En Marketing4eCommerce acabamos de crear nuestro podcast, por lo que tenemos muy recientes todas las decisiones que hemos tomado para arrancarlo. Y como además de científicos somos muy generosos, queremos compartir los pasos que hay que dar para hacer un podcast lo más sencillo y económico posible.

Puedes ver nuestro tutorial de la mano de Rubén Bastón que te lleva por los intrincados caminos del podcasting en el siguiente vídeo:

Qué es un podcast

El término podcast se refiere a una emisión en play on demand, es decir, las personas lo buscan y lo reproducen o se lo descargan para escucharlo dónde y cuándo quieran, además puede ser bajo suscripción, o no.

Pero existe un gran problema al hacer un podcast y es que hay una gran diversidad de plataformas. Por ejemplo, si vas a grabar un vídeo, los emites en YouTube, pero en el caso de los podcast existen muchas plataformas diferentes donde acceden los usuarios a consumir contenido…y obviamente hay que tratar de estar en los máximos posibles.

Por qué deberías hacer un podcast ahora

Bueno, sabemos que los podcast no son nada nuevos, de hecho ya eran bastante conocidos allá por 2007 a 2010, pero estamos hablando de una cuestión de time to market. Vivimos en la que parece ser por fin la eclosión del formato podcast.

En Estados Unidos es un formato totalmente mainstream, conocido y respetado a todos los niveles de público, y cuentan con verdaderas estrellas ofreciendo su contenido sonoro.

En España se está popularizando mucho su contenido, y por ahora es empujado por programas de radio o TV como Nadie Sabe Nada, La Resistencia o el poder de comunicación de Grupo PRISA con Podium Podcast.

Esto nos da una idea del crecimiento de su popularidad, a medida que las apps para escuchar podcast se han incorporado como nativas en iPhone y Android que pueden ser escuchadas en Spotify.

La clave para hacer un podcast en este momento: la eclosión móvil

Para nadie es un secreto que el móvil se posiciona como el dispositivo en el que cada vez más personas consumen contenido…incluyendo podcast. Este es un formato atractivo ya que tiene una experiencia de consumo diferente a otras: permite su consumo en segundo plano mientras estás en el transporte, conduces, haces deporte, en la oficina, mientras cocinas o prácticamente donde sea.

Qué necesitas para comenzar un podcast

Por supuesto que lo primero que deberás tener en claro es la idea, un tema central que desarrollarás con toda tu creatividad, pero tras ello lo que necesitas es:

Micrófono

Puedes ver a los podcasters profesionales en un estudio de grabación profesional, con micros profesionales e inclusive mesas de mezclas. Obviamente eso es lo ideal debido a la buena calidad de sonido, aislamiento y opciones de edición, pero puedes hacer un podcast con muchísimo menos.

Nosotros comenzamos pensando utilizar los micros de pinza, y al final vimos que estos micros graban muy bajo cuando solo es audio…y que los superan en calidad el micrófono de los auriculares del iPhone.

Programa para grabación

Si grabas conversaciones a distancia, Skype cuenta con una opción de grabar la conversación que es muy útil. Si estás en persona, puedes probar con un integrador de dos minijacks con el que podrás integrar ambos micros al móvil y se puede grabar sin ningún problema con el programa de notas de voz.

Después solo tendrás que exportarlo al programa de edición que uses, además de que también puedes grabar con el programa de edición directamente.

Programa de edición

El más conocido y gratuito es Audacity, que es un software libre y muy fácil de usar. Si trabajas con Mac, encuentras nativo el Garage Band, que está pensado para edición musical pero para algo tan “sencillo” como un podcast también vale.

Si ya has pagado cualquier licencia de editor de vídeo, como Camtasia, Premiere de Adobe o Final Cut para Mac ¡también sirve para audio!, siempre habrá opción de exportar solo el audio.

Formato para subir el podcast

Ninguna plataforma quiere que subas archivos super grandes en .wav, así que el estándar es mp3. Si no lo tienes en ese formato, quizás debas contar con un conversor. En nuestro caso utilizamos el Online Audio Converter, que es gratis.

