Copiar enlace

En el mundo del SEO, cada detalle cuenta y eso incluye la manera en la que se compone una URL. Para lograr esto, existe una serie de directrices a seguir para incluir cada elemento que resulte beneficioso para posicionar la web entre los primeros resultados de los motores de búsqueda.

Una URL (Uniform Resource Locator) es la dirección web que se utiliza para acceder a una página o recurso en internet. La misma consta de varios componentes, incluyendo el protocolo («http://» o «https://»), el dominio («www.ejemplo.com»), y la ruta específica del recurso (como «/pagina-ejemplo»). Estos elementos combinados proporcionan una dirección única para cada recurso en la web.

En el contexto del SEO, las URL juegan un papel importante. Pueden mejorar la experiencia del usuario y la visibilidad en los motores de búsqueda y las que son amigables para SEO suelen incluir palabras clave relevantes y describir claramente el contenido de la página. Esto facilita que los motores de búsqueda entiendan de qué trata la página y la clasifiquen de manera más efectiva, lo que puede ayudar a mejorar el ranking en los resultados de búsqueda.

Prueba Semrush gratis

Cómo mejorar las URL para optimizar tu SEO

Una estrategia esencial para garantizar que tus páginas web se posicionen adecuadamente en los motores de búsqueda y atraigan más tráfico es la optimización de las URL. Para ello, existen ciertos criterios a seguir:

1. Protocolo HTTPS

Si un sitio web aún utiliza HTTP, es esencial encriptarlo mediante un certificado SSL (Secure Sockets Layer), una medida que puede obtenerse a través de proveedores de hosting. Este proceso no solo fortalece la seguridad de los datos transmitidos, sino que también contribuye a mejorar la visibilidad y el posicionamiento del sitio web en los resultados de búsqueda.

2. Dominios

Un dominio web es la parte esencial de una URL que identifica y localiza un sitio web en Internet. Los nombres de dominio cortos y pegajosos tienen la ventaja de que los usuarios son más propensos a recordarlos y regresar a tu sitio web en el futuro.

3. No usar subdominios

El uso de subdominios no aporta beneficios sustanciales y pueden hacer que las URL sean más largas y complicadas. La eliminación de las «www» no afecta al funcionamiento del sitio web y simplifica las direcciones web, lo que facilita su escritura en los navegadores.

En cuanto a la organización del contenido en secciones, se sugiere utilizar subcarpetas en lugar de subdominios, especialmente si se busca un buen posicionamiento en los motores de búsqueda.

4. Usar un TLD adecuado

La elección de un TLD (Dominio de Nivel Superior) adecuado para tu sitio web es crucial y debe alinearse con la naturaleza y el propósito de tu plataforma en línea. La elección adecuada del TLD contribuirá a transmitir la identidad y la confiabilidad de tu sitio web:

  • .com: webs comerciales.
  • .org: organizaciones sin ánimo de lucro.
  • .net: empresas de software y alojamiento.
  • .edu: instituciones educativas.
  • .gov: instituciones del gobierno.

5. Usar subcarpetas

El propósito principal de las subcarpetas es organizar el contenido del sitio web en secciones lógicas y coherentes. Esto facilita la navegación de los visitantes, ya que les permite comprender en qué parte específica del sitio se encuentran.

6. Slug

Se refiere a la porción de texto que identifica de manera específica una página o una entrada en un sitio web. Su función principal es brindar a los usuarios una idea clara del contenido y el contexto de la página a la que están accediendo.

7. Parámetros de URL

Los parámetros de URL, también conocidos como cadenas de consulta, son componentes de una dirección web que se sitúan después de un signo de interrogación (?). Estos parámetros están formados por pares de claves y valores, que se separan mediante un signo igual (=). La clave indica el tipo de información que se está enviando, mientras que el valor representa la información específica que se está transmitiendo. Existen varios tipos:

  • De búsqueda: permiten a los usuarios realizar búsquedas específicas en el motor de búsqueda interno del sitio web, lo que facilita encontrar información relevante de manera rápida y eficiente.
  • De filtrado: estos parámetros permiten a los usuarios ordenar y filtrar listados según diversos atributos, como precio, disponibilidad, tamaño, marca, salario, ubicación, tiempo de vuelo, tiempo de entrega, valoraciones y más.
  • De seguimiento: con ellos, los propietarios de sitios web pueden rastrear el tráfico de sus anuncios y campañas de marketing, lo que proporciona datos valiosos para evaluar la efectividad de sus estrategias.
  • De paginación: facilitan la organización y la navegación entre las páginas, permitiendo a los usuarios explorar el contenido de manera ordenada y acceder a la información que desean de manera sencilla.

En definitiva, estas prácticas te ayudarán a mejorar tus resultados en los principales motores de búsqueda. Pero si quieres mejorar otros aspectos puedes probar la multitud de funcionalidades que te ofrece Semrush, una de las herramientas líderes en el mundo del SEO. Esta plataforma ha demostrado ser un aliado perfecto para las empresas que desean mejorar su clasificación en los motores de búsqueda y alcanzar una audiencia más amplia. Proporciona una gran cantidad de datos y funciones que permiten a las empresas no sólo comprender su posición online, sino también tomar decisiones estratégicas basadas en información precisa.

Si te interesa probarla, tenemos una ampliación de la prueba gratuíta de 7 a 14 días, a través del siguiente enlace. 😉

Prueba Semrush gratis

Este artículo contiene enlaces de afiliación de ….. Utilizarlos es una forma sencilla de ayudarnos a seguir creciendo 😉 

Foto: Freepik.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!