Facebooktwitterlinkedin

[Actualización 29/12/2020] No nos gusta presumir de «te lo dijimos» peeero a principios de noviembre te hablamos del gran giro logístico que El Corte Inglés estaba a punto de dar: una remodelación de su gigantesca infraestructura de almacenaje y reparto pensada para optimizar unos recursos procedentes, en buena medida, de la etapa predigital de ECI y que ahora pueden ser claves para afrontar nuevos retos.

El que había sido líder del sector durante décadas gracias a su modelo de grandes (enormes) almacenes físicos necesitaba un cambio de rumbo para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo y conseguir ingresos que compensen la pérdida de ingresos en sectores como el turismo a través de Viajes El Corte Inglés, una división que hace solo un año anunciaba un volumen de negocio de 2.722 millones de euros. La aparición del covid no ha hecho más que acelerar estos cambios, y la empresa parece decidida a abordar una evolución más que necesaria.

Tal y como han explicado fuentes de la empresa a Europa Press, El Corte Inglés prevé triplicar el volumen de su negocio logístico y facturar hasta 1.200 millones de euros. Para ello, el gigante de la distribución creará una filial dedicada en exclusiva a la logística, que pondrá a disposición de las marcas su extensa red de almacenes, centros de distribución, puntos de venta y, claro está, trabajadores: nada menos que 5.000 personas y 50 almacenes que suman 1,2 millones de metros cuadrados de superficie en  España y Portugal.

¿Te suena de algo este modelo de negocio?

¿Fulfillment by… El Corte Inglés?

A principios de año, El Corte Inglés empezó su transformación más ambiciosa, como respuesta a una época de malos resultados de la compañía.

Entre las ideas de El Corte Inglés estaba el rediseño de su red logística y de distribución, con cambios como la reestructuración de aquellos puntos de venta que dan pérdidas recurrentes. Y es que muchos de estos centros se crearon durante el “boom” de la economía, e incluso algunos de ellos cuando comenzó a notarse la crisis entre los años 2008 y 2009.

Una década después, la empresa ha logrado que estos centros cubran sus gastos ya que obtienen EBITDA positivo. Sin embargo, una vez que se le añaden los costes corporativos, amortizaciones y deterioro de mercancías, saltan los números rojos. El Corte Inglés dispone de 2.000 tiendas en España, distribuidas a conciencia para que más del 80% de los españoles tenga un establecimiento de la compañía a menos de 40 minutos en coche, además de múltiples centros logísticos en todo el territorio. Por tanto, con la capilaridad que esto produce, y su red logística bien trabajada, la marca podía multiplicar de manera exponencial su capacidad de reparto.

A causa de la emergencia sanitaria y el cierre comercial durante el estado de alarma, El Corte Inglés limitó su actividad durante el confinamiento a las ventas en sus supermercados y áreas de primera necesidad. Su marketplace experimentó una fuerte demanda durante esos meses y, fue entonces, cuando se dieron cuenta de que tenían sus capacidades logísticas desaprovechadas.

Nueva estrategia logística de El Corte Inglés para vendedores

Como hemos adelantado, El Corte Inglés coge las riendas y ofrece a las marcas que accedan a vender desde su marketplace, un sistema logístico completo. Es decir, se encargaría de todo el proceso, desde el escaparate donde mostrar los productos, hasta el servicio de almacenamiento, gestión, entrega de los mismos y servicio al cliente.

«Contamos con tiendas estratégicamente ubicadas, que utilizamos como almacenes para las entregas, y que nos permiten llegar a los clientes más rápido que nuestros competidores» afirmaba la compañía en el folleto de su última emisión de bonos.

En este documento, El Corte Inglés destacaba como antes su plataforma logística trabajaba al 50% de su capacidad. «Queremos extender nuestra oferta a las terceras marcas aprovechando las capacidades de distribución y de extremo a extremo para ayudar a las marcas a ser más eficientes» añadían. Además, pone como ejemplo a Nike y a Pepe Jeans por utilizar este servicio para aprovechar sus capacidades y reducir costes.

Esta propuesta nos puede recordar al FBA de Amazon. Un sistema que permite a cualquier persona o marca vender sus artículos en Amazon. Las personas que accedan a vender sus productos desde esta plataforma tendrán ventajas como:

  • La posibilidad de guardar los productos en los almacenes de Amazon.
  • Que la compañía sea la encargada de gestionar y enviar los productos a los clientes.
  • Además del reembolsos, devoluciones y de proporcionar un excelente servicio al cliente.

Y es que, en definitiva, eso es lo que buscan con esta nueva estrategia. Rediseñar la red de distribución y abrir nuevas vías de negocio a través de los vínculos con terceras empresas. El Corte Inglés se encuentra  en negociaciones con 100 marcas para convertirse en su socio logístico, asumiendo los todos estos procesos. “En la actualidad estamos negociando con las marcas para proporcionarles un servicio logístico completo y end-to-end en nuestra plataforma”, dice la propia compañía, que se encuentra en negociaciones para convertirse en partner logístico de cerca de cien marcas.

Fortalecer y consolidar su estrategia omnicanal

Estos últimos avances son parte de su estrategia para fortalecer y consolidar su estrategia omnicanal. Además de apostar por la logística como forma de negocio, pretenden potenciar la venta física. Buscan intensificar la venta física potenciando los espacios o córners dedicados a terceras marcas dentro de El Corte Inglés.

«Para muchas marcas, El Corte Inglés es una alternativa preferible a mantener sus tiendas propias a pie de calle» declaraban en el folleto. Un buen ejemplo de esto, es Pepe Jeans, que amplía su presencia en El Corte Inglés mientras reduce su red en España.

El Corte Inglés Plus

Otra de las novedades de esta nueva estrategia es el lanzamiento de la aplicación El Corte Inglés Plus.

Este servicio, similar a Amazon Prime, cuenta con una tarifa plana de 19,90€ al año con la que podrás recibir pedidos en dos horas sin gastos de envío. A través de este canal los usuarios disponen de más de 500.000 productos, con entrega en menos de 24 horas, incluyendo alimentos frescos de su cadena de supermercados. La aplicación supera ya las 150.000 descargas.

Este servicio, que ha hecho que la app de El Corte Inglés se sitúe entre las más descargadas de España, plantea unas fuertes exigencias a nivel logístico: la empresa debe ser capaz de cumplir con su promesa de envíos ultrarrápidos cuando sea necesario, y su capilaridad va a ser clave para conseguirlo.

estrategia logística de El Corte Inglés

En definitiva, El Corte Inglés siempre ha sido un escaparate físico para otras marcas y siempre quiso mantener esto en su entrada a la digitalización. Con estas iniciativas, la compañía quiere explotar su renovada estrategia omnicanal, apostando por la actividad logística ligada al eCommerce. Un mercado, que reluce más que nunca, tras el jaque que ha dado el coronavirus a muchos pequeños comercios e, incluso, a grandes superficies.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram