Facebooktwitterlinkedin

La crisis derivada del coronavirus ha supuesto (de forma obligada) un cambio de hábitos en muchos campos, entre ellos el laboral. El teletrabajo ha sido la forma en que muchos negocios y empresas han podido seguir manteniendo su actividad, pero lejos de ser algo pasajero, parece que esta modalidad ha llegado para quedarse.

Sin embargo, no lo obviemos, a muchas compañías esto les ha pillado «fuera de juego» y aún no están preparadas para gestionar sus equipos de trabajo en entornos digitales.

El trabajo en remoto como un desafío para las empresas

La digitalización hace tiempo que llegó a nuestras vidas, si bien, como decíamos, con el Covid-19 ha cobrado más importancia y protagonismo. De esta forma, se presenta como una marcada tendencia de presente (muchas empresas y compañías siguen realizando su trabajo en remoto), y de futuro. Pero, ¿es esto algo pasajero derivado de la situación actual? Aunque poco a poco se irá instaurando la nueva normalidad y muchos negocios volverán, presumiblemente, a su actividad presencial, lo cierto es que el teletrabajo es todo un desafío para cualquier marca. El coronavirus no ha venido sino a apurar algo que ya estaba marcando tendencia.

Por ello, se hace importante formarse al respecto y adquirir todos los conocimientos que los entornos digitales exigen, para adaptarse a una nueva era que afectará a todos los sectores laborales. Y a este respecto, el Máster en Negociación, Liderazgo y Comunicación en la Empresa de la Escuela ELBS es una buena opción. Dirigido a distintos roles empresariales, la formación tiene una duración de 600 horas en modalidad online y tutorizado.

Cómo gestionar la comunicación interna en entornos de teletrabajo

Mantener la cohesión de los distintos equipos es fundamental, especialmente en contextos de teletrabajo. Cualquier compañía que esté utilizando las posibilidades que nos ofrece el mundo digital, debe también prever una buena comunicación interna en cada una de sus áreas o sectores. ¿Cómo hacerlo? Hemos resumido en una serie de tips los consejos que creemos útiles para aplicar en el mundo empresarial y conseguir con ello los objetivos marcados.

El rol del directivo en la organización

Las funciones de liderazgo, de asignación y control de tareas o de motivación del grupo forman parte del trabajo del directivo de cualquier empresa. Para ejecutarlas en el entorno digital debe hacerlo con proactividad, asegurándose de que cada empleado cuente con unas condiciones idóneas de trabajo, disponga de los equipos o materiales necesarios y tenga acceso a reuniones online o todo tipo de formaciones que favorezcan la consecución de objetivos y metas.

La gestión de las reuniones y de la negociación

La compañía debe contar con una plataforma de comunicación interna a través de la que pueda gestionar reuniones entre los distintos miembros de área, o entre empresa y cliente. Es importante que el espacio de trabajo en el que todos los miembros de la organización trabajan en común facilite la colaboración del equipo y favorezca este tipo de trabajo en remoto (chats grupales, encuentros virtuales, etc). Existen en la actualidad un montón de herramientas y plataformas, que aportan distintas funcionalidades relacionadas, como Slack, Microsoft Teams, Google Currents o Facebook Workplace.

Amazon se alía con Slack para reventar el mercado de las herramientas de comunicación para empresas

El liderazgo de grupos en el trabajo en remoto

Debe tomarse como una cadena de rangos. Si bien el directivo será el que organice todo desde arriba, es necesario establecer jefes de área que se encarguen del liderazgo de su grupo de trabajo. Solo así se gestionará de forma efectiva cada posible problema o imprevisto que pueda surgir durante la jornada laboral. En una plataforma online es más fácil que se trabaje cada área en pequeños grupos, a que una sola persona tenga que dirigir a toda una entidad en el día a día.

La resolución de conflictos

Toda empresa debe prever un gabinete de crisis ante posibles imprevistos. En el trabajo en digital esto se consigue con buenas herramientas comunicativas: videoconferencias, chats en vivo, aplicaciones móviles… que permitan actuar en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Top 8: las mejores herramientas para realizar videoconferencias

La motivación de los teletrabajadores

En este sentido cobra importancia el concepto de inteligencia emocional. Es algo que toda comunicación interna debe trabajar, y más en el entorno online. Ponerse en la piel del trabajador, empatizar, y ofrecerle formaciones que impulsen su desarrollo profesional son actos que ayudarán a mantenerle motivado. También premiar sus logros y valorar su trabajo, ejerciendo el respeto tanto en tareas como en horarios impuestos.

Teniendo en cuenta estos aspectos y, como decíamos, apostando por una formación especializada que nos instruya en todo lo relativo a comunicación y teletrabajo, conseguiremos introducirnos en el mundo digital de un modo sencillo y sobre todo efectivo.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram