país con el objetivo de negociar el lanzamiento de una versión censurada del buscador Google en China que ya tiene nombre: “Project Dragonfly”. Esto implicaría el regreso de la compañía al país asiático, que tiene un mercado de más de 800 millones de usuarios, después de ocho años.

Censura en la Cibermuralla: Google planea volver a China… pero a medias

Teniendo en cuenta que esa decisión implicaría que este nuevo buscador bloquee páginas web y limite la libertad de los usuarios, la noticia no dejó indiferentes a los internautas (incluidos algunos de los propios empleados de Google) que pidieron a la compañía replantearse la decisión mediante diversas protestas.

Por hacernos una idea, los informes publicados hablan de que el gobierno chino tendría total control de las restricciones pudiendo incluso, a modo de ejemplo, modificar los datos meteorológicos que serían proporcionados por una “fuente no identificada” y no por Google pudiendo mostrar datos falsos o minimizar la cantidad de toxinas en el aire y sus riesgos ofreciendo la imagen que mejor les convenga.

Por ahora, Google no ha hecho declaraciones respecto a este tema. ¿Cómo evolucionará este asunto? ¿Entrará finalmente Google en China bajo el control del gobierno comunista?

Imagen: DepositPhotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.