Facebooktwitterlinkedin

A la hora de aprender inglés se enseña un inglés general y que se pueda utilizar en un ámbito cotidiano, tanto en los estudios que se realizan en institutos o escuelas como los que se estudian más adelante para obtener algún certificado oficial, por ejemplo, no son estudios especializados en un ámbito concreto. Se trata de aprender un idioma de manera general, con sus estructuras gramaticales y su vocabulario más cotidiano para poder desenvolverse en el día a día.

Para especializarse en un sector concreto deberemos estudiar más a fondo el inglés propio de ese sector, con sus tecnicismos y palabras propias. En este artículo veremos algunos consejos para especializarnos en el inglés empresarial, el de los negocios. 

4 consejos para especializarnos en el inglés empresarial

1. Obtener un nivel alto de inglés

Lo primero que debemos hacer para mejorar el inglés de negocios, o English Business, es obtener previamente un nivel alto de inglés general. Con esta tarea nos resultará más fácil adentrarnos en un vocabulario más específico, pues ya seremos conocedores de muchas frases hechas, estructuras gramaticales diferentes e infinidad de verbos que podemos emplear.

Una vez que dominemos el inglés de manera general, con su comprensión lectora, auditiva y oral podremos ponernos manos a la obra con los tecnicismos propios del inglés empresarial.

2. Marcarse objetivos

Una buena manera de comenzar a estudiar un idioma es siempre marcarse objetivos, estos deben ser objetivos reales y fáciles de alcanzar. Hay que empezar poco a poco, marcándose unas metas a corto plazo, por ejemplo, en un día aprenderse diez palabras de vocabulario específico. Así, paso a paso, podremos ir subiendo de nivel estos objetivos, una vez que hayamos conseguido todos las metas que sean de gramática y de manera escrita pasaremos a marcar objetivos en el ámbito oral: practicar conversación quince minutos y así.

3. Leer prensa financiera en inglés

Esta tarea podremos realizarla una vez que contemos con un buen nivel de inglés empresarial. Con ella vamos a aprender las estructuras de escritura que se utilizan en el inglés financiero, esto nos ayudará a ver situaciones reales del día a día de este sector, aprenderemos nuevo vocabulario propio de los negocios y expresiones que se utilicen para hablar de finanzas en inglés. 

4. Entrenamientos para el oído

El último paso que vamos a realizar es entrenar el oído para acostumbrarlo a escuchar conversaciones en inglés. Este paso es muy importante para poder desenvolvernos con fluidez en una conversación real. 

Esta labor podemos desarrollarla viendo películas inglesas que tengan que ver con los negocios o series. Trataremos de buscar tanto películas como series que tengan un inglés sencillo de escuchar y de entender. Tras esto podremos ir subiendo el nivel de igual manera que en los consejos anteriores, conforme vayamos aprendiendo podremos ir viendo películas con un vocabulario y un acento más complicados.

Como conclusión podemos apuntar que mejorar nuestro inglés de negocios puede hacernos mejorar la calidad de nuestro trabajo, consiguiendo así mejores condiciones en el puesto de trabajo y aumentando nuestra formación.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!