Después de la web 2.0, la aparición de las aplicaciones móviles y la masificación de los teléfonos móviles, son muchos los expertos de marketing digital que aseguran que los chatbots son un paso adelante en la evolución de internet. Se trata de programas que simulan conversaciones con personas usando inteligencia artificial, lo que permite a los comercios online atender a un mayor volumen de clientes, reducir quejas por reclamaciones no respondidas y críticas negativas que quiebren la confianza que los clientes tienen en nuestra marca. 

Seguramente te habrás topado con ellos en todo tipo de comercio, porque su uso ha probado funcionar a la hora de aumentar las conversiones de clics en ventas. Desde comprar entradas para el cine hasta reservar una habitación en cualquier hotel de la cadena Marriott es posible gracias a la instalación de smart chatbots que permiten a los clientes contactar con el Servicio al Cliente o Customer Engagement Center mediante chats en Facebook Messenger, Whatsapp, Alexa, Google Assistant, Web Live Chat,  mensajes de texto, correo electrónico o Twitter. 

Las centralitas virtuales han resultado ser una solución productiva para sectores tan diversos como el bancario o el de las compañías aseguradoras, que utilizan sistemas capaces de dar información específica sobre pagos, cuentas o transacciones diseñadas por empresas. 

Tipos de Chatbots

Existen muchos tipos de chatbots que se pueden agrupar en dos grandes bloques: 

  • Dumb Chatbots: programados con una estructura sencilla de pregunta- respuesta estos chats se guían por protocolos preestablecidos y sus acciones son independientes. Son útiles para negocios pequeños o para dar información sencilla. 
  • Smart Chatbots: con una inteligencia artificial mejor desarrollada, este tipo de chatbot logra mejores niveles de interactividad con los clientes, aumentando la experiencia del consumidor. Están programados para procesar el lenguaje, lo que les permite entender y responder las peticiones de los clientes de manera más eficaz. Otra característica diferencial es que son capaces de aprender con cada conversación que entablan, algo que se conoce como machine learning. 

¿Qué buscan los chatbots? O mejor dicho, ¿qué consiguen? Tres grandes cosas: incrementar las ventas, mejorar la atención del cliente para agilizar sus gestiones y generar contenido con actualizaciones periódicas para los clientes. Las respuestas rápidas, el trato humanizado, la mejora en los procesos de compra, la resolución de problemas y la gestión de reservas son algunas de las gestiones que pueden resolver estos programas, que se traducen en dinero, como puede verse reflejado en el análisis de datos periódico. 

Para todos los tamaños

Los chatbots no son una inversión exclusiva de grandes empresas; cualquiera que tenga un e-commerce o sencillamente una web puede configurar un chatbot que le permita interactuar con sus clientes o lectores. Si tu marca, negocio o empresa aún no ha incorporado chatbots en su estrategia comercial, es momento de apostar por ello: aumenta las conversiones con los chatbots de gus.chat, una de las empresas que ha logrado desarrollar una tecnología muy interesante enfocada al mercado español y sus diferentes regiones, con una de las tasas de comprensión lingüística más altas de la industria. 

Junto a esa, son muchas las empresas que ofrecen este tipo de servicios y que pueden asesorarte a la hora de implementarlo en tu negocio. Solo debes investigar y elegir. 

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram