Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

En los últimos días, algunos usuarios del servicio de correo Yahoo se han encontrado con la desagradable noticia de que no podían entrar en su cuenta de mail si no deshabilitaban antes sus bloqueadores de anuncios. Según la información publicada por el portal norteamericano DigiDay, en los foros de Adblock Plus se están recogiendo quejas de personas que no podían acceder a su cuenta de Correo Yahoo desde Chrome y Firefox.

Uno de estos usuarios de Correo Yahoo registró una captura de pantalla del mensaje que le pedía “desactivar AdBlocker para seguir utilizando” el servicio, tal y como puedes ver en la imagen. Rápidamente comenzaron las críticas de los internautas, que no tardaron en saltar a Twitter con fuertes ataques hacia Yahoo, que está abriendo de par en par sus puertas para que sus cada día más escasos usuarios se vayan.

correo yahoo

De esta forma, Correo Yahoo se une a otros servicios web que están impidiendo acceder a su contenido a los usuarios que no desactiven sus bloqueadores de anuncios. La táctica se dio a conocer cuando la aplicó el Washington Post y ha sido adoptada por la edición online de otros diarios como el londinense City AM.

Correo Yahoo aviva el debate sobre los bloqueadores de anuncios

Con su lucha contra los bloqueadores de anuncios las compañías de Internet quieren salvaguardar su principal fuente de ingresos, la publicidad, frente al rechazo de unos usuarios cansados de anuncios, de la publicidad estridente y de los problemas de seguridad asociados al uso de Flash Player.

El problema es que webs como la del Washington Post pueden permitirse ese lujo gracias al prestigio de ser la versión online de uno de los diarios más prestigiosos y seguidos del planeta. En cambio, el Correo Yahoo (al igual que otros servicios) ha ido perdiendo usuarios a manos de Google, y ponerles las cosas más difíciles no parece la mejor forma de mantenerlos.

El ejemplo del Correo  Yahoo nos puede servir como excusa para plantearnos el necesario equilibrio entre el consumo de servicios web y el sostenimiento financiero de las empresas que prestan estos servicios. En el caso de otros medios tradicionales como la televisión, el consumo de publicidad es digamos más voluntario, ya que siempre existe la posibilidad de hacer zapping mientras se suceden los anuncios programados. Pero en Internet, el usuario está cautivo por ese anuncio emergente que esconde el contenido al que quiere acceder y las opciones son solo dos: o bien esperar y cerrar el anuncio o utilizar los bloqueadores de anuncios que automáticamente evitan la visualización de la publicidad.

Desde luego, es un tema con muchas aristas, en que hay que tener en cuenta desde los intereses económicos en juego hasta los derechos de los usuarios, saturados con la exposición publicitaria. La controvertida medida de Correo Yahoo, el exceso de celo en la defensa de la publicidad en su web, le puede llevar a perder, además de usuarios cabreados, ingresos publicitarios, porque no olvidemos que las empresas valoran mejor los soportes con más usuarios, que son más compradores potenciales.

AdBlock Plus, 100 millones de descargas desde 2006

Adblock Plus es el principal bloqueador de anuncios del mercado, y uno de los afectados por la medida de Correo Yahoo. Es una extensión para Mozilla Firefox, Google Chrome o Internet Explorer que realiza la función de filtro de contenidos. Una herramienta gratuita, que permite a los usuarios evitar que elementos de las páginas webs, como la publicidad, sean leídos y sean mostrados en la pantalla. Con ello se acelera, además, la velocidad y renderizado de las páginas.

Este programa ha sido incluido en la lista de complementos de Firefox desde el 17 de enero de 2006. Su masiva utilización se traduce en una media 80.000 descargas diarias desde entonces, llegando a 100 millones en total.

Adblock bloquea las peticiones HTTP de acuerdo a su dirección de origen y puede bloquear IFrames, scripts, y Flash. También usa hojas de estilo (stylesheets) de usuario generados automáticamente para ocultar, en vez de bloquear, elementos tales como publicidad en forma de texto de una página a medida que ésta se carga. Esta característica es conocida como ocultación de elementos. La propia compañía nos muestra en el siguiente vídeo cómo funciona este bloqueador de anuncios:



Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram