Facebooktwitterlinkedin

Los marketplaces se han convertido en un excelente canal de venta para multitud de productos. En nuestro caso, cada vez más clientes nos piden fotografías para Amazon y otros marketplaces además de las fotografías para sus tiendas online.

Está claro que la venta en marketplaces es muy útil en etapas iniciales de una marca o eCommerce, ya que permite validar la viabilidad de un potencial negocio. Posicionas un producto dentro de un canal con muchísimos compradores potenciales y si no consigues vender ahí, es que seguramente el producto no tiene tanto interés.

En fases más maduras para el negocio, los marketplaces se pueden convertir en un aliado que nos permita amplificar las ventas de nuestros productos más generalistas, ser un canal adicional a nuestro eCommerce, o incluso ser el canal donde probamos nuevos mercados.

Sea como sea, los marketplaces pueden ser tanto enemigos como aliados, todo esto depende de cómo los integremos dentro de nuestra estrategia de venta y de si somos capaces de mantener nuestros valores de marca dentro de estos canales de venta.

Solo en España tenemos ya un buen número de marketplaces, y además los grandes players de eCommerce parece que se están moviendo todos a convertirse en marketplaces puros o híbridos. Así que dominar la venta en marketplaces es una capacidad cada vez más crítica para cualquier marca digital, eCommerce o cualquiera que quiera vender productos online.

Fotografía eCommerce lanza una guía para optimizar tus imágenes en Instagram… y vender más

Fotografías para destacar nuestros productos en Marketplaces

Las fotografías de nuestros productos son un factor muy importante a la hora de vender en cualquier marketplace. Tener buenas fotos es una buena oportunidad para diferenciarnos de nuestra competencia y destacar entre todos los vendedores de un mismo artículo.

Una buena fotografía de producto suele cumplir con los siguientes detalles:

  • Muestra el producto real.
  • Se aprecian las dimensiones del producto.
  • Muestra los detalles que pueden llevar a confusión.
  • Atrae la mirada del usuario y destaca sobre el resto del contenido.

Existen diversas formas de hacer las fotografías para que nuestros productos llamen la atención entre la competencia en el vasto catálogo de un marketplace. A continuación, veremos algunos de los tipos de fotografía más utilizados entre los vendedores y en qué situaciones podemos aprovechar cada tipo de fotografía.

Fotografía sobre fondo blanco

Se trata de colocar nuestro producto sobre un fondo blanco. Sobre este fondo resaltarán todos los atributos del producto, lo que ayudará a los compradores a saber mejor qué están comprando.

Las fotografías que se utilizan en los listados de categoría suelen ser con fondo blanco para facilitar la comparación de los distintos productos sin elementos adicionales que puedan distraer al usuario. Además, así se evita la repetición de fondos más cargantes o elementos que al aparecer muchas veces (una en cada foto de producto) puedan generar algo de fatiga en los visitantes.

Luego cada marketplace puede imponernos algunos ajustes a tener en cuenta. Por ejemplo, Amazon es muy claro en sus «guidelines» de fotografías acerca de cómo hay que plantear las fotografías sobre fondo blanco para que funcionen bien dentro de su marketplace):

Además, existen otros requisitos a tener en cuenta como:

  • El nombre del fichero tiene que incluir el identificador de producto (el Amazon ASIN, JAN, EAN, 13-digit ISBN o UPC). Después de eso un punto y la extensión del fichero. Por ejemplo 1234567890123.tif or A987654321.jpg. No puedes incluir guiones, espacios u otros caracteres.
  • Sobre el papel no puedes incluir texto, bordes, maniquíes o marcas de agua en tus fotografías (aunque mucha gente lo hace).
  • No se pueden incluir otros objetos en la imagen, de forma que no se pueda inducir a confusión de que esos productos puedan venir con el pedido.
  • Para libros, CDs y DVDs, la carátula del producto debe cubrir el 100% de la imagen

La realidad es que muchos vendedores se saltan estas normas, y mientras Amazon no se queje, a veces es buena idea forzar los límites e incluir algo de información adicional en las fotografías. Esto es muy habitual en verticales como las cámaras deportivas donde informar de características como que sean 4K o algunas otras modas, ayuda a generar ventas.

También es habitual verlo en marcas que venden «lotes» de productos, donde se añade algún texto que deja claro el número de productos que vienen en el packaging.

Fotografías para complementar la ficha de producto

Fotografía del producto en uso

Hay algunos productos que no se entienden bien si no están en uso. Para estos casos, resulta vital centrarnos en enseñar cómo queda el producto cuando lo estás usando, y los detalles del mismo.

