Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

A estas alturas, quedaron más que claros los beneficios que tiene WordPress a la hora de ayudarte a montar una página web.

Su interfaz clara y sencilla diseñada para usuarios de cualquier nivel, sus constantes actualizaciones y una comunidad activa tanto en los foros de ayuda como en el desarrollo de plugins y plantillas, hacen de este CMS la mejor elección a la hora de montar una página web flexible, estética y profesional.

Sin embargo, según muchos analistas SEO, algo en lo que siempre ha pecado este famoso gestor de contenidos es sin duda su capacidad  a la hora de posicionarse eficientemente en Google.  Debido a esto, muchos de ellos optan por recomendar a sus clientes alternativas más personalizadas, que a su vez muchas veces conllevan mayor coste y períodos de producción más amplios.

La realidad respecto a este tema no tiene que ver tanto con el hecho de utilizar WordPress o no, sino en la manera de la cual este se utiliza. En este artículo analizaremos varios de los errores que no nos damos cuenta que cometemos y que sin embargo pueden afectar de manera severa al rendimiento SEO de nuestro proyecto en este CMS.

Plantilla

Este elemento visto muchas veces como algo meramente estético, es sin duda uno de los punto principales mediante los cuales podemos contribuir a un buen rendimiento SEO on-page. Muchas veces pensamos que al adquirir plantillas Premium, estamos obteniendo la estética y la garantía de tener un alto rendimiento y velocidad en nuestro sitio web. Estas plantillas a menudo no están enfocadas al SEO o no están optimizadas como deberían (aunque lo insinúen) y su elevado precio se puede deber a otra clase de factores en su desarrollo.

A la hora de decidir que plantilla usar para tu proyecto, nunca está de más analizar el código de su demo. De esta manera nos podemos asegurar de que elementos como las etiquetas de los títulos se estén usando correctamente, de que no se esté abusando del javascript y en definitiva de que la plantilla respete los estándares de Google.

Plugins

Uno de los elementos que ha hecho a WordPress tan popular es sin duda su infinidad de plugins. Gracias a ellos, tenemos a un par de clicks la posibilidad de solucionar cualquier necesidad que tuviésemos respecto a nuestra página web. Sin duda esta es una herramienta muy útil, pero que a su vez puede perjudicar enormemente nuestro SEO si no se utiliza de la manera correcta.

Usar plugins pesados hasta para los problemas más sencillos, tener demasiados o no revisar su funcionamiento pueden causarnos grandes contratiempos. Algunos de ellos pueden ser  fragmentos de códigos redundantes, conflictos entre sus funcionalidades, un aumento significativo en el peso de la web y consecuentemente un aumento en los tiempos de carga.

Usar los plugins justos y necesarios para el proyecto, asegurarnos de que unos no entran en conflicto con otros y revisar de que no reduzcan significativamente la velocidad de nuestro sitio web puede ahorrarnos más de un problema con el SEO.

Controlar qué indexamos

Una vez controlados los problemas de rendimiento que pudiese dar WordPress, toca centrarse en la lectura que realizará Google periódicamente del sitio. Para optimizar al máximo las acciones del crawler y evitar el riesgo de contenidos duplicados o la indexación de contenido indeseado deberemos hacer un buen uso del “robots.txt”. Así dejaremos al crawler acceso solo a aquellos archivos necesarios y a las url que nos interese publicar.

Imagen: DepositPhotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.