Facebooktwitterlinkedin

Desde sus inicios, el buscador de Google basó el valor de obtener la posición número uno en que las personas navegaban por los resultados de arriba abajo, leyendo como lo hacemos de forma general en cualquier listado, pero un nuevo estudio sugiere que este ya no es el caso, ya que la búsqueda de Google ahora tiene un efecto pinball.

Un estudio realizado por Nielsen Normal Group sugiere que los vídeos, carruseles de productos patrocinados y otro tipo de formatos enriquecidos, han tenido un impacto significativo en las estrategias SEO y también han contribuido al cambio en el comportamiento de los usuarios.

Ahora la atención en las páginas de resultados ahora presenta lo que han denominado «efecto pinball»: tal como señala el estudio, cuando las SERPs incluyen fragmentos destacados, imágenes o resultados locales , un 74% de los usuarios los miraba.

Es decir, el patrón de la mirada ya no es lineal, y más bien muestra este patrón de pinball.

Featured Snippets: cómo conseguir la posición 0 de Google en español (SEMrush, 2019)

El efecto pinball

Estos hallazgos se derivaron de un análisis de 471 consultas realizadas por usuarios a los que se les realizó un seguimiento ocular y pruebas de usabilidad. El estudio se realizó entre 2017 y 2019.Un dato a destacar es que a pesar de la mayor complejidad y variación que se han añadido en los resultados de búsqueda en Google,  los usuarios siguen tomando la decisión del clic con relativa rapidez: solo 5.7 segundos para hacer clic en su primera elección entre los resultados.

El efecto pinball, de acuerdo con Nielsen Norman Group, describe la ruta de la mirada del usuario a medida que se mueve entre los elementos de la página de resultados de búsqueda.

Eso significa que de la muestra de una búsqueda se puede determinar qué enlaces obtienen visibilidad, y por supuesto clics. Pero además de eso, la posición de los elementos visualmente atractivos también puede afectar la visibilidad de los resultados orgánicos cercanos, como puedes ver en la siguiente imagen:

En el estudio, el usuario dirigió su atención a las tarjetas de compras patrocinadas, los resultados patrocinados y los fragmentos destacados antes de mirar el primer resultado orgánico.

Imagen: Search Engine Land

Qué resultados se ven y cuáles provocan el clic

El estudio señala una diferencia notable entre los comportamientos de búsqueda de 2006 frente a los que han encontrado hoy en día, y se refiere a los clics en el primer resultado de la página.

En 2019, el primer resultado recibió el 28% de los clics, una gran diferencia a comparación del 51% de clics que obtuvo el primer resultado en 2006. Esto representa, que, si bien ha aumentado el número de búsquedas con clic cero, también hay más oportunidades en los resultados orgánicos que se muestran un poco más abajo, mucho más que en el pasado.

Siguiendo con los datos del estudio, las primeras tres posiciones recibieron más de la mitad (59%) de los clics, mientras las posiciones más bajas recibieron una proporción ligeramente mayor de clics que en 2006.

Imagen: Search Engine Land

Solo el 5% de las selecciones en las consultas de búsquedas de hechos y navegacionales ocurrieron debajo del pliegue (los listados que aparecen cuando el usuario se desplaza para ver más resultados). Este porcentaje crece al 20% para tareas de investigación más complejas.

A pesar de ello, los usuarios solo se aventuraron a pasar la primera página de resultados para el 2% de las consultas.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram