Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

En los últimos años han aparecido empresas como Airbnb, 9flats y Wimdu. Webs donde usuarios de todo el mundo pueden poner su casa en alquiler y contactar con personas interesadas en arrendarla para pasar unos días en ella. Todo esto ha sido posible gracias al boom del eCommerce, ya que ha aparecido este tipo de consumo colaborativo en el que tanto vendedor como comprador son consumidores. Sin duda la economía colaborativa está revolucionando el mercado.

El consumo colaborativo y las redes sociales son la clave de la estrategia empresarial para este tipo de empresas. Hoy nos centraremos en el caso de Wimdu para ver cómo una empresa dedicada al consumo colaborativo (comercio online colaborativo) utiliza las redes sociales y las comunidades virtuales para hacer crecer su negocio de forma exponencial.

¿Qué es Wimdu?

Wimdu es un portal de economía colaborativa que centra su negocio en el intercambio de plazas de apartamentos para vacaciones. Cuenta con presencia en más de 150 países, con ediciones nacionales en más de 40 y maneja otras tantas divisas. Es uno de los portales de referencia de consumo colaborativo, centrando el negocio. No obstante, hay que indicar que tiene algunas carencias que, aunque se intentan arreglar, están ahí. Vamos a analizar el impacto real de la web en redes sociales y su trabajo de creación de marca. En los últimos tiempos, ha buscado formas de consolidar su presencia, con un éxito desigual como podremos ver.

Los mejores medios sociales para empresas de consumo colaborativo

Los medios sociales sirven para interactuar con el usuario de forma rápida, directa, informal y bidireccional. En el caso de Wimdu podemos ver que tiene perfil en las principales redes sociales.

  • Twitter: tienen varios perfiles en inglés, alemán o francés, además del perfil en español. En este perfil en castellano tiene 1.054 seguidores pero genera poca interacción con los usuarios y la que se genera está relacionada con temas de atención al cliente. Como comparación, el perfil en inglés tiene 8.482, que sigue siendo insuficiente para un portal de estas dimensiones.
  • YouTube: utilizan su canal para subir vídeos corporativos, entrevistas y sus anuncios de televisión. Cuentan con 2.488 seguidores y más de 1,5 millones de visualizaciones.
  • Facebook: su página tiene más de 288.000 Me gusta, la utilizan para una comunicación más informal, corporativa y generar engagement entre los usuarios.
  • LinkedIn: publica sus ofertas de empleo y contenidos relacionados con el sector de los alojamientos, con más de 5.381 seguidores.

Además, Wimdu tiene perfil en Google Plus, Instagram y Pinterest pero están desactualizados y la actividad es mucho menor.

Este hecho nos hace pensar que la estrategia que ha seguido la empresa es estar en todas las redes sociales. Una empresa orientada al consumo colaborativo, ya sea de alojamiento, medios de transporte o préstamos entre particulares, debe analizar cuál es su público objetivo, sus gustos y ver en que redes sociales se mueven para poder elegir las plataformas de forma acertada. En estos casos, estar en todas las redes sociales no es sinónimo de calidad.

Wimdu: Redes sociales y la creación de comunidades virtuales

A la vista está que las empresas relacionadas con el consumo colaborativo disponen de diversas herramientas, como son las redes sociales, para crear una comunidad virtual entorno a ellas. Entendiendo por comunidad virtual a un grupo de personas con los mismos intereses, necesidades o problemas, y utilizan un entorno virtual común para encontrar información sobre los temas que les importan.

En el caso concreto de Wimdu podemos ver que dispone de las herramientas necesarias para crear este tipo de comunidades pero no les está sacando provecho, las tiene infrautilizadas.

Por su tipo de negocio, se dirige a un público internacional y amplio, por lo tanto, podría concentrar a su público objetivo en torno a una comunidad virtual. Un espacio donde los usuarios encuentren información, comentarios, contenidos y opiniones de otros participantes. Así los usuarios podrán intercambiar sus experiencias, darse consejos entre ellos, y se podría crear una comunidad virtual de interés. Este grupo se podría crear en torno a Facebook o a su sistema de comentarios y opiniones.

Las comunidades virtuales son muy útiles para las empresas relacionadas con el consumo colaborativo porque les ayudan a crear un vínculo entre los clientes y su marca, pudiendo así crear relaciones estables con ellos, y a su vez, obtener información para mejorar los servicios que les ofrecen. Además, gracias a las comunidades virtuales se crea un sentimiento de pertenencia e identificación con la comunidad que mejorará el grado de confianza en la marca, favorecerá la fidelización y la lealtad a la marca.

Conclusión

Las empresas relacionadas con el consumo colaborativo, como en este caso Wimdu, están creciendo cada vez más, deben utilizar las redes sociales y las comunidades virtuales para intentar crear una relación duradera y estable entre sus consumidores y la marca.

¿Crees que la estrategia de Wimdu en redes sociales es la más acertada? ¿Conoces alguna empresa relacionada con el comercio colaborativo que tenga creada una comunidad entorno a su marca?

Shares