Facebooktwitterlinkedin

El modelo de negocio de Spotify, empresa de servicios multimedia, se basa en el pago de suscripciones y el equipo de trabajo se integra al equipo de negocios centrándose en el crecimiento y la optimización. 

En este sentido, Andy Wiggan, head of payments de Spotify, afirma, “estamos implicados y conectados con el equipo de producto para la experiencia de pago, con el equipo de finanzas para la parte de operaciones y costes, y con el equipo de servicio de atención al cliente para garantizar la satisfacción de las personas con nuestra experiencia de pago”.

De esta forma, han logrado encontrar un factor diferenciador con otras empresas, donde se centran demasiado en los costos y por ende ubican sus pagos en el área de finanzas. En otros casos, las empresas concentran sus esfuerzos en la experiencia del usuario y el proceso de pago, situando sus pagos en el área de producto. Gracias a esta metodología de considerar los pagos como un motor de crecimiento, es que Spotify puede decir, orgullosamente, que ha alcanzado más de cincuenta millones de suscriptores activos.

De igual manera, viendo las necesidades del mercado se han adaptado a las realidades específicas que tienen. Por ejemplo, el pago con efectivo es el principal método de pago en Indonesia, además que las personas no están acostumbradas a los sistemas de suscripciones recurrentes. Es por esto que por esto introdujeron una pasarela de pago que permite transacciones en efectivo, cajeros automáticos y transferencias bancarias.

Pasarela de pago, fallos y reducción de fraude: los espacios que han sido optimizados por Spotify

En honor a la verdad, debemos decir que todo este éxito ha sido en gran parte gracias a Adyen, una plataforma de pago que puede usar cualquier negocio, sin importar su tamaño, para optimizar y agilizar su proceso de pago.

En el caso de Spotify, la herramienta les permitió acortar y optimizar su flujo de pago, pasando de un proceso súper largo y tedioso de dos páginas, hasta reducirlo a un proceso de una sola página y así brindar una mejor experiencia al cliente obteniendo más conversiones.

Por su parte, siendo Spotify una empresa que se basa en los pagos por suscripción, les resulta fundamental que los pagos sean satisfactorios y que se reduzca al mínimo la rotación involuntaria, motivada por problemas en el pago, y para ello utilizan dos métodos. El primero es reglas implementadas para reintentar las transacciones fallidas, además de esto confían en la lógica interna de reintentos que maneja Adyen, que les permite maximizar el índice de éxito de reintentos.

Por último, se han afianzado bastante con Adyen Revenue Protect, una herramienta que les permite reducir los problemas de fraude. Aunque aún queda camino por recorrer, esperan combinar la información de la herramienta con información interna que manejan sobre los clientes para optimizar y reducir al máximo los procesos fraudulentos.

En la actualidad, Spotify usa Adyen como pasarela de pago local en los mercados de Estados Unidos, España, Francia y Australia. Igualmente, lo usan para procesar pagos en 60 países. 

Imagen: Depositphotos.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!