Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

Siguiendo con la serie que iniciamos hace unos días sobre marketing político en España, vamos a continuar analizando la presencia de los principales partidos políticos en Twitter, que es en lo que centraremos el post de hoy.  Analizaremos a los 4 principales partidos (según todas las encuestas) de ámbito nacional: Partido Popular (PP) Partido Socialista (PSOE), Ciudadanos (C’s) y Podemos.

Nos encontramos ante un escenario inédito en la política española, regida durante décadas por el bipartidismo PP-PSOE con alternancia de ambos en el poder, a veces solos y a veces apoyados por fuerzas más pequeñas, tanto de ámbito nacional como partidos de corte nacionalista centrados en un solo territorio. Ahora aparecen, al calor de la crisis y del descontento de una parte significativa de la ciudadanía con la opción bipartidista, dos representantes de la “nueva política”: C’s y Podemos.

Partidos políticos en Twitter. Diferentes estilos para iguales propósitos

Aunque de entrada la confrontación de estos cuatro partidos políticos en Twitter  podría polarizarse entre los partidos tradicionales que han tenido que adaptarse a la irrupción de las redes por un lado y los “nativos digitales” por otro, en la realidad esta frontera no es claramente visible.

Si analizamos el número de seguidores, Podemos gana por goleada, ya que tiene 718.000 seguidores, mucho más que cualquiera de los otros tres partidos. Le sigue el PP con 373.000, PSOE con 285.000 y cierra C’s con 188.000. Sea como sea, la cifra de seguidores hay que cogerla con cuidado ya que es muy fácil comprar miles de seguidores falsos para engordar las cifras.

No decimos que los partidos políticos en Twitter lo hayan hecho, pero es una realidad muy tentadora que está ahí y no puede obviarse (recordemos que en 2003 la prensa americana desveló que más del 60% de los millones de seguidores de Obama eran falsos). En cuanto a actividad de la cuenta, por un lado Podemos ha publicado 33.000 tweets en su año de vida, mientras que los otros tres partidos políticos en Twitter han publicado 42.000 tweets (C’s), 39.000 (PSOE) y 23.800 (PP), todos ellos desde 2009.

Por tanto, teniendo en cuenta el tiempo que llevan en la red social, Podemos es de nuevo el partido más activo en Twitter. Este gráfico de T-cracia Lab muestra un Congreso repartido según el número de seguidores de los partidos en Twitter, claramente diferente al real.

Cómo gestionan su estrategia los partidos políticos en Twitter

El PSOE destaca por ser el más organizado: tiene 48 listas públicas, por 12 del pp, 7 de C’s y sólo una de Podemos. El PP destaca por el número de tweets a los que ha marcado como favoritos (10.200) frente a 974 del PSOE, 915 de Podemos y 432 de C’s.

Los siguientes gráficos muestan horarios de tuiteo y días de la semana (basándose en una muestra de los últimos tweets publicados). El gráfico muestra en gris los tweets originales, en verde los RTs y en negro las respuestas.

grafico de actividad de @PPopular

 

grafico de actividad de @psoe

grafico actividad @ahorapodemos

grafico actividad @ciudadanoscsObservando las gráficas, podemos extraer algunas conclusiones significativas sobre el comportamiento de los partidos políticos en Twitter:

  • Ninguno de los 4 partidos es muy proclive a la interacción directa. El número de respuestas es casi despreciable comparado con el volumen de tweets. Por un lado, la enorme difusión y la negativa reputación online de los partidos políticos en Twitter y en el resto de las redes sociales hace que sean muy cautelosos a la hora de responder. Generalmente esa labor se deja a los perfiles personales de los propios políticos y a las agrupaciones locales.
  • PSOE y Cs son los más retuiteadores, mientras que PP y Podemos no lo son tanto.
  • El volumen de tweets está muy concentrado en las mañanas, que es cuando suelen suceder las noticias políticas. desatendiendo las horas de más audiencia de la tarde-noche, donde suele haber un pico de usuarios que los partidos parecen ignorar. Sólo Ciudadanos hace un esfuerzo, aunque débil, por publicar algo por las tardes.
  • Todos tienen un volumen elevado de tweets en la noche de los sábados, que es cuando se emiten los dos debates políticos más vistos: La Sexta Noche y Un tiempo nuevo. Es decir, les interesa mucho la repercusión en Twitter de lo que se diga en esos debates.
  • En el caso del PP, hay un desequilibro excesivo hacia la publicación de tweets propios.

En cuanto a los estilos de los partidos políticos en Twitter, todos han comprendido que las imágenes son importantes. Mientras que PP apuesta claramente por los vídeos propios, PSOE y Podemos lo hacen por las imágenes promocionales, mientras que C’s tiene una falta clamorosa de imágenes.

Al contrario de lo que pudiera parecer, no hay grandes diferencias en el estilo. Dentro de sus opciones políticas (más críticas en el caso de los partidos que no están en el gobierno), todos tienen un claro perfil institucional.

Podemos es el que hace más intentos de acercamiento al lenguaje cotidiano, pero sin salirse de ese perfil neutro que a la larga resulta soso. Se nota en todos los casos que se trata de estrategias muy medidas intentando no salirse de su línea. En general, los partidos políticos en Twitter cuidan mucho las formas, lo que acaba igualándolos bastante. Pero hay algunas diferencias:

  • El Partido Popular es el que tiene el perfil más institucional de todos los partidos políticos en Twitter analizados, lanzando mensajes promocionales de forma sistemática. El PSOE hace algo similar pero algo más moderado.
  • Ciudadanos carga casi todas las tintas en publicar citas literales de lo que sus políticos dicen en los debates televisivos.
  • Podemos apuesta por dar más protagonismo al comentario de noticias que se publican en prensa, aunque también repite lo dicho en televisión por sus políticos, teniendo el perfil más agresivo desde el punto de vista del marketing de los cuatro partidos políticos en Twitter.
  • Todos ellos tienen un perfil demasiado centrado en sí mismos y demasiado “medido”. Ninguno de ellos se atreve a mantener debates en Twitter con otros partidos, a los que parecen ignorar, dado que es muy raro que se mencionen unos a otros. ¿Posible “pacto de no agresión” entre community managers o estrategia premeditada?

En resumen: Tanto los partidos tradicionales como los nuevos tienen estrategias clásicas de promoción. Habría que recordarles que estar presentes en Twitter y bombardear con sus mensajes no es suficiente y que Twitter ya no es un “nuevo medio”, sino un medio más, y uno de los más influyentes a la hora de crear opinión. El miedo a ser ridiculizados está, probablemente, detrás de la contención de las cuentas institucionales de los partidos políticos en Twitter, que dejan que sean las cuentas personales de sus representantes las que entren al trapo. Esto, siendo comprensible dentro de una estrategia de ámbito nacional, les hace perder muchas oportunidades de diferenciarse.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram