Facebooktwitterlinkedin

Al hablar de motores de búsqueda casi automáticamente pensamos en Google, o en algunos casos Bing o el ya prácticamente extinto Yahoo. Esto es normal, ya que este trío ha sido por años las principales plataformas de búsqueda en el macrouniverso de internet.

Sin embargo, con la evolución del ecosistema digital y con este de las demandas y la cultura de los usuarios nos encontramos con nuevos participantes en este terreno de la búsqueda en internet. En este caso nos referimos a YouTube, que más allá de ser la principal plataforma de visualización de vídeos en la red, también se ha convertido en el segundo motor de búsqueda más usado por los internautas.

Por esta razón y para entender el proceso del posicionamiento en resultados dentro de la plataforma de vídeos, Semrush ha publicado su Estudio SEO YouTube, que cubre las diferentes variables que influyen en la aparición de los vídeos entre los primeros resultados. Veamos algunas de sus conclusiones más relevantes.

Títulos y descripciones: ¿más palabras= mejor posicionamiento?

El estudio, como mencionamos, plantea un vistazo a los diferentes aspectos que constituyen el proceso de posicionamiento dentro de esta plataforma de vídeos. Los cuales se manejan entre el uso de palabras claves, las métricas de interacción, así como los elementos propios de los vídeos. Dentro de este último aspecto resulta interesante el acercamiento presentado hacia las descripciones.

Como vemos en esta imagen el 31% de los vídeos de mejor rendimiento dentro de la web, es decir, de los que tienen un mejor posicionamiento, tienen descripciones de entre 11 a 50 palabras, seguido por un promedio de 51 a 100 y 101 a 249 palabras, que mantienen respectivamente un 18%.

Sin embargo, al aplicar un poco más de profundidad en el estudio, resulta que en la práctica las descripciones suelen ser un poco más nutridas. De tal manera y en un plano general, la media de palabras para este campo se sitúa en un estimado de 107. Aunque el 17% de los vídeos que logran posicionarse en el primer resultado de la búsqueda, cuenta con una media de al menos 250 palabras en la descripción. Lo cual resalta la importancia de una información clara y complementaria que acompañe al vídeo.

En cuánto a los títulos, también relevantes en el SEO en YouTube, la cosa varía ligeramente. Así el 54% de los vídeos analizados para este estudio tienen una media de 8 palabras dentro del título.

En cuanto a los hashtags, la Academia de Creadores de YouTube ha dicho públicamente en uno de sus artículos que recomiendan a los creadores de vídeo a usar hashtags en sus descripciones. El estudio de Semrush muestra que el 36% de los vídeos en la primera posición los tienen. A partir de la posición número dos, el uso de los hashtags cae un 24%.

La duración del vídeo está ligada al tipo de contenido que presenta

El estudio también toma un enfoque hacia la duración de los vídeos, que se plantea como un factor de gran importancia para el posicionamiento. De tal manera, los resultados obtenidos durante el estudio muestran que casi la mitad de todos los vídeos que llegan a los 10 primeros resultados de búsqueda en YouTube duran entre 3 y 5 minutos. Los siguientes formatos de vídeo que tienen más éxito tienen entre 1 y 3 o entre 5 y 10 minutos de duración.

Tales resultados demuestran una tendencia hacia los contenidos más concisos y cortos, ya que son los que seguramente se puedan ver en su totalidad. Pero, el aspecto de la duración estará muy determinado por el tipo de contenido del vídeo.

Por otra parte, si los usuarios muestran interés por otro tipo de contenido, que tengan un carácter más analítico y que amerite una mayor explicación, el rango de tiempo será mayor. Por ejemplo, es prácticamente imposible que en unos 3 minutos logren ofrecer un contenido que cubra todos los campos de análisis de una película, serie, libro o teoría. Así, el 52% de los vídeos que posicionan para palabras clave «cómo» duran más de 5 minutos.

De igual manera, otro aspecto relacionado con la duración de los videos son las marcas de tiempo. Estas secciones dentro de la línea de tiempo del vídeo pueden ser especialmente útiles para los de mayor duración. Esto puede servir como una estrategia para aumentar el interés del público al poder navegar más libremente a través del contenido, aunque también podría significar que este no se vea en su totalidad.

Las interacciones van ligadas a los primeros puestos

El equipo de YouTube ha hecho público en determinadas ocasiones que el engagement de la comunidad es un factor importante dentro del posicionamiento en su plataforma. Por ello hacen especial esfuerzo en motivar a sus creadores de contenido a crear mayores y más profundas interacciones con sus seguidores.

En este orden de ideas el estudio evaluó las interacciones dentro de los resultados mejor posicionados, determinando que entre los primeros y segundos resultados existe una media de diferencia del 72% en cuanto a los likes. Esto, sin embargo, nos lleva a la diatriba del huevo y la gallina. En este caso solo podemos hacer conjeturas de qué fue primero, si el posicionamiento en primer lugar o la gran cantidad de likes. En el caso de los dislikes, o no me gusta, los primeros resultados también llevan una diferencia del 70% con los segundos, determinando que los principales vídeos presentan mayor interacción.

Eso sí, en los comentarios resulta más claro, que a mayor número de visualización mayor será la presencia de comentarios. Igualmente, en este apartado toma gran importancia el saludo y la conexión del creado con su audiencia al incitar a comentar y compartir, creando debate y por lo tanto engagement dentro de sus videos.

Finalmente, y tomando todo lo presentado en el estudio, queda claro que para el posicionamiento en YouTube la calidad del contenido es muy importante, no solo en cuanto a lo expuesto en el vídeo, sino en la edición, la forma y lo acorde que es el mismo con la temática que trabaja.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!