Esto pasa, por ejemplo, en un producto como son los hormigueros. Llevamos años trabajando con Anthouse para transmitir sus hormigueros en la web y en otros canales, y tenemos claro que la mayor gracia que tienen estos productos es ver a las hormigas trabajando dentro del hormiguero. Por eso, para sus fotografías para Amazon nos centramos en enseñar cada uno de los detalles de estos hormigueros en uso.

En algunos productos de alimentación, el transmitir el producto servido y «listo para comer» ayuda a ser capaces de apelar a sentidos que no se pueden usar en ese momento. No me digas que esta fotografía de jamón recién cortadito de nuestro cliente Torrencinas no te hace sentir hasta el olor del jamón y empezar a salivar…

Fotografía a escala o con modelo

Para productos pequeños o que no quede claro en una fotografía de fondo blanco cuál es su tamaño, podemos incluir en la ficha de producto alguna fotografía adicional que permita entender mejor las dimensiones del producto.

A veces nos bastará con poner ese producto en contexto, al lado de un elemento que tenga un tamaño más o menos universal y nos sirva de referencia. Por ejemplo así lo hace Minimalism Brand con sus mini-carteritas para dejar claro su tamaño:

En muchas otras ocasiones, el mostrar el producto sobre una/un modelo nos puede ayudar mucho a transmitir mejor las cualidades del producto, ver cómo queda puesto y animar a la venta.

Otro tipo de productos es complicado ponerlos en un contexto para que de forma natural se entienda su tamaño, y en esos casos se suelen recurrir a imágenes generadas desde un programa de edición fotográfica y donde se transmite la escala de forma artificial pero muy efectiva.

 

Fotografía de ‘lifestyle’

Muchos productos no tienen un gran valor de forma intrínseca, sino que se valoran por las ventajas, beneficios o el valor percibido. Estos productos a veces no entran por los ojos en una fotografía en fondo blanco, o como poco resulta complicado determinar el valor que nos pueden aportar de un vistazo rápido.

En estos casos, las fotografías de estilo de vida nos permiten transmitir mucho más acerca del producto que una fotografía aislada del producto. Con estas fotografías buscamos explicar el contexto en el que el producto nos puede ayudar, o bien transmitir emociones asociadas al mismo.

Por ejemplo, en este trabajo que realizamos para Navit Plus, buscamos integrar su producto «Detox adelgazante» en un entorno cotidiano asociado a una vida sana. Por eso buscamos una escena en una cocina donde la fruta y los elementos naturales fueran protagonistas, y así poder realizar la asociación de este producto adelgazante (y vegano) con una escena de vida sana, equilibrada y feliz.

Fotografía del packaging

Tendemos a olvidarnos de packaging del producto, pero muchos usuarios quieren entender cómo recibirán el producto y cómo viene envuelto. Además, en algunos casos el packaging es una parte importante de la experiencia por lo que puede ser interesante enseñarlo también en fotografías.

En el siguiente ejemplo aparecen las gafas de sol para bebés de Kiddus, y una de las vistas que aparecen en la ficha de producto es precisamente la del packaging que en este caso es bastante curioso y singular.

 

Fotografía del proceso de fabricación

En algunos casos el proceso de fabricación es casi (o más) relevante que el propio producto ya que es lo que lo hace mágico y especial. Este es el caso de nuestros amigos de Café Leather Supply, que hacen productos de piel con un proceso de curtición 100% vegetal que hace que sus productos ganen calidad con el paso del tiempo.

En su ficha como marca en Amazon, utilizan fotografías que enseñan el proceso de fabricación para transmitir este que es uno de sus valores core, y eso permite aumentar la confianza de aquellos compradores que investigan con un poco más de profundidad a la marca que está detrás de los artículos que compran.

Y mucho más…

En este artículo nos hemos centrado en las fotografías de nuestros productos para marketplaces, pero hay mucho más contenido visual que podemos aprovechar para vender más en estos canales. Los vídeos del producto en acción, reviews de los productos en video o incluso los video-tutoriales son también formas de mejorar cómo vendemos nuestros productos en Marketplaces, pero eso ya es tema para otro día.

Existen muchos marketplaces en España en los que podemos poner en venta nuestro catálogo. Si conseguimos las imágenes y vídeos adecuados de nuestros productos, atraeremos a los clientes y nuestras ventas crecerán seguro.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram