Facebooktwitterlinkedin

El ecosistema de la economía digital se ha visto frente a una serie de cambios en los últimos años; cambios impulsados tanto por los avances tecnológicos como por la situación global de la pandemia por la Covid-19. Esto ha dado como resultado un amplio cambio en el perfil del consumidor, el cual ahora antepone las facilidades de pago y envío, sobre otros aspectos del proceso de compra.

De esta forma, son cada vez más las empresas que comienzan a ofrecer nuevos y alternativos métodos de pagos dentro de sus pasarelas, para así adecuarse a las exigencias de estos nuevos consumidores 2.0. Sin embargo, más allá de la preferencia que puedan tener los consumidores, esta nueva tendencia también ofrece beneficios a las compañías, ayudando en su optimización.

Métodos de pago: una estrategia clave para el crecimiento del eCommerce

Adyen, una de las plataformas de pago líderes en España, lanzó recientemente su Informe sobre Métodos de Pago 2022. En este, la compañía muestra como 1 de cada 3 empresas españolas consideran importante asegurarse de ofrecer todos los métodos de pago que sus clientes desean utilizar. Pero, ¿en qué se benefician las empresas de estos amplios catálogos de opciones de pago?

En primera instancia, una mayor variedad de opciones de pago integradas permite alcanzar un público más amplio de acuerdo con sus preferencias; algo que en justa medida puede ayudar a impulsar las tasas de conversión de los negocios. Así mismo, es un medio que ameniza el proceso de transición digital, teniendo en cuenta la fuerza que están tomando los métodos de pago digitales como las wallets.

Por otro lado, además de diferentes medios y plataformas de pago, también se ha dado la proliferación de nuevas soluciones de pago. Entre estas, los pagos aplazados y el «lleve ahora, pague después», BNPL por sus siglas en inglés, son las que han generado mayor tracción. Ambas proponen una solución centrada en favorecer al consumidor y  mejorar la experiencia de compra; aunque a su vez dan a las tiendas la oportunidad de incrementar el valor de su ticket medio e incrementar las ventas. De tal manera, al contar con estas opciones que les permiten diluir los gastos, los consumidores tienen la tendencia a realizar compras de mayor valor que de otra forma no podrían. Así, podemos ver que contar con diferentes métodos y soluciones de pago guarda una relación estrecha con la optimización del proceso de check-out de los eCommerce.

La seguridad y los métodos de pago

Por otro lado, estas herramientas también son factores claves para garantizar la seguridad y confianza de los compradores durante su proceso de compra. Debemos tener en cuenta que uno de los principales problemas dentro del comercio electrónico sigue siendo la probabilidad de verse envuelto en un fraude. Lo cual, suele inhibir a algunos consumidores de proceder con sus compras.

En este aspecto, entran en acción los medios de pago, pues al contar con un medio de pago con el que los compradores tengan experiencia de uso es posible impulsar la confianza de los mismos. Así, 9 de cada 10 españoles priorizan la seguridad a la hora de escoger un método de pago para sus compras.

De igual manera, muchos medios de pago alternativos, como las wallets, incorporan nuevas y mejoradas funciones diseñadas para garantizar la seguridad de las transacciones. Todo desde un plano digital, con lo que permiten minimizar los riesgos de fraude. También, debido a sus especificaciones, minimizan el empleo de datos personales de los consumidores limitando las posibilidades de ser víctimas de robo de identidad. De tal modo, esta tendencia, que se espera continúe creciendo en los próximos años,  propone un ecosistema de compra digital más seguro y sin fricción.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram