Facebooktwitterlinkedin

Es indiscutible el imparable avance que el sector de reparto de comida a domicilio ha tenido en los últimos años. Y ante este crecimiento, este modelo de negocio también ha tenido que enfrentar nuevos retos: incorporación de servicios tecnológicos, una gran competencia, las crecientes exigencias de consumidores que buscan servicios más ágiles y rápidos, y claro, también una nueva guerra jurídica, y si bien muchas empresas siguen en la carrera por captar la mayor parte del mercado, Deliveroo abandona España.

Debido a que no ha alcanzado el rendimiento esperado, Deliveroo abandona España en septiembre

La plataforma británica de reparto de comida a domicilio, Deliveroo abandona España justo cuando faltan pocos días para que entre en vigor la nueva ley de riders en el país, sin embargo la plataforma argumenta dificultades para la viabilidad de su negocio al no haber alcanzado el rendimiento esperado.

De acuerdo con los datos de la  compañía, actualmente cuenta con 113 empleados en el país, mientras colabora con 3.800 riders y 9.000 restaurantes en 70 ciudades, y si bien Deliveroo opera actualmente en 12 mercados alrededor del mundo, España representó menos del 2% de sus transacciones durante el primer trimestre del año.

Según el comunicado de la compañía, alcanzar y mantener una posición en el mercado español «requeriría un nivel de inversión muy elevado, con rendimiento potencial muy incierto a largo plazo«, con lo que su viabilidad económica podría verse afectada.

Y a pesar de que la empresa lo niega, algunos de sus empleados aseguran que Deliveroo abandona España debido a que pronto entrará en vigor la Ley Rider que fue aprobada hace un par de años tras un juicio en el que se dictaminó que la compañía deberá contratar a sus riders y abonar los costes de la Seguridad Social, así como las indemnizaciones en caso de despido.

La justicia obliga a Deliveroo a contratar a sus riders

Claro que esta nueva ley no solo afectará a Deliveroo, sino que se extenderá a todas las plataformas de delivery, y este nuevo modelo laboral ha traído consigo un reto para el sector de la economía colaborativa, que encuentra complejo encajar en modelos de relación laborales establecidos anteriormente.

Ante este panorama algunas plataformas como Postmates han decidido comenzar pruebas con entregas mediante robots en lugar de emplear riders, una iniciativa a la que se ha unido Just Eat, que realiza desde hace algún tiempo entregas de comida con robots en Londres.

Deliveroo buscará crecer en otros mercados

Sea cual sea la razón, el cierre de Deliveroo afectará tanto a trabajadores de planta como a los riders autónomos que hasta ahora colaboraban en la empresa, sin embargo se deberá llegar a un acuerdo para formalizar los detalles de despido antes de irse del país. «A partir de septiembre empezarán las negociaciones con los sindicados», explicó uno de los trabajadores afectados.

Deliveroo por su parte asegura que «la propuesta de poner fin a las operaciones en España refleja la intención de la empresa de centrar las inversiones y los recursos en los demás mercados en los que opera, continuando con el crecimiento de su red de consumidores, de socios de restaurantes y supermercados, así como de riders, y ampliando su cuota de mercado tanto en nuevas ciudades como en ciudades en las que ya desarrolla su actividad».

Por supuesto que a pesar de que la Ley riders está por aplicarse, esta salida beneficiará a sus rivales, que tratarán de hacerse con mayor cuota de mercado y mejorar sus márgenes de ganancia, especialmente ahora que el sector del delivery se ha impulsado tras el confinamiento causado por la pandemia ayudando tanto a los consumidores como al sector de los restaurantes. ¿Quién ganará la carrera?

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram