Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Quien vivió los inicios del comercio electrónico, sabe que lo que empezó como un canal complementario, se ha convertido en un modelo con entidad propia. Para ello, ha hecho falta recorrer un largo camino, romper con muchos miedos y barreras (facilitar tus datos en Internet, abrir canales de devolución…). Todos estos avances nos han llevado al momento de la consolidación de las compras online.

DHL Parcel, flexibilidad para las entregas online

Bajo este contexto, DHL Parcel, la división e-commerce del gigante logístico, llega a España para convertirse en un agente clave para el impulso definitivo del sector en nuestro paísY es que el modelo de entrega aplicado hasta ahora –basado en una única modalidad, a domicilio– en muchos casos choca frontalmente con el estilo de vida dinámico y los amplios horarios laborales de nuestra sociedad actual.

En una época en que las personas valoran enormemente su tiempo libre y la comodidad, resulta paradójico que el principal hándicap que frena la compra online sea el “secuestro” que supone permanecer en casa esperando la llegada de tu pedido.

Para solucionarlo, DHL Parcel apuesta por implantar un modelo basado en la flexibilidad, que amplía la horquilla de horarios y opciones de entrega para hacerlas más cómodas y efectivas, de manera que los pedidos lleguen siempre a la primera. Ya sea al domicilio del cliente, al de su vecino o a cualquiera de los miles de ServicePoints de DHL.

Porque este planteamiento estratégico solo es posible con el apoyo de una red logística impresionante: más de 2.700 puntos de recogida en la Península y 54.000 en Europa. Una cifra que permite ofrecer siempre un lugar conveniente y cercano al cliente para que disfrute de su pedido.

En definitiva, el fuerte compromiso que está demostrando la empresa alemana en nuestro país, nos indica que efectivamente, el e-commerce no ha hecho más que empezar, y ahora, empieza de verdad.

Shares