¡Cuidado al normalizar el audio!

Hay una tarea que suele dejarse pasar desapercibida para quienes inician en este apasionante mundo del podcasting (y que se sufre bastante en el oído) y esa es la de normalizar el sonido del podcast.

Un podcast que no ha sido normalizado es ese en el que se notan saltos de intensidad del volumen entre partes: de una canción a una voz, de locución de uno a locución de otro….una catástrofe. Para evitarlo hay una función que es “Normalizar audio”, y que se refiere a “igualarlo”, es decir sube lo bajo y baja lo alto.

Audacity tiene una función para normalizar pero nuestra experiencia es que no logra un resultado muy satisfactorio. José Carlos Cortizo, de En Digital nos recomendó el programa Auphonic, y es bastante bueno, además de que permite hasta 2 horas gratis al mes.

Si lo prefieres, hay programas específicos gratis que puedes encontrar, nosotros probamos en Mac MP3 Normalizer, pero los hay específicos para PC como MP3 Gain.

Dónde subir tu recién creado podcast

Ya tienes tema, ya tienes el primer episodio grabado, editado, pasado a mp3 y normalizado, y ¿ahora qué? Como decíamos anteriormente, lo peor del mundo del podcast es su dispersión. Los principales canales a los que acceden los usuarios para escuchar podcast son:

  • Apple Podcast: la app nativa de iPhone
  • Google Podcast: lo mismo, pero en Android
  • Spotify
  • Ivoox

Lo mejor es que lo subas en una plataforma y desde esa, lo distribuyas automáticamente a las demás con su feed RSS: una url pensada para compartir entre plataformas y que recuperen la info automáticamente.

Si decides subirlo a tu propia web y es WordPress, existe un plugin muy completo ¡y gratis!: PowerPress, que te facilita mucho el proceso. Pero ojo, ya que estarás subiendo a tu servidor archivos de 20 megas o más con cada programa, así que ten cuidado a cómo podría afectar esto a tu web.

Nosotros decidimos subirlo en una plataforma externa para evitar sobrecargar nuestro servidor. Para hacer esto hay dos opciones: lo subes a Ivoox que te dará un feed RSS que das de alta en las otras, o la subes a Anchor, una plataforma que acaba de comprar Spotify, que es mobile first y te permite tanto grabar el podcast de principio a fin, como subirlo y distribuirlo a otras plataformas.

Cómo dar de alta tu podcast en otras plataformas

Desde que la tengas en tu web, iVoox o Anchor, el reto es que la acepten en las demás. Anchor en teoría se encarga de darla de alta de forma automática, pero es tardado, así que nosotros lo hicimos manualmente:

Alta en Ivoox

En escritorio elige la opción “Subir” como si fueras a cargar un archivo cualquiera, y elige la opción de “Subir desde un feed”. Una vez que lo acepta recogerá automáticamente la info cada vez que subas en un alojamiento original.

Alta en iTunes

Este es un proceso mucho más tardado, ya que suele demorar una semana en procesar el permiso y pueden incluso rechazarlo si solo tiene un episodio o dos, así que si ves que te rechazan, es cuestión de esperar a que tengas 3 o 4 programas y volver a intentar. En su plataforma tienes que tener un usuario de iTunes para comenzar, y si no cuentas con él, tienes que crearlo sí o sí, pero una vez que lo tienes en esencia solo tendrás que introducir el feed RSS.

Alta en Spotify

Solo tienes que ingresar al sitio web para podcasters, capturar tu usuario y en cuestión de horas estará listo.

Alta en Google Podcast

Del mismo modo en Google Podcast tienes que ingresar al sitio web para podcasters, dar de alta el feed RSS y ¡ya está!

Con esto ya tendrás tu podcast en marcha y sin haber gastado nada, solo necesitarás tu ordenador, móvil, y un micrófono de auriculares… y claro, una conexión a internet.

Y por supuesto, te invitamos a suscribirte a nuestro podcast  en Anchor, o búscanos en Spotify, Ivoox o las apps de podcast en iPhone o Android.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram