Facebooktwitterlinkedin

El halo que rodea a los influencers siempre parece favorecedor: poseedores de fama y en muchas ocasiones también fortuna, millones de personas envidian a las personalidades de las redes sociales que pueden vivir de lo que más les gusta: crear contenido online. Sin embargo este no es un camino libre de complicaciones, y siendo humanos como el resto de nosotros, en ocasiones los grandes influencers deben alejarse de las redes sociales para tomar un respiro de la presión a la que se ven sometidos.

Dulceida decide alejarse para cuidar su salud mental

El ejemplo más reciente de los grandes influencers que deciden alejarse de las redes sociales lo encontramos con Dulceida, que ha debido afrontar en poco tiempo la pérdida de su abuela y una ruptura sentimental.

El sector del marketing de influencers crece un 44,7% a nivel global y alcanza los 8.200M€

«Hoy hago un parón, hoy me voy. Necesito reconstruirme, necesito abrazarme y cuidarme para volver. Me siento perdida y necesito encontrar el camino para recuperar mi alegría y volver a reconocerme, volver a ser yo y volver a quererme.»

Así inicia la carta que Dulceida ha publicado en su perfil de Instagram con el que anuncia su salida temporal a sus casi tres millones de seguidores, recalcando que desde hace unos meses  ha estado «recibiendo un acoso constante en redes sociales sobre mi relación, por parte de unos pocos que hacen mucho ruido y también mucho daño a mí y a las personas que me quieren. Por estas razones, por mí y por mi salud mental, necesito parar».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Aida Domenech (@dulceida)

Es obvio que Aida Domènech, mejor conocida por Dulceida, no pasa por su mejor momento personal, en un mundo donde los influencers comparten su vida entera en espacios públicos en los que las opiniones y prejuicios de los demás están visibles para cualquiera.

Otros grandes influencers se alejan de las redes sociales

Claro que el ejemplo de Dulceida no es único, y otros grandes influencers españoles han decidido tomarse un respiro de sus redes sociales: hace algunos días la modelo Laura Escanes también anunció que haría un paréntesis en sus publicaciones en Instagram.

«Hace 10 días eliminé la aplicación de Instagram de mi móvil«, explicó Laura en su publicación. «Desde hace más de 6 años nunca había hecho eso. Supongo que todos en algún momento necesitamos parar», afirmó la modelo, asegurando que en el último año ha pasado «momentos de mucha debilidad, dudas sobre infinitas cosas, inseguridades y pérdidas de gente que he querido», momentos de angustia que no ha compartido en sus cuentas «para proteger a los míos, para protegerme a mí».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Laura Escanes (@lauraescanes)

La actriz e influencer Sara Sálamo es otra de las grandes personalidades de las redes sociales que está harta de los tuiteros, trolls e incluso bots que constantemente atacan en Twitter a quienes tengan opiniones diferentes, y ella parece haber llegado al límite al ser blanco de críticas por compartir su visión sobre el feminismo, abogar por los derechos de los animales y en general hablar en favor de la justicia social.

Y es que a pesar de los esfuerzos de Twitter por mantener a raya el contenido tóxico, el bullying sufrido por Sara en la plataforma parece especialmente incisivo, hasta llegar al acoso.

Pero estos no son los tres únicos casos de grandes influencers españolas que deciden pausar su aparición en las redes sociales. Remontándonos a 2018, ElRubius también tuvo que hacer un parón de YouTube debido a la presión acumulada a lo largo de los años.Hacer vídeos es lo que más me gusta en el mundo, pero cada vez me cuesta más ponerme delante de la cámara y ponerme la máscara de El Rubius”, contaba en el mismo.

Una vez superada la crisis que sufría el creador continuó su camino en redes sociales e incluso abrió un nuevo canal en Twitch en el que tiene una media de 40.000 espectadores.

Historia de El Rubius: cómo Rubén Doblas se transformó en ElRubiusOMG S.L.

Salud mental y redes sociales: las razones por las que las personas abandonan sus cuentas

Nuestra época se ha distinguido por el inmenso mar de información que podemos encontrar en internet, sin embargo, en este universo digital en el que todo se comparte, los riesgos con nuestra información y lo que consumimos en estas plataformas no se ciñe solo a la ciberdelincuencia, ya que el anonimato y la sensación de impunidad que perciben los usuarios de redes sociales, han contribuido a que se incremente la violencia verbal.

Los haters pueden dirigir sus armas a prácticamente cualquier usuario ya sean por motivos de raza, religión, preferencia sexual, edad, y la violencia y odio no parecen tener fin. Si a esto le añadimos una saturación de noticias y una sobreexposición mediática en los que los graves problemas mundiales como guerras, desastres naturales, problemas sociales y de salud podemos entender por qué hay usuarios que presentan ansiedad ante las redes sociales.

Al mismo tiempo que estamos expuestos a las publicaciones de otros usuarios, que en algunas ocasiones nos hacen creer que no tenemos suficiente éxito laboral, personal o familiar, ya que es imposible no comparar nuestras realidades, lo que puede dañar severamente a personas influenciables, como son los niños y adolescentes.

Un buen descanso de las redes sociales puede ayudar a quienes están pasando un mal momento, y de hecho, puedes eliminar tu cuenta de Instagram para darle a tu mente un respiro.

Cómo desactivar temporalmente tu cuenta de Instagram

Para desactivar tu cuenta de Instagram por un tiempo, debes seguir los siguientes pasos:

  • Abres el navegador del móvil, y entras en la versión web de Instagram.
  • Entras con tu usuario. ¡Ojo! debes entrar con el perfil que deseas desactivar.
  • Una vez dentro, vas a editar perfil.
  • En la parte inferior derecha debes hacer clic sobre el enlace “Deshabilitar temporalmente mi cuenta”.

Después de haber seleccionado esta opción, Instagram te realizará un par de preguntas relacionadas al motivo de por qué te quieres ir de ella. Las respondes, y ya habrás desactivado tu cuenta de Instagram, por lo que desde ese momento, serás invisible para todos los demás usuarios presentes en ella.

Esto quiere decir que no podrán mencionarte, etiquetarte ni nada parecido: a todos los efectos, habrás eliminado tu presencia en ella. Para reactivarla, solo tendrás que volver a acceder a Instagram con tus datos. Importante: la desactivación temporal sólo puede realizarse una vez a la semana. Si no, Instagram podrá entender de que te la han hackeado o que está usando tu cuenta un bot.

Por supuesto también puedes eliminar de forma permanente tu cuenta en Instagram, y aquí puedes encontrar los pasos para deshacerte de tu cuenta para siempre.

Necesitamos abordar los problemas de salud mental sin prejuicios y de frente, ya que no es un tema de risa o que debamos dejar pendiente. No importando si se es un gran influencer, la salud siempre debe estar en primer lugar.